Destacan ‘milagrosa’ caída de detenciones en frontera con México

El presidente del sindicato de la Patrulla Fronteriza, Brandon Judd, consideró ‘milagrosa’ la caída en el número de detenciones de inmigrantes en la frontera con México gracias a la retórica del presidente de EU, Donald Trump.

En una entrevista con la cadena pública C-SPAN, el presidente del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza (NBPC), que apoyó al magnate durante la campaña electoral, aseguró que el descenso de las detenciones de indocumentados es “cuanto menos milagroso”.

En cuanto a los esfuerzos del Gobierno de Trump en materia de inmigración, hicieron grandes campañas. Tras seis meses (de presidencia de Trump), donde se están cumpliendo esas promesas, estamos viendo nada menos que milagros”, explicó.

Vista la retórica que el presidente Trump ha tenido, ha hecho que el número de cruces fronterizos ilegales haya bajado. Nunca hemos visto un descenso como el actual”, agregó Judd.

Las detenciones en la frontera, que son consideradas como el mejor termómetro del cruce de inmigrantes indocumentados a Estados Unidos, han caído más de un 50por ciento este año, en comparación con 2016.

Según datos de la Oficina de Inmigración y Aduanas (CBP), las aprensiones en la línea fronteriza registraron una disminución del 53 por ciento en junio pasado en comparación con el mismo mes de 2016.

Algunos expertos han bautizado este fenómeno como “efecto Trump” y consideran que la retórica del mandatario ha intimidado a los inmigrantes y les ha obligado a permanecer en casa.

Judd también apoyó la petición en fondos de los mil 600 millones de dólares para la construcción de un muro con la frontera con México e insistió en que este es necesario en muchas partes de la división entre los dos países, aunque no en todos.

Trump había mantenido que el muro cubriría los tres mil 200 kilómetros de frontera con el vecino del sur, pero la semana pasada sostuvo que sólo se necesitan entre mil 226 y mil 448 kilómetros de barrera.

Desde el inicio de la Presidencia del magnate, el Gobierno ha aprobado diferentes órdenes ejecutivas para deportar a los indocumentados y para la construcción del muro con México, que aún no ha comenzado, y ha prometido más presupuesto y agentes de inmigración.

Nota de Excélsior