Sedesol “pagó” 65 millones 891 mil pesos a fallecidos

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró que en 2016 la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) realizó el pago a 17 mil 674 personas fallecidas en tres diferentes programas de la dependencia federal, lo que implicó un daño al erario por 65 millones 891 mil pesos. Lo anterior lo publicó el diario El Universal.

La dependencia federal realizó “pagos injustificados” a 16 mil 997 beneficiarios del Programa de Pensión para Adultos Mayores (PPAM), lo que representó un gasto de 64 millones 152 mil pesos que se entregaron a adultos con “estatus de fallecidos”.

La auditoría también informó que se detectó que 284 personas dentro de esa misma categoría se encontraron en el Programa de Empleo Temporal Inmediato (PETI) y recibieron 520 mil pesos; mientras que 393 beneficiarios que estaban inscritos en el Programa de Empleo Temporal (PET) se les entregó un millón 218 mil pesos y tenían la misma condición de muerte.

El organismo fiscalizador encontró estos daños al erario público debido a que se solicitó al Registro Nacional de Población (Renapo) corroborar la localización de beneficiarios y el estado de defunción de los tres programas, donde identificó inconsistencias con respecto a la información contenida en la base de datos proporcionada por la Sedesol.

En la base de datos de la secretaría se encontraron carencias en su base de información, donde en algunos casos los beneficiarios carecían de Clave Única de Registro de Población (CURP), Registro Federal de Contribuyentes (RFC) o no había datos básicos como edad o sexo.

Por otra parte, en la revisión de la cuenta pública se identificó que porque no se han terminado de reconstruir y rehabilitar 629 escuelas, afectadas por lluvias severas, inundaciones, sismos ocurridos en 2013 y 2014, o fenómenos como “Ingrid” y “Manuel”, el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa tendrá que regresar 782 millones 552 mil 700 pesos.

De acuerdo con la tercera etapa en la revisión de la cuenta pública de 2016, el Inifed no cumplió con el objetivo del Fideicomiso 2003 Fonden, puesto que no comprobó la realización y conclusión de los trabajos para rehabilitar 629 escuelas afectadas, ni con la instalación y mantenimiento a 8 mil bebederos en escuelas del sistema educativo nacional, programados para el ciclo escolar 2016-2017.

El Fonden autorizó recursos por 2 mil 639 millones 678 mil 100 pesos para rehabilitar, reconstruir y equipar 666 escuelas afectadas por seis fenómenos naturales ocurridos en 2013 y 2014 en el estado de Guerrero, de los cuales, a la fecha del cierre de la auditoría en octubre de 2017, se ejercieron mil 600 millones 179 mil pesos (60.6% de los recursos) para rehabilitar 425 escuelas, de las cuales 37 están concluidas y 388 se encuentran en proceso; los restantes mil 39 499 100 (39.4%) son para concluir estás últimas escuelas y para iniciar la rehabilitación de otras 241.

“Al 31 de diciembre de 2016, se tenían registrados 267 contratos, por 933 millones 735 mil 800 pesos, de los que se pagaron 708 millones 664 mil 400 pesos, sin proporcionar documentación comprobatoria de la realización de los trabajos para la rehabilitación de las escuelas afectadas, aun cuando estaban vencidos los plazos de ejecución pactados en los contratos. El Inifed celebró 390 contratos, por mil 500 millones 711 mil 700 pesos, por medio del procedimiento de adjudicación directa, los cuales rebasaron los montos máximos autorizados por el Comité de Obras Públicas del Inifed, sin justificar su excepción a la licitación pública ni informar al Comité de Obras Públicas, como lo establece la normativa”.

– 629 escuelas debían ser rehabilitadas pero los planteles aún presentan fallas.

– 16,997 beneficiarios fallecidos en el programa a adultos mayores.