* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

El peso sigue fortaleciéndose y hoy es la tercera mejor moneda entre los países emergentes

La moneda mexicana recuperó terreno y avanzó 12 centavos frente al dólar, que finalizó en 18.91 unidades en su cotización spot y en ventanillas bancarias se oferta hasta en 19.35 pesos.

La sesión anterior, el peso cerraba con baja de 0.6 por ciento ante el anuncio de nuevos aranceles por parte de Estados Unidos a China, y después de tocar el lunes su mejor nivel desde marzo.

Tras darse a conocer la cifra de inflación de Estados Unidos, que creció menos de lo previsto, este jueves el dólar al mayoreo cerró en 18.91 unidades, de acuerdo con datos del Banco de México, su nivel mínimo no visto desde el pasado 30 de abril, cuando cotizaba en 18.7540.

De acuerdo con el rastreo de Bloomberg, el peso mexicano fue la tercera moneda con el mejor desempeño, dentro de las pertenecientes a las naciones emergentes. El primero lugar fue para el rand sudafricano y el segundo lo ocupó el peso chileno, con avances de 1.76 y 0.87 por ciento, respectivamente.

En bancos, el billete verde se vende hasta en 19.32 pesos, 12 centavos menos que al cierre de la sesión anterior y es una cifra no vista desde el pasado 15 de mayo.

La semana pasada, el peso mexicano se apreció 4.35 por ciento, para alcanzar su mejor nivel en dos meses; mientras la bolsa de valores rebotó cerca de 3.0 por ciento, ubicándose en su valor más alto desde febrero pasado.

Un análisis de CI Banco indicó que son varios los elementos que están detrás de este comportamiento. En primer lugar, los activos denominados en moneda mexicana se encontraban muy subvaluados, por lo que tienen margen para registrar ganancias considerables.

En segundo, coincide con una caída generalizada del dólar frente a las principales divisas del mundo (su nivel más bajo en un mes) y un avance en el precio internacional del petróleo (WTI por arriba de 73 dólares por barril). Y en tercero, la conclusión de las elecciones en México.

Aunque la recuperación del peso ha sido una constante en la semana inmediata posterior a los tres últimos procesos electorales del país (los de 2000, 2006 y 2012), esta vez los riesgos eran mayores: llega al poder el candidato que menos entusiasmo y más dudas (para los mercados financieros) había despertado a lo largo de la campaña.

De forma inicial, a los inversionistas les sorprendió favorablemente la moderación y la prudencia que imprimió Andrés Manuel López Obrador a sus primeros mensajes después de conocerse su victoria electoral, mencionó Banco Base.

Fuente: Sin Embargo