Acción ejecutiva de Trump no es reunificación sino ‘prisión familiar’: ONG

Grupos defensores de los derechos de los inmigrantes condenaron la orden ejecutiva emitida este miércoles por el presidente estadunidense Donald Trump para poner fin a la separación de niños y padres migrantes, al señalar que no busca la reunificación familiar sino el encarcelamiento familiar por tiempo indefinido.

No es reunificación familiar, es encarcelamiento familiar”, dijo en rueda de prensa Francisca Porchas, directora de Movimiento Puente, una organización defensora de los derechos de los migrantes con sede en Phoenix, Arizona.

Porchas señaló que la acción ejecutiva de Trump institucionaliza el encarcelamiento de las familias que cruzan la frontera en busca de refugio y asilo, y advirtió que “esto no es ninguna victoria; no es ninguna solución”.

La activista denunció que la acción de Trump de este miércoles forma parte de una “táctica”, un plan preconcebido, para normalizar en Estados Unidos el encarcelamiento de las familias de los migrantes por tiempo indefinido. “Se busca hacer de la detención de familias parte de la cultura”, advirtió.

Dijo que la acción ejecutiva del presidente contempla la expansión de los centros de detención de inmigrantes.

Cesar Espinosa, director ejecutivo de Familias Inmigrantes y Estudiantes en la Lucha (FIEL), organización de defensa de migrantes en Houston, Texas, aseguró que la acción ejecutiva de Trump “no representa la solución que se necesita para el problema de las familias centroamericanas huyendo de sus países por diferentes circunstancias”.

Espinosa advirtió que la administración Trump “seguirá persiguiendo criminalmente a las familias y se mantendrán encarceladas”.

Estamos firmemente en contra de la orden ejecutiva porque continuará deteniendo niños. Solo se usa como un truco político para parecer más ‘compasiva’, pero al final del día los niños continuarán siendo detenidos” expresó.

Dijo que FIEL y otros grupos defensores de migrantes “seguiremos presionando a la administración y al Congreso para que arreglen nuestro sistema de inmigración para que no se detenga a ningún niño”.

Fuente: Excélsior