Joven de California es acusado de cortarle la garganta a un cachorro en Snapchat

Un hombre de California que publicó un video en Snapchat después de cortarle el cuello a su cachorro fue arrestado el lunes por un cargo de crueldad animal, dijeron fiscales federales. 

Angel Ramos-Corrales, de 19 años, fue arrestado en su casa de Riverside por un cargo de aplastamiento de animales, un delito federal por causar lesiones graves que conlleva una sentencia de hasta siete años de prisión si es declarado culpable. 

Ramos-Corrales degolló a su perro, Canelo, el 13 de febrero, según una denuncia penal presentada en el Tribunal de Distrito de EEUU. Ramos-Corrales publicó un video en Snapchat que mostraba al perro tirado en el suelo con un corte en el cuello. Dijo que el perro estaba muerto y que lo había “fumado”. Luego pateó al animal gravemente herido. 

Un sonido de llanto y jadeo que se escuchó en el video, que los investigadores originalmente creyeron que provenía del perro, fue identificado más tarde como el sollozo de la hermana del sospechoso, dijo el agente especial del FBI Colin Schmitt en una declaración jurada.

 Un conocido envió el video a una persona que llamó a la policía. Cuando los oficiales de Riverside llegaron a la casa, encontraron al perro aún vivo y con sangre en la ropa de Ramos-Corrales y cortes en sus manos. 

La sangre se esparció por toda la casa. 

Ramos-Corrales les dijo a los oficiales que había estado fumando marihuana y no recordaba exactamente lo que había hecho, pero que perdió el control cuando el perro lo mordió. 

Se refirió a sí mismo como un “asesino a sangre fría” que no podía dejar de lastimar al perro.

 Ramos-Corrales dijo que sintió remordimientos y que le echó alcohol isopropílico al perro. 

El perro fue llevado a un veterinario y sacrificado. Ramos-Corrales fue liberado con una fianza de $ 15,000 después de su comparecencia ante el tribunal. No se declaró culpable. 

Información de Milenio