Irán decreta luto nacional por sismo de 7.3

Los rescatistas iraníes buscaban a posibles sobrevivientes del sismo de magnitud 7.3 que el domingo por la noche sacudió el oeste de Irán (donde se decretó undía de luto) y varias regiones iraquíes, dejando más de 400 muertos y más de siete mil heridos.

La mayoría de las víctimas de la catástrofe se registraron en Irán, en donde la Organización Nacional de Gestión de Desastres cifró el número de víctimas mortales en 445. En tanto, se estima que hay más de siete mil 300 heridos, todos en la provincia de Kermanshah, fronteriza con Irak.

En este último país el balance oficial ascendía a ocho muertos y 336 heridos.

El vicegobernador de la provincia de Kermanshah, Mojtaba Nikerdar, informó que numerosas personas se encuentran aún bajo los escombros, por lo que la cifra de víctimas mortales podría aumentar.

Con paso de las horas, las autoridades se enfrentaban al desafío de refugiar y alimentar a decenas de miles de personas obligadas a dormir en la intemperie.

Las necesidades inmediatas de la gente son las tiendas, agua y alimentos”, declaró a la televisión estatal iraní el general Mohamad Ali Yafari, jefe de los Guardianes de la Revolución, durante una visita.

El epicentro del temblor se situó unos 50 kilómetros al norte de Sare Pole Sahab, en Kermanshah. En esa localidad murieron unas 280 personas.

Según varios medios iraníes, una mujer y un bebé fueron rescatados vivos de entre los escombros en esa ciudad.

Fotos de la agencia Isna tomadas en Sare Pole Sahab muestran coches aplastados por los escombros al pie de los edificios. Según responsables locales, el hospital y la mitad de las escuelas de la zona resultaron dañadas.

PUBLICIDAD

inRead invented by Teads
Según la Media Luna Roja, además de Sare Pole Sahab, también se vieron afectadas las ciudades fronterizas de Ghassre Shirin y Asgal.

En la capital provincial Kermanshah hubo menos muertos y daños, no obstante, muchas personas pasaron la noche en la calle por temor a nuevos temblores.

Según el gobierno iraní se distribuyeron 22 mil tiendas, 52 mil frazadas, casi 17 toneladas de arroz, 100 mil conservas y más de 200 mil botellas de agua.

Pero los afectados, muchos de ellos envueltos en frazadas, pedían ayuda en medio de edificios derrumbados.

Los cortes en los caminos dificultaban los trabajos de rescate para llegar a las localidades más remotas. El director de la Media Luna Roja iraní dijo que más de 70 mil personas necesitaban refugios de emergencia.

Mientras que el suministro de electricidad y agua estaba cortado en varias ciudades iraníes e iraquíes.

PRESIDENTE IRANÍ PROMETE TODA LA AYUDA

El presidente iraní, Hasán Rouhaní pidió ayer la colaboración de todos los organismos oficiales competentes y a los equipos de rescate para alojar a los damnificados por el terremoto y atender a los miles de heridos.

Es imperativo que todos los organismos responsables y de rescate en estas provincias y las vecinas trabajen juntos en plena colaboración para utilizar todas las capacidades disponibles para proporcionar socorro, alojamiento y atención a los heridos”, dijo Rohaní en un comunicado. Además, visitará hoy la zona damnificada.

El Presidente iraní explicó que se ha mantenido desde el comienzo “en constante contacto” con las autoridades de Kermanshah y con el ministro del Interior y que se movilizaron los recursos de instituciones públicas y militares, así como de las ONG.

Según varios medios de prensa iraníes, centenares de ambulancias y decenas de helicópteros del ejército fueron movilizados para operaciones de rescate.

También se evacuó a 200 heridos por avión para hospitalizarlos en Teherán.

En tanto, Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, Siria, España, Nicaragua, entre otras naciones, además de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y el Papa enviaron sus condolencias a las víctimas del sismo.

Además, Berlín y Naciones Unidas ofrecieron ayuda en caso de necesidad.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores italiano prometió el envío de un avión a Sulaimaniya con 12 toneladas de ayuda de emergencia y está considerando enviar ayuda financiera a través de la Media Luna Roja iraní.

Desde Turquía llegó un avión militar con ayuda y equipos de rescate, según informó la agencia de noticias Anadolu. Se han enviado cinco mil tiendas de campaña y siete mil mantas, ya que en la región del sismo las temperaturas rozan los cero grados por la noche.

Fuente: Excélsior