Por cuarentena, envía a su perrita a la tienda por unos Cheetos

Antonio Muñoz, un joven de Nuevo León, para evitar contagiarse de coronavirus tuvo la graciosa idea de mandar a su perrita a la tienda para comprar unos Cheetos.

Para saciar su antojo, y sin tener que exponerse al Covid-19, se le ocurrió escribirle y mandarle una nota al señor de la tienda, la cual colocó en el collar de su mascota.

“Hola, señor de la tienda. ¿Puede venderle a mi perrita unos Cheetos naranjas? Rojos no porque pican. En el collar trae 20 pesos. Ojo, si no atiende bien a mi perra lo muerde”, decía el recado.

La historia se publicó a través de Facebook y rápidamente se hizo viral. Las fotografías de la perrita haciendo el mandado causaron bastante risa, pues sí trajo lo que le pidieron.