¿Los perros también ríen o es algo solo de humanos? Un estudio lo explica

Muchas emocines que eran exclusivas de los humanos, aunque no lo creas también tienen una replica en sus animales específicamente el perro.

Por eso el primero en estudiar la sonrisa del perro fue Nobel de Medicina Konrad Lorenz. El científico, autor de best sellers, se refirió a la risa del animal en el libro ‘El hombre conoce al perro’ (Man Meets Dog, Routledge, 2002).  Aseguraba que cuando el perro sonríe “abre de forma ligera sus fauces y enseña un poco su lengua”.

Es más fácil ver su sonrisa cuando juega con alguien que lo quiere y trata con mucho cariño. También cuando pasa un buen rato acompañado de otros amigos peludos.

La experta en comportamiento canino Patricia Simonet, de la Universidad de Sierra Nevada, en EE.UU. hizo una investigación en la práctica sobre los canes. Se dirigió a un parque donde se podían observar muchos perros y llevó micrófonos.  

Su objetivo era  grabar la risa de estos perros cuando jugaban y se divertían. Descubrió que el  jadeo del can cuando juega no siempre suena igual.

Para un oído humano no entrenado, la risa del perro emitiría un sonido similar a un hhuh, hhuh”, dice Simonet. Las cintas fueron escuchadas por al menos un grupo de 15 cachorros. 

La impresión fue que los caninos “estallaron” de alegría con tan solo escuchar la risa de otros perros.

El veterinario Nicolas Dodman, director del departamento de comportamiento animal de la Universidad de Tufts en Massachusetts (EE.UU.) afirma que el perro tiene hasta su propio sentido el humor. 

Con información de Consumer.es