Aurelio Nuño se equivoca y llama “astróloga” a la astrónoma de la UNAM, Julieta Fierro

El Secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, llamó astróloga a la astrónoma de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Julieta Fierro, durante su discurso de inauguración del ciclo escolar 2017-2018 en una escuela indígena de San Luis Potosí.

El titular de la SEP confundió a la astrología, conocida por ser un conjunto de creencias basadas en la relación entre la posición y movimiento de los astros y el futuro de las personas, con la astronomía, que es una ciencia que trata sobre los astros, su movimiento y las leyes que lo rigen.

“Hoy es un día muy importante porque además vamos a tener un eclipse. Y aquí tenemos a la astróloga Julieta Fierro”, dijo Nuño.

Tras darse cuenta de su error, corrigió: “…a la astrónoma, que nos esté acompañando, muchas gracias. (Es) Una gran amiga y compañera que nos ha acompañado a muchas escuelas a platicar sobre la ciencia”, ahondó.

Por su parte, Fierro tomó el tropiezo de Nuño con una sonrisa.

El error del titular de Educación Pública se dio durante la inauguración del ciclo escolar 2017-2018 en la escuela “Esfuerzo Indígena” de San Luis Potosí, acto en el que estuvo acompañado del Presidente Enrique Peña Nieto, el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, y el Gobernador del estado, Juan Manuel Carreras.

Tras el fallo de Nuño, algunos internautas reaccionaron con comentarios irónicos.

Ésta no es la primera vez que Nuño comete un error, la anterior ocasión se dio durante su participación en la 36 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, celebrada en el Parque Bicentenario el 14 de noviembre de 2016, cuando una niña lo corrigió tras pronunciar de manera equivocada la palabra leer.

“Muy bien, pus orita los van a llevar para que vayan y puedan tener los libros que les gustan para que los empiecen a ler. ¿Seguro van a ler, sí o no?”.
Cuando Aurelio Nuño se despedía de los cinco menores que lo acompañaban en la tarima, una niña le preguntó si podía decirle algo. El funcionario federal le respondió afirmativamente y al acercarse a ella, con el micrófono en la mano, se llevó una gran sorpresa.

Fuente: Sin Embargo