* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Sobredosis de Demi Lovato fue por fentanilo, la droga que mató a Prince


Una mezcla de OxyContin con fentanilo causó la sobredosis que casi mata a Demi Lovato, según publicó TMZ. La cantante y actriz solicitó a su dealer algo para continuar la fiesta el pasado 24 de julio, pero lo que le entregaron contenía más que la tradicional heroína que solía recibir, informó Excélsior.

Demi pasó el día en el jolgorio: por la noche asistió a una fiesta en WeHo después de haber festejado un cumpleaños en el Saddle Ranch, ubicado en el Sunset Strip, pero fue hasta que su proveedor le entregó dos paquetes de papel aluminio que todo cambió.

De acuerdo con TMZ, el traficante tiene costumbre de comprar droga proveniente de México, por lo que el lote que le entregaron y del que tomó una dosis para llevarla a la cantante nominada al Grammy iba con una porción de fentanilo, la droga que mató a Prince.

Lovato fue hallada inconsciente por los servicios médicos en su casa de Los Ángeles el pasado 25 de julio, después de sufrir una sobredosis; tras permanecer dos semanas en el clínica Cedars-Sinai de Los Ángeles, se internó en un centro de rehabilitación, sin embargo, trascendió que abandonó el lugar para entrevistarse con un especialista en Illinois.

El opiáceo es 50 veces más poderoso que la heroína y hasta 100 más que la morfina. El fentanilo es un narcótico usado como analgésico y anestésico y que de acuerdo con una investigación dada a conocer por The New York Times, el fármaco es el preferido de los cárteles mexicanos para su comercialización.

El NYT destacó que las autoridades de Estados Unidos advirtieron que los grupos delictivos mexicanos han utilizado sus laboratorios para producir el fentanilo, así como la recepción de los envíos de China.

“Esta droga es la siguiente migración de los cárteles en cuanto a la obtención de beneficios”, señaló Jack Riley, administrador adjunto de la Dirección de Control de Drogas.

“Esta droga será el corazón de la comercialización de los cárteles”, afirmó.

De acuerdo con la investigación del periodista Azam Ahmed, la popularidad del fentanilo, entre los cárteles “se debe a una narrativa familiar: los cambios en el mercado de las drogas ilegales y el oportunismo básico”.

Mientras que un kilogramo de heroína adquirido en Colombia tiene un costo aproximado de 6 mil dólares y se vende al mayoreo en 80 mil dólares, según información de la Administración para el Control de Drogas es la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés); un kilogramo de fentanilo puro comprado a China se cotiza en 5 mil dólares, debido a la potencia del opiáceo permite obtenerse de entre 16 a 24 kilogramos cuando se usan agentes como polvos de talco o cafeína. De ahí la rentabilidad para los narcotraficantes, que esa producción por kilogramo es de 80 mil dólares, que se traducen en una ganancia total de 1.6 millones de dólares.

El fármaco puede ser 20 veces más rentable que la heroína, afirman expertos. Desde 2010, el fentanilo recuperado por la policía estadounidense en todo el país se ha multiplicado por 20 veces, a partir de 640 muestras analizadas, según datos del Sistema Nacional de Información de Laboratorio Forense de la DEA.

En los últimos años se ha producido una notable incautación de la droga al sur de la frontera, se tiene documentado el descubrimiento por parte de agentes federales en México de 27 kilogramos de fentanilo, el equivalente de casi una tonelada de heroína, en una pista de aterrizaje en el estado de Sinaloa.

A ello se sumó el hallazgo de alrededor de 19 mil tabletas de fentanilo, marcados por los traficantes para parecerse a la oxicodona. En esa ocasión hubo dos hombres detenidos en el allanamiento, eran miembros del Cártel del Pacífico, liderado por el capo de la droga Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”.