Meghan Markle se queda sin personal: otra asistenta presentó su renuncia de forma inesperada

La partida de Samantha Cohen, de 50 años, miembro clave del personal de Meghan Markle en el Palacio de Kensington, alimenta los rumores de que es difícil trabajar para la duquesa de Sussex.

La secretaria personal del príncipe Harry y su esposa abandonará su cargo después del nacimiento del hijo de los monarcas en la primavera europea. Esta salida se conoce solo unas semanas después de que otro miembro del staff renunciara repentinamente.

Cohen también fue una de las ayudantes más confiables de la reina Isabel y se desempeñó como secretaria de comunicaciones. Pasó 17 años trabajando para la familia real.

Se unió a Meghan y Harry temporalmente cuando el puesto fue dejado vacante por Edward Lane Fox, quien se fue después de cinco años de servicio.

Según los informes de la prensa local, la duquesa estaba especialmente interesada en contratarla de forma permanente, pero Cohen se negó y se irá el año próximo.

Cohen fue vista como la ayudante perfecta para que Meghan se estableciera en la familia real. Las fuentes afirman que también aconsejó a Meghan sobre su maquillaje y la ayudó a comprender las complejidades de la familia real.

La asistente personal de Meghan, Melissa Touabti, también renunció, solo seis meses después de la boda real en el Castillo de Windsor en mayo pasado.

Toubati había trabajado anteriormente para Robbie Williams y su esposa, Ayda Field.

Cuando renunció, una fuente del palacio autorizada elogió el rol que jugó en la organización del enlace, que sucedió tras un escándalo protagonizado por la familia de la novia.

Fuente: Infobae