* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Menores matan de 25 puñaladas a comerciante y los dejan en libertad

José Ángel Morales fue asesinado con saña. Al menos 25 puñaladas presentaba su cuerpo hallado en su casa de la colonia Zaragoza, donde tenía un negocio de abarrotes y venta de cerveza. A pesar de eso, los menores de 15 y 17 años que lo masacraron fueron dejados en libertad con la medida del brazalete electrónico, luego de la audiencia inicial realizada ayer. Lo anterior lo publico el diario Vanguardia.

Se informó que fue detenida una tercera involucrada en el crimen: Patricia Morales Rodríguez, autora intelectual, quien al igual que los menores fue presentada ayer ante un juez de control. A ella sí se le dictó prisión preventiva.

La mañana de ayer se realizó la audiencia inicial de manera simultánea en las salas dos y tres del Centro de Justicia Penal.

La de los menores se realizó de manera privada, y de manera extraoficial se informó que se les dejó en libertad, pero serán monitoreados con el brazalete electrónico.

Tendrán que comparecer cuando sean requeridos y será hasta el próximo miércoles 15 de agosto cuando serán citados a la audiencia de vinculación a proceso.

El juez se basó que la Ley Nacional de Adolecentes para que a los menores no se les siguiera su proceso en prisión preventiva, y determinó que no hay riesgo de que evadan la acción de la justicia, ya quesus padres cuentan con viviendas propias y trabajos estables.

A Patricia Morales, por ser mayor de edad, se le dictó prisión preventiva oficiosa y tendrá que permanecer en el Centro de Reinserción Social Femenil de Saltillo, a la espera de que definan su situación legal.

Lo que se informó en la audiencia de la mujer es que la madrugada del lunes 6 de agosto, Patricia reunió a su yerno de 17 años y a uno de sus amigos para ir al domicilio de José Ángel, de 52 años, que se localiza en calle Jardín de la colonia Ignacio Zaragoza. Ya habían planeado robarle.

Aparentemente convivieron con la víctima, pues Patricia podría haber tenido alguna relación con él. Luego los adolescentes cumplieron con la orden de apuñalarlo y lo lesionaron en más de 25 ocasiones hasta causarle la muerte.

Después del crimen, se apoderaron de mercancía diversa, bebidas y cigarros por un monto cercano a los 70 mil pesos,además de 24 mil en efectivo.