A la antigua: Mensaje en botella les salva la vida

Luego de varios intentos fallidos de dar a conocer su paradero, una familia que quedó varada cerca del río Arroyo Seco, en California, optó por usar un método viejo pero eficaz: enviar un mensaje dentro de una botella, mismo que les salvó la vida.

Sorprendentemente, pocas horas después de arrojar la botella, un helicóptero de la patrulla de carreteras de California, Estados Unidos, acudió a su rescate. Ahora la familia está buscando a la persona que halló el mensaje y dio parte a las autoridades, pues según dijeron, nunca les dio su nombre.

Estaban perdidos y un mensaje en botella les salva la vida
El padre que llevaba cuatro días explorando la zona boscosa en compañía de su novia y su hijo de 13 años, Curtis Whitson, no se percató de que faltaba una soga en la parte superior de la cascada donde se quedaron varados. Esta representaba la única forma de bajar.

El hombre cuenta que se confió debido a que hace siete años había hecho el mismo recorrido, pero en aquella ocasión no sufrió de permanecer horas en un tramo aislado pues la cuerda para hacer rápel no cayó a consecuencia de las lluvias, como esta vez.

“Lo único que queda por hacer ahora es esperar”.
Curtis Whitson a su novia, Krystal Ramírez.
Mientras esperaba pensó que sus amigos sabían que la familia se encontraba en Arroyo Seco, pero pasarían días antes de que enviaran a un grupo de rescate. También intentó enviar innumerables WhatsApp, pero simplemente no tenía señal. Fue entonces cuando se le prendió el foco y recordó que en su mochila llevaba una botella de agua.

La tomó, raspó el plástico con la palabra AYUDA y le metió una nota escrita en un recibo donde informaba su ubicación exacta. Lleno de esperanza, la lanzó al agua. Alrededor de la media noche escuchó voces en un altavoz: “Esto es búsqueda y rescate: ¡los han encontrado! Quédense y volveremos a buscarlos mañana por la mañana”.

Una historia de terror con final feliz
Tan sólo a un cuarto de milla río abajo, dos excursionistas lograron avistar la botella y alertaron a Cindi Barbour, administradora del campamento de Arroyo Seco. Sin embargo, sus nombres no han sido descubiertos.

Lo cierto es que según Barbour, en toda su carrera no había escuchado de un rescate gracias a un mensaje dentro de una botella. Así que para festejar la suerte que tuvieron, Krystal le obsequió a Curtis, de 44 años y residente de la ciudad de Morro Bay, una botella de agua nueva adornada con un mensaje de amor.

Fuente: SDP Noticias