* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Una mujer apuñala con saña durante cuatro minutos a una amiga en un tren en el Reino Unido

Una corte de Newport, en Gales (Reino Unido) ha condenado este martes a una mujer de 42 años a cadena perpetua, con ocho años y cuatro meses de prisión efectiva, por apuñalar “de manera encarnizada y sostenida” durante cuatro minutos a una amiga mientras iban en un tren, informa Wales Online.

El ataque ocurrió el pasado 15 de abril, cuando Lisa Savage, la condenada, iba en un tren junto a Sarah Hayton desde Birmingham para visitar a la madre de la primera en la localidad galesa de Aberdare. Las mujeres se conocían desde hacía unos 20 años y vivían en el mismo hostal desde que ambas salieran recientemente de la cárcel.

Se detalla que Savage cuenta con un amplio historial de ataques violentos —el primero de ellos cometido a los 14 años— y que en el año 2000 ya había sido sentenciada a una cadena perpetua con un mínimo de tres años de prisión por herir a un exnovio en el rostro con un cúter. Además, la mujer estaba últimamente obsesionada con las películas de asesinos en serie.

La condenada tenía una relación sumamente deteriorada con su madre, que incluso le envió un mensaje diciéndole que no quería verla más. Ante esta situación, Savage decidió enfrentarse a su madre —con la intención de asesinarla, según confesó posteriormente— y pidió a Hayton que la acompañara.

Imágenes del ataque registradas por el sistema de vigilancia del tren. / British Transport Police
Durante el trayecto, mientras ambas mujeres se encontraban bajo los efectos de las drogas y el alcohol, Hayton cambió de parecer y desistió de su intención de participar en el encuentro. Entonces, Savage sacó uno de los cuchillos que había tomado del hostal y comenzó a asestarle puñaladas a su amiga en el cuello y el rostro, llegando incluso a provocarle dos heridas punzantes en los ojos.

Un guardia ferroviario alertó a la Policía¡ cuando vio a través del sistema de vigilancia como la víctima del ataque se arrastraba por el vagón en medio de una gran cantidad de sangre.

Savage logró forzar las puertas del vagón con sus manos ensangrentadas y escapar cuando el tren se detuvo en la estación de Chepstow, si bien posteriormente fue arrestada en un parque cercano mientras vociferaba de manera ininteligible.

La agresora admitió posteriormente la autoría del ataque y exclamó: “Joder que sí lo hice, ¿no es cierto? Jodidamente brillante. ¡Asesina psicópata!”. En cuanto a su víctima, recibió 67 suturas superficiales y otras 20 profundas, quedando su visión y su estado de salud seriamente deteriorados a causa de las heridas.

Fuente: RT