En riesgo de morir 20 mil familias por lluvias

En México hay al menos 20 mil familias que se encuentran en riesgo ante los efectos de fenómenos meteorológicos como tormentas, al habitar en alguna de las 700 zonas de laderas que se concentran en los estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Puebla. Lo anterior lo publicó el diario El Universal.

Se requiere de una mayor cultura de prevención de riesgos, pero también de una mejor planeación urbana para evitar que la población habite zonas riesgosas como barrancas o las orillas de ríos, que ante la presencia de algún fenómeno hidrometeorológico representan un peligro.

Luis Felipe Puente Espinosa, coordinador Nacional de Protección Civil, comentó que se tienen identificadas al menos 700 zonas de laderas en el país, pero podrían existir más debido a que la población se asienta en zonas alejadas, por lo que se dificulta su registro.

“Son mucho más que 15 mil o 20 mil familias que habitan en estas laderas y que estamos mandándoles siempre a los titulares de Protección Civil, recomendaciones de cuidado para la vida de estas personas, sobre todo en temporadas de lluvias.

“No son desarrollos autorizados por algún alcalde, (son) pequeños grupos de gente que se dedican a la agricultura o a la ganadería y que, de repente, a dos horas de distancia de una comunidad, por caminos de terracería, te encuentras con casas en las laderas”, dijo.

Comentó que en los estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Puebla se concentra el mayor número de laderas en donde familias se han asentado desde hace décadas y que una lluvia que permanezca estacionada durante varios días en la misma región puede afectarles más que un huracán a una zona costera, puesto que los huracanes se pronostican, pero las precipitaciones pluviales cambian su comportamiento constantemente.

“Me preocupan siempre estas zonas, porque son laderas habitadas. Ya lo vimos el año pasado en Puebla, en la Sierra Negra, tuvimos deslaves importantes y son porque tenemos una tradición histórica de construir a la orilla de las montañas y de alguna manera estas zonas en la temporada de lluvias se vuelven más riesgosas y mortales”, expresó.

Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Puebla son los estados más afectados por asentamientos irregulares en laderas.

60% se han reducido los costos económicos y de vidas por fenómenos meteorológicos entre 2014 y 2017.

70% decrecieron los costos por daños a la infraestructura causados por estos meteoros desde 2014 hasta la actualidad.
Más de 60% del territorio del país es susceptible de sufrir los embates de algún fenómeno natural, ello debido a las condiciones geográficas, según el Inegi.