* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Tres mexicanos acusados de narcos en Malasia se salvan de la horca, pero seguirán presos

Las autoridades de Malasia cambiaron la pena de muerte a la que fueron condenados tres mexicanos en 2012 y la sustituyeron por cadena perpetua, informó el jueves la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

Según explica la cancillería en un comunicado, los hermanos Simón, Luis Alfonso y José Regino González Villarreal, originarios del estado de Sinaloa, fueron detenidos en marzo de 2008 en el estado de Johor por la Policía Real de Malasia. Se les sentenció a pena de muerte por los culpables del delito de narcotráfico.

“La SRE reitera su compromiso con la protección de las personas mexicanas en el exterior y la más alta prioridad en casos que implican una aplicación de la pena de muerte, sin prejuzgar la posible culpabilidad o inocencia de los acusados”, matiza la nota.

En 2015, el Tribunal Federal de Malasia confirmó la pena de muerte a los tres hermanos mexicanos, a los que sólo les quedó el indulto para escapar a la horca por un delito de narcotráfico cometido siete años atrás.

En ese momento, los condenados escucharon la sentencia en el tribunal en la capital administrativa de Purtrajaya, donde estuvieron acompañados por algunos familiares y el embajador mexicano en Malasia, Carlos Félix.

Los cinco jueces del tribunal desestimaron los argumentos de la defensa, que apuntó a las supuestas inconsistencias de las pruebas y la manipulación de la droga incautada.

Sin Embargo