Monserrat Oliver es ligada en Colombia a presunto fraude que involucra a ex CEOs de Cemex

La presentadora y modelo mexicana, Monserrat Oliver Grimau es vinculada a una investigación por un caso de presunto fraude que involucra una mina de la empresa Cemex en Colombia.

Su nombre salió a relucir luego de que la Fiscalía General de la Nación imputó cargos a dos ex directivos de la firma mexicana en ese país, Édgar Ramírez Martínez y Camilo González Téllez, así como al empresario Eugenio Correa Díaz.

De acuerdo con la información difundida por el diario colombiano El Tiempo, Oliver aparece en la investigación que la Fiscalía lleva a cabo por la compra que Cemex Colombia realizó de un millonario lote para la explotación de una mina, ubicado en Antioquia, que estaba en proceso de extinción de dominio.

La investigación, de acuerdo con la Fiscalía de ese país, se inició a petición de la propia cementera. Las autoridades detallaron que los ex directivos procesados y el empresario tenían conocimiento del estado del lote que iban adquirir y pese a ello siguieron con la negociación.

La presentadora mexicana habría llevado a los directivos de Cemex la idea del proyecto Maceo. En Antoquia, Cemex levantó una planta cementera, sin embargo el terreno donde se construyó y el título minero están inmersos en un proceso de extinción de dominio por presunta corrupción.

El nombre de Oliver salió a relucir durante la audiencia de imputación de cargos en contra de los ex directivos de Cemex Colombia. La Fiscalía detalló que la mexicana actuó como intermediaria en esa adquisición, la cual también está en la mira de Estados Unidos, según la información de El Tiempo.

Las autoridades dijeron que el empresario colombiano Eugenio Correa Díaz le entregó a Oliver un resumen del proyecto para la explotación de la mina de Maceo. Ella supuestamente tenía acceso al entonces vicepresidente ejecutivo de relaciones institucionales para América Latina de Cemex, Francisco Garza Zambrano, debido a que es prima hermana de la esposa del ex directivo.

El fiscal a cargo de la investigación detalló que, a su vez, Garza Zambrano se puso en contacto con Carlos Jacks Chavarría, entonces presidente de Cemex Colombia, para avisarle que “lo buscaría la señora Montserrat Oliver para que la recibiera con una persona colombiana que tenía el proyecto” de la nueva planta. La persona que los recibiría era Eugenio Correa Díaz.

También se señaló que Oliver llegó a visitar las instalaciones de Cemex en Bogotá para presentar el proyecto.

La Fiscalía informó que así fue como Cemex desembolsó más de 40 mil millones de pesos por un predio que estaba en extinción de dominio por sus nexos con José Aldemar Moncada, detenido por un escándalo de defraudación a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

Fuente: Sin Embargo