Tormenta azota a siete países europeo

Gran parte de Europa fue golpeada por fuertes nevadas, vientos, hielo y precipitaciones causando perturbaciones en l+os transportes y dejando a miles de hogares sin electricidad.

En Reino Unido, las importantes nevadas de ayer se concentraron en el centro de Inglaterra, pero también en Escocia, Irlanda del Norte y Londres, causando problemas en los transportes carreteros, ferroviarios y aéreos.

El aeropuerto de Birmingham, la segunda ciudad del país, estuvo cerrado toda la mañana de ayer y reabierto por la tarde, por lo que decenas de vuelos fueron cancelados, aplazados o desviados a otros aeropuertos británicos.

Asimismo fueron suspendidos o retrasados numerosos vuelos en el aeropuerto de Luton, en el norte de Londres, donde todas las pistas volvieron a abrir por la tarde, tras estar cerradas por la mañana.

Y el transporte ferroviario se vio perturbado en gran parte de Inglaterra y Gales.

Varias autopistas y carreteras en las zonas afectadas tuvieron que ser cerradas después de que se produjeran colisiones, según la empresa administradora de la red vial.

En Francia, la alerta naranja fue activada en 32 departamentos, especialmente en el norte, donde los fuertes vientos dejaron sin electricidad a 20 mil hogares.

Un ferry de la compañía británica P&O con más de 300 personas a bordo encalló en el puerto de Calais sin causar heridos, pero interrumpiendo el tráfico en el Canal de la Mancha.

En Córcega, en alerta de inundaciones por lluvias, el mal tiempo provocó el cierre de los aeropuertos de Ajaccio y de Figari.

Por otra parte, Alemania también se despertó bajo una capa de nieve y temperaturas que rondaban los cero grados. En el aeropuerto de Fráncfort más de 300 vuelos fueron cancelados, y otros cientos retrasados, a causa del temporal.Tan sólo ayer debía operar un total de mil 260 vuelos.

El aeródromo de Düsseldorf también tuvo que cerrar durante cuatro horas por la tarde. Mientras que en el Estado de Renania del Norte-Westfalia varias líneas ferroviarias sufrieron cancelaciones y retrasos.

En Suiza, el aeropuerto de Zúrich también tuvo que cancelar un total de 80 vuelos.

ANA NO DA TREGUA

En Portugal y España la tormenta Ana ha dejado estragos a su paso. Nueve provincias españolas están en alerta roja por “riesgo extremo” de rachas de viento muy fuertes, de hasta 140 kilómetros por hora. Se prevé que sus efectos se extenderán del norte hacia el centro del país.

Ana obligó también a decretar la alerta en Portugal por vientos fuertes, precipitaciones intensas, agitación marítima y caída de nieve, que han llevado a las autoridades lusas a lanzar varios avisos a la población.

El Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera colocó a ocho distritos del norte y el centro del país en aviso rojo debido a vientos fuertes que pueden alcanzar los 130 kilómetros por hora en las zonas de mayor altitud.

Fuente: Excélsior