PRI, PT y Morena no ven beneficios en figura de city manager

Noticias de Chihuahua.-

Derivado de la iniciativa presentada por el diputado panista Miguel La Torre para la creación de la figura “City Manager”, la cual está siendo impulsada también por la presidenta Maru Campos, diversas fuerzas políticas demostraron su desacuerdo en la implementación de un administrador municipal que se encargará de administrar los recursos del Ayuntamiento.

Dentro de la iniciativa se contempla reformar el Código Municipal para el Estado de Chihuahua a fin de nombrar un titular de la administración de la ciudad durante un encargo de 15 años y se quedaría con la facultad de administrar los recursos, mientras que las facultades del Alcalde serían solamente los nombramientos del gabinete, y la propuesta del administrador para la aprobación en Cabildo; celebrar acuerdos y contratos, pero esta facultad también podrá delegarse al administrador.

Entre las pretensiones que se tiene con esta figura es que se continúen proyectos municipales y que no se frenen por cambios de administraciones o cuestiones partidistas-políticas, según manifestó el legislador al presentar la iniciativa que se encuentra en comisiones pero todavía no en proceso de análisis.

De momento los partidos que se han mostrado en contra son el PRI, PT y Morena a través de sus coordinadores de bancadas, mientras que el PRD ha detallado que necesita realizarse un análisis más amplio pues hasta el momento ve tanto beneficios como contras.

La coordinadora de la bancada del PRI, Isela Torres, consideró que no se debían estar buscando figuras que han funcionado en otros países, pues la idiosincrasia de los mexicanos es distinta y no por el hecho de que funcione en otros lugares quiere decir que vaya a funcionar en Chihuahua, agregando que sería complicado encontrar una figura o un perfil para ocupar este puesto que estuviera alejado o no tuviera inclinaciones políticas.

Leticia Ortega Máynez, coordinadora del grupo parlamentario de Morena, aseguró que este concepto americanizado dejaría solamente al alcalde de adorno y debería de optar por buscarse la continuidad de los proyectos municipales, más no por la creación de una figura con facultades con las que ya cuenta el presidente municipal y el grupo de trabajo que opera en las distintas dependencias del Ayuntamiento.

Por su parte, el diputado Rubén Aguilar detalló que con esta figura no se tendrá una autoridad debidamente integrada y todo quedaría en manos de un “patrón”, más no de un presidente municipal que debe ver por el servicio a la ciudadanía.

Crystal Tovar del PRD aseguró que es una figura innovadora que tiene pros y contras, colocando los beneficios en el seguimiento a obras para que no se dejen truncas tras la salida de presidentes o directores de obras públicas, pero también representaría una carga económica para la operación de este nueve organismo y tendría que analizarse si la falta de seguimiento de las obras se resolvería solamente dando facultades a alguien más para esto.