* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION
 

Cancela Corral sus acusaciones pasadas vs Anaya porque ya rompió con el PRIAN

Noticias de Chihuahua.-

Luego de que el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, mostrara una de la frases dichas por Javier Corral Jurado en contra de Ricardo Anaya Cortés hace tres años en medio de la contienda por la presidencia nacional del PAN, el ahora gobernador de Chihuahua subrayó que estas acusaciones quedaron canceladas en el momento que el abanderado de la coalición Por México al Frente” acreditó su ruptura con el PRIAN.

“Anaya tiene las manos hinchadas por aplaudir a Enrique Peña Nieto” fue la frase de Corral rescatada por Andrés Manuel durante el último debate presidencial para acusar a Ricardo Anaya de ser cómplice del régimen actual.

“Me trae en la cabeza López Obrador, ¿verdad?” reviró el mandatario estatal ante su fugaz aparición en el tercer y último debate de candidatos presidenciales, celebrado en Mérida la noche del martes.

Para el gobernador chihuahuense, este tercer ejercicio confirmó que Anaya posee una mente estructurada, ágil y con capacidad de respuesta, además de que demostró estar bien informado y tener propuestas interesantes sobre todo en el tema de innovación tecnológica, en el que el candidato dijo que dotaría de tablets y smartphones a todos los mexicanos, a pesar de que muchas partes del país no tienen acceso a internet o si quiera servicios básicos.

Por otra parte destacó el dinamismo de los formatos impuestos por el Instituto Nacional Electoral en los tres debates, que permitió acabar con la rigidez carente de réplica del pasado para dar cabida a la interlocución y la “jiribilla”.

Sobre la utilización de sus frases y expresiones del pasado, Corral Jurado señaló que no es nada nuevo y que incluso también llegaron a usarse las acusaciones que Anaya hizo en su contra durante ese debate por la dirigencia nacional del PAN cuando él era candidato a gobernador.

Destacó que lo verdaderamente importante es que, tres años después de ese intercambio de incriminaciones, Anaya logró romper verdaderamente con el “PRIAN” y liberarse de esa amalgama de intereses entre partidos, de la cual fue siempre crítico pese a los costos políticos.

Esto quedó acreditado al momento en el que el candidato panista se negó a apoyar al “fiscal carnal” de Enrique Peña Nieto que serviría para lograr una impunidad transexenal y que ningún funcionario actual, ni siquiera el mismo presidente, fuera investigados y castigados por actos de corrupción.

“Por eso atacan a Anaya, por eso la campaña de desprestigio contra él, toda esta embustera operación de lo del lavado de dinero porque Anaya no sólo terminó la era del PRIAN sino por algo más que es muy importante recuperar, aquí en Chihuahua es donde Anaya se echó pa’delante cuando se desmarcó del fiscal carnal y cuando habló de una fiscalía autónoma y entonces tocó centralmente la estrategia de impunidad del presidente Peña Nieto”.

A partir de entonces, dijo, EPN declaró a Anaya adversario del régimen, en contraposición a López Obrador quien abiertamente le ofreció esa impunidad al afirmar que no lo llevaría a los tribunales y buscaría la reconciliación. “Yo soy contrario a esa idea, por eso apoyo a Anaya”.

Finalmente dijo que aunque está en contra de esta concepción del borrón y cuenta nueva en el tema de corrupción, tiene la firme convicción de que Anaya sí dejó atrás los vínculos con el PRI de Peña Nieto.