Mark Hamill revela por qué Luke Skywalker se ocultó

“Es hora de que los Jedi se acaben”. Así era la frase de Luke Skywalker que sentenciaba a la legendaria Orden de Caballeros en el trailer de ‘Star Wars: Los últimos Jedi’. Pero… ¿Cómo terminó el héroe de la trilogía original en el exilio? La esperada respuesta a esa pregunta acaba de llegar desde una galaxia muy, muy lejana.

Y es que a lo largo de ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’, una de las grandes preguntas era “¿Dónde está Luke Skywalker?”. El final de la cinta dirigida por J.J. Abrams resuelve esa duda, pero los fans se vieron asaltados por una nueva: ¿Qué hace allí, en ese lejano planeta llamado Ahch-To? El propio Mark Hamill lo acaba de confesar en EW:

“Luke cometió un gran error pensando que su sobrino era el elegido, invirtió todo en Kylo como Obi-Wan hizo con mi personaje. Y es traicionado, con trágicas consecuencias. Luke se siente responsable por ello y eso es su gran obstáculo para regresar al mundo y ocupar su lugar en la jerarquía Jedi. Esa culpa por no detectar la oscuridad presente en él antes de que fuera demasiado tarde”.

Una explicación que ya adelantó el cómic de Darth Vader, dándole incluso un nombre: el “Barash Vow”, algo así como un Voto que pueden elegir tomar los Caballeros Jedi para dejar la Orden y dedicar su vida enteramente a la Fuerza. Es decir, exiliarse… como hizo Luke en ‘El despertar de la Fuerza’.

Sin duda la culpa es muy fuerte en Luke. Tanto como la Fuerza, que deberá utilizar para adiestrar a Rey y juntos frenar a la Primera Orden del Líder Supremo Snoke y Kylo Ren. Una misión que emprenderá tras perdonarse a sí mismo, en palabras del director del episodio VIII Rian Johnson:

“Sabemos que (Luke) no es un cobarde. No se esconde por miedo. Pero debe saber que sus amigos están en peligro y la galaxia le necesita. Debe ocurrir algo que haga a Luke creer que está haciendo lo correcto y el proceso de averiguarlo es tarea de Rey”.

No será un camino nada fácil. Y es que Hamill confiesa que Obi-Wan fue su modelo a seguir pero ahora Luke ya no tiene nada claro y ese conflicto será el punto de partida en esta película: “Creo que (Luke) desea ser más eficaz, como Obi-Wan lo fue para él. Pero la vida es imperfecta y sin conflicto no hay drama. Créeme, vais a ver mucho conflicto en ‘Los últimos Jedi'”.

Fuente: Vanguardia