* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

¿Por qué México tiene los dos únicos pandas en el mundo que no pertenecen a China?

“Pequeño panda, aún no andas y ya queremos verte jugar, con tu mamita que está orgullosa porque naciste en nuestra ciudad. Y en nuestro bosque maravilloso donde yo gozo y soy muy feliz”.

Estas palabras forman parte de una canción emblemática en México a principios de los años 80 que se sigue escuchando de vez en cuando en la radio.

Pocos mexicanos podrían leer esas líneas sin tararear, recordando en su mente la voz de la reconocida cantante Yuri.

La canción es sólo un ejemplo de la fama que obtuvieron hace más tres décadas los osos pandas del zoológico de Chapultepec, en Ciudad de México.

Por esa época estaban en todos los noticiarios, periódicos y en las conversaciones.

Fue en el zoológico de Chapultepec donde por primera vez nacieron osos pandas en cautiverio fuera de China.

Regalo de China

En 1975 el gobierno de Pekín regaló a México dos ejemplares de oso panda, una hembra y un macho.

Panda comiendo bambú.
México fue el primer país fuera de China donde se reprodujeron pandas en cautiverio.

Esta pareja, que llegó adolescente a México, tuvo su primer hijo en 1980, Xen Li. Sin embargo, este osezno sobrevivió solo 8 días. Murió aplastado accidentalmente por su madre cuando dormían.

La siguiente descendiente fue Tohui, que nació en 1981. Para ella fue compuesta la canción. Esta cría se volvió un emblemano solo del zoológico y del país, sino también de la conservación de pandas en el mundo.

Tohui, que significa “niño” en Tarahumara, fue el nombre que se escogió para la panda en un concurso a nivel nacional, antes de que se supiera que era hembra.

Como su nacimiento, toda su vida fue seguida en los medios y todos en México sabían quien era.

Además de Xen Li y Tohui, los dos pandas regalados de China procrearon al macho Liang Liang (que significa brillo), y a dos hembras sobrevivientes de dos partos de gemelos, Xin Hua (flor de diente de león) y Shuan Shuan (doble doble).

Fuente: La Opinión