Disputa entre Cártel de Jalisco, Sinaloa y Juárez por territorios dispara violencia

Fuentes del Gabinete de Seguridad Nacional informaron a La Jornada que la violencia que ha azotado al estado de Chihuahua y Sonora es producto de la disputa del Cártel de Jalisco Nueva Generación por territorios en el estado, sobre todo en la zona serrana, y por divisiones internas entre el Cártel de Sinaloa y Cártel de Juárez.

Señalan que la división interna en los cárteles que han mantenido presencia en el estado de Chihuahua con grupos como Los Cabrera, Gente Nueva, La Línea, Los Salazar, Los Mexicles, Los Artistas Asesinos y Los Memos, ha incrementado la violencia que se vive tanto en Chihuahua como en el estado de Sonora, los cuales conforman parte del llamado Triángulo Dorado.

Aunado a esto detallan que las acciones del Cártel de Jalisco Nueva Generación para ingresar a territorios de los mencionados grupos delictivos han derivado en la confrontación entre integrantes de bandas como Los Salazar, que surgió bajo el mando de Adán Zamorano, detenido en 2011, y ahora es encabezada por su hermano Crispín, atribuyéndoles a estos el control en regiones que van desde la Sierra de Chihuahua hasta la zona norte de Sonora, donde sostienen disputas con Los Memos, una organización fundada por Guillermo Nieblas.

Para estas fuentes consultadas, dichas organizaciones han estado involucradas en ataques ocurridos en la Sierra de Chihuahua en busca del control de los puntos de ingreso de droga a través de Arizona, Estados Unidos y Sonora, México, en tanto los grupos del Cártel de Juárez sostienen disputadas por la división del Cártel de Sinaloa tras el arresto de Joaquín El Chapo Guzmán.

En todos los enfrentamientos que se han registrado tanto en Chihuahua como Sonora se han involucrado integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, células de Sinaloa y del Cártel de Juárez, por medio de La Línea, quienes tratan de defender sus posiciones.