Anulan por fraude el resultado de “La Voz Kids” Rusia

La cadena de televisión rusa Pervy Kanal decidió anular los resultados de la final del programa ‘La Voz Kids’ después de que una compañía de ciberseguridad revelara un fraude durante la votación en el concurso en el que ganó Mikella Abrámova, hija de la famosa cantante rusa de pop Alsú y el empresario Yan Abrámov.

El pasado 26 de abril la niña de 10 años ganó la final de la sexta temporada del proyecto, al recibir el 56,5 % de los votos de los espectadores. Le siguieron Yerzhan Maxim con el 27,9 % y Valeri Kuzakov con el 15,6 %.

Ese resultado provocó una oleada de indignación en las redes sociales. Según el Centro de Estudio de Opinión Pública, las encuestas mostraron que más del 60 % de los espectadores consideraron que los resultados del concurso no eran objetivos.

Los espectadores creen que Mikella tenía una ventaja sobre los demás participantes, ya que por ella votaron los ‘fans’ de su madre, que son muchos. Además, los resultados podrían haberse visto influenciados por los llamamientos de compañeros y amigos de Alsú. Varias estrellas de la escena rusa pidieron a sus seguidores en las redes sociales que votaran por Mikella.

El 27 de abril la cadena anunció el inicio de la verificación de los datos de votación. El canal contrató a la compañía de ciberseguridad Group-IB para que lleve a cabo la investigación.

El director del canal, Konstantín Ernst, reconoció que “la actividad de llamadas y SMS en apoyo a uno de los participantes superó significativamente a la cantidad de votos por otros concursantes”, cita sus palabras la agencia Interfax.

Este jueves Group-IB reveló los resultados preliminares de la investigación, que confirman que en la votación tuvo lugar un impacto externo, lo que afectó los resultados del concurso.

Al analizar el tráfico, los expertos encontraron que hubo un envío masivo de mensajes automatizados. Según los cálculos, en total en el fraude participaron 300 números telefónicos, de los que fueron enviados 8.000 SMS. Todos esos números pertenecen al mismo operador y utilizan la misma tarifa. En el momento de la verificación, todos esos números no estaban disponibles.

Group-IB informó que los mensajes fueron enviados a favor del participante número 7, sin precisar su nombre, pero durante la final este número pertenecía a Mikella.

Además, la empresa calculó que más de 30.000 llamadas para votar en el concurso fueron recibidas de números casi idénticos a favor de uno de los participantes, sin precisar su nombre.

En una entrevista con Forbes, el jefe de Group-IB explicó que se utilizó una tecnología de votación automática. “Aproximadamente, el fraude de un voto cuesta alrededor de 20 rublos (0,3 dólares)”, añadió.

Teniendo en cuenta el precio de un SMS de 50 rublos (0,77 dólares) y de una llamada de 40 rublos (0,6 dólares), se puede estimar que el fraude costó aproximadamente 2,4 millones de rublos (37.000 dólares).

El proceso de verificación continúa y será concluido a finales de mayo.