Presenta la DSPM a sicarios detenidos ayer

Los tres detenidos la tarde del jueves tras haberse presentado dos hechos delictivos atendidos por policías municipales al norte de la ciudad, uno contra elementos de la CES y otro en contra de un ciudadano al que dos sujetos presuntamente mantenían privado de la libertad, dijeron ser originarios de Durango, Hermosillo y Ciudad Juárez, incluso éste al parecer integrante de la pandilla Aztecas con sede en la frontera de México.

Inicialmente, poco antes del mediodía del jueves, elementos de la Policía Municipal sorprendieron en las calles Mina Providencia y privada de Cataluña en la colonia Villas del Rey, a dos sujetos que a bordo de una pick up llevaban maniatado a un hombre de 30 años de edad hacia una vivienda ubicada en las inmediaciones de dichas calles.

Quienes dijeron ser José Antonio P. C., de 39 años de edad, así como Juan José T. L., de 38, viajaban en una Ford azul modelo 74 con placas nacionales ED 93761 y además portaban dos bolsas con 30 porciones de al parecer cristal. El primero de ellos dijo ser originario del estado de Durango; en tanto el segundo, de la ciudad de Hermosillo, Sonora.

Un tercer detenido durante un operativo conjunto y que dijo ser originario de ciudad Juárez y muestra en su cuerpo tatuajes que lo relacionan como probable integrante de la pandilla Los Aztecas, responde al nombre de Mario Gilberto C. G., de 38 años y es el probable responsable de haber disparado contra elementos de la Comisión Estatal de Seguridad que se encontraban al norte de la ciudad.

Mario Gilberto fue ubicado a bordo de una camioneta Windstar dorada modelo 96 en las calles Arroz y Progreso Nacional, misma que resultó contar con reporte de robo y en cuyo interior portaba un arma de fuego tipo fusil AM 15 calibre 223, de la marca Anderson, con un cartucho útil y varios percutidos dispersos en la alfombra de la camioneta.

En ese sentido los tres probables delincuentes y la aparente víctima de privación ilegal de la libertad, fueron llevados a la Comandancia Norte y posteriormente puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado junto con las evidencias de ambos casos, con el fin de dar inicio a las carpetas de investigación respectivas. En el caso de la presunta víctima de privación, cabe mencionar que en marzo del presente año fue detenida justo en las mismas calles donde lo localizaron, pero en aquella ocasión por robo de auto.