Vagancia presidencial-Testigos ¿ultraprotegidos?-La foto de la libertad-Acuerdos con MC

POR MÁS QUE el gobernador Javier Corral se indignó e hizo berrinche, la PGR hizo de las suyas a tres meses de concluir el sexenio de Enrique Peña Nieto, y como era de esperarse, un juez de Control con sede en la Ciudad de México, dio por concluido el proceso que le imputó la Fiscalía General del Estado al exsecretario general adjunto del PRI, el desvío de 250 millones de pesos del erario público de Chihuahua y que a decir del mandatario estatal, fueron a parar a las campañas tricolores del 2015, con la venia del presidente Enrique Peña Nieto y del canciller Luis Videgaray, entonces secretario de Hacienda. Acusaciones que no tuvieron efecto alguno y quedurante 2018, sólo alargó la telenovela de Alejandro Gutiérrez, “La Coneja” que saldría libre a más tardar en una semana, si es que los amparos que interponga el Estado no tienen validez y también son desechados.

El golpe al gobernador Javier Corral fue tal, que durante todo el fin de semana, el mandón de Palacio estuvo pegado al Twitter, su red social favorita, aventando patadas de ahogado y satanizando a la PGR y al encargado del despacho, Alberto Elías Beltrán, a quien calificó de guardaespaldas de Peña Nieto, y aunque en esta ocasión el góber tiene razón y es una injusticia exonerar a “La Coneja”, a sabiendas de su responsabilidad en el desvío millonario, lo cierto es que el mandatario, a menos de dos años de asumir como jefe del Poder Ejecutivo, no tiene cara ni la calidad moral de quejarse por el manejo faccioso de la Procuraduría General de la República por parte del presidente, pues acá, en su entidad, lo mismo ha ejecutado Corral con la Fiscalía, el Poder Judicial y con el Congreso, manejándolos a su antojo: encarcelando y reprimiendo campesinos, exigiendo aprobación de préstamos para beneficiar a los empresarios y manipulando diputados, alejándose de la causa social, así que como dice el viejo refrán: a puñaladas iguales, llorar es cobardía… y nuevamente quedó demostrado, que el poder es para poder, sólo que ahora el afectado fue Corral Jurado.

******

PERO BIEN DICEN que en política no hay sorpresas, sino sorprendidos, y eso le pasó al gobernador Javier Corral, quien recibió como bomba la sorpresa de la PGR al difundir dicha dependencia que la libertad de “La Coneja” es responsabilidad ni más ni menos que de la administración justiciera de Corral Jurado.

Resulta y resalta que ya salió el peine del pretexto que le dio el Nuevo Amanecer a la PGR para encontrar el hueco para liberar y hasta exonerar al ex secretario del CEN tricolor, Alejandro Gutiérrez. Y es que resulta que el Ministerio Público Federal se cansó de pedir, todo vía oficio por supuesto para que quede evidencia, de las declaraciones a detalle de los testigos protegidos que acusaron a la famosa Coneja, pero desde Chihuahua no quisieron enviar las testimoniales.

Dicen los enterados que la PGR quería a los testigos protegidos y no se los quisieron prestar, y pues bajo el argumento de que no hay acusación sin acusador, los chicos del Nuevo Amanecer por no prestar a sus testigos protegidos terminaron dejando un hueco leguleyo en el proceso que fue aprovechado por los abogados de Gutiérrez y el MPF.

La pregunta del millón es ¿cuál fue la razón para no soltar las declaraciones detalladas de los testigos protegidos, o acaso el Nuevo Amanecer protege de algo que aún no se sabe a dichos personajes que también formaron parte del engranaje duartista?

Pronto se irá desgranando la mazorca, más ahora que las cartas de cambio a Corral se agotaron en ese perverso juego que se aventó con el PRI-Sistema llamado “justicia selectiva” y donde al parecer le están robando sus ases uno a uno.

******

PERO LO QUE sorprendió a propios y a extraños, fue la manera en que el viernes y durante su rueda de prensa de la indignación, el gobernador Javier Corral pidió a los medios de comunicación que por favor lo apoyaran a difundir las “injusticias” de la PGR y la federación en el caso de “La Coneja”. Tal parece que al góber se le olvidó sus malos tratos hacia la prensa, su manera de decirles “vendidos” y “mentirosos”, sus arranques cuando no quiere ofrecer entrevistas o las ninguneadas que un día sí y el otro también, espeta hacia los reporteros. En fin, arrieros somos y en el camino andamos, con excepción de unos cuantos que se cuentan con los dedos de la mano, que es a donde se van los dineros de Comunicación Social.

******

Y PARA ECHARLE más leña el fuego, la falta de tacto del presidente Enrique Peña Nieto no sólo se hizo presente en la estrategia de la PGR para exonerar a “La Coneja”, sino que en su afán de presumir obras para Chihuahua en sus spots del Sexto Informe de Gobierno, el Presi Gavioto no se midió y hasta presumió su cercana relación con el exgobernador César Duarte, al menos de cuando visitaba el estado y la felicidad se desbordaba en ambos personajes, y es que en el spot que dura 1 minuto 24 segundos, el oriundo de Balleza aparece tomándose selfies con el inquilino de Los Pinos, en compañía de exdiputados locales, señalados por secundar las corruptelas del exmandatario, además de que ahí no se detiene la exhibición de esa amistad, ya que en otra escena se funden en un abrazo, celebrando la inauguración del puente internacional Guadalupe-Tornillo. No faltará quién justifique al presidente, al señalar que qué más iba a poner acerca de Chihuahua, si desde que Duarte terminó su mandato y se dio a la fuga, el Presi no se ha apersonado una sola vez con el gobernador Javier Corral.

******

LO QUE SE venía cocinando desde hace semanas al interior del PRI, por fin sucedió este fin de semana, y es que antes de que lo expulsaran, como era la intención del dirigente estatal del tricolor y hoy diputado local, Omar Bazán, el exalcalde Marco Adán Quezada prefirió decir aquí voló, que aquí quedó, así que a través de un mensaje por Whats que se viralizó desde temprano, el expresidente municipal dio un paso al costado de las filas de la familia revolucionaria, por lo que en adelante, podrá apoyar y sumarse a sus amigos morenos, ahora que los AMLOvers están de moda y el priismo está más que desgastado.

******

POR CIERTO QUE después del WhatsApp del adiós que mandó Marco Quezada, lo que se distribuyó fue otro de un “pantallazo” de un muro de Face de uno de los seguidores del ex alcalde, quien difundió la primera lista con rostro de lo que se ahora se dicen “libres” del PRI para seguir al ojiverde al lugar que él los guíe.

La imagen se acompaña de las siguientes líneas: “Aquí hay equipo, hay compromiso, pero sobre todo, hay amistad y eso no tiene precio #Libres #Listos #MQ

Así que los libres coequiperos que aparecen en la foto flanqueando a Marco Quezada y que fue difundida el sábado por la madrugada en esa red social son: Lucía Chavira, Teokali Hidalgo, Daniel Manjarrez, Gilberto Chacón, Poncho Márquez, entre otros cercanos al ex edil.

******

OTRO AL QUE su partido ha colocado en una encrucijada es al legislador Alan Falomir, y no sólo a él, sino a todos los diputados federales de Movimiento Ciudadano que llegaron al Congreso de la Unión de la mano del PAN, y es que la intención de los mandones de MC, empezando por Dante Delgado, es sumarse a Morena en lo que respecta a iniciativas de carácter social, sin embargo, tal situación representará un golpe bajo para los panistas, quienes de por sí están más que solos en San Lázaro y ahora con la separación de los naranjas, vaya que repercutirá a nivel nacional.

Sin embargo, los enterados adelantaron que, al igual que Falomir aquí en Chihuahua, los que opera la franquicia de MC en cada uno de los estados de la república, tienen muy claro los acuerdos que en lo general e individual mantienen con Dante Delgado, dueño total de la marca a nivel nacional. Los acuerdos y negociaciones nacionales se cumplen sin cortapisas, en la libertad de realizar pactos y amarres locales, todos supeditados a una línea nacional, cuando es necesaria aplicarla… mientras no es así, todo puede caminar a nivel local con el PAN y nacional con Morena, más cuando es el propio Dante Delgado el que en no pocas ocasiones recibe las llamadas del propio gobernador Javier Corral Jurado. ¡Ups!