Demuelen 5,495 casas dañadas por sismo del 7-S en Chiapas

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) informó que continuará presente en Chiapas para ayudar en la etapa de reconstrucción en los municipios más afectados por el sismo del pasado 7 de septiembre.

La dependencia informó que, mediante el apoyo de diversas empresas, se realiza la demolición de las cinco mil 495 casas registradas en el censo con daño total, para lo cual se utilizan retro excavadoras, maquinaria pesada, 216 camiones de volteo y una fuerza de trabajo de más de 800 personas.

En un comunicado, detalló que la supervisión de esta tarea corre a cargo de personal especializado del Ejército mexicano y, hasta el momento, se han demolido mil 100 casas declaradas con daño total.

Recordó que por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, el censo para determinar los daños se levantó en ocho zonas del estado de Chiapas: Los Altos, Frailesca, Istmo-Costa, Metropolitana-Centro, Norte, Sierra Mariscal-Meseta Comiteca, Soconusco y Zoque.

El titular de la Sedesol, Luis Enrique Miranda Nava, explicó que para la etapa de reconstrucción en los 27 municipios con más daños se privilegiarán mecanismos de autoconstrucción, participación comunitaria y empoderamiento de las mujeres.

En ese sentido, recordó que los mayores avances en esta etapa de demolición, remoción de escombros y tarea de limpieza se ha llevado a cabo en los municipios de Tuxtla Gutiérrez, Tonalá, Jiquipilas y Villaflores.

Por lo pronto, el gobierno de la República ha destacado a cuatro mil 200 servidores públicos que se coordinan con autoridades estatales y municipales para atender la situación en la entidad y propiciar que la normalidad se restablezca lo más pronto posible.

Debido al sismo del 7 de septiembre, se tienen registrados daños en 85 monumentos históricos, cinco zonas arqueológicas, 11 museos y centros culturales y un monumento artístico.

Ante esta situación, Miranda Nava dio la instrucción de que la dependencia a su cargo redoble su presencia en Chiapas con 120 servidores públicos más, a fin de reforzar las acciones en favor de la población afectada.

El objetivo es seguir atendiendo las necesidades básicas de los damnificados, en materia de distribución de alimentos, agua potable y leche.