Sobresueldo-Enchilados transportistas-Relevo golfístico-Juárez a tribunales

ENTRE LAS CRÍTICAS por no quererse bajar su sueldo, el cual rebasa por 56 mil pesos al que percibirá el virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Javier Corral vive una tensa realidad y relación con el futuro inquilino de Palacio Nacional, cuyas medidas de austeridad no sólo han puesto a temblar al mandatario chihuahuense, sino a 16 más que obtienen miles de pesos más que el que será el mandamás del país por los próximos seis años, y es que a decir de los malosos, la decisión de AMLO de borrar las delegaciones federales y dejar en una sola persona el control de los recursos federales que aterrizarán en el estado, también trae haciendo la bilis al góber de extracción panista.

Los más enterados señalan que esa fue la razón por la que en la pasada reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, celebrada la semana pasada en la Ciudad de México, el gobernador Javier Corral optó por casi casi salirse de la foto oficial, como si fuera el niño regañado por el maestro, a diferencia de sus homólogos, los cuales sí quedaron bien con el hombre que dirigirá los destinos del país hasta el 2021, y es que a decir de los rumores, Javier Corral no se quedó callado y le reclamó en corto a López Obrador, la imposición de un “virrey” que recaerá en la figura del morenista Juan Carlos Loera, el juarense que podría tener más poder que el mismísimo mandón de Palacio.

******

Y COMO SI el horno no estuviera para bollos, ayer un grupo de concesionarios se reunieron con César Jáuregui, secretario General de Gobierno, debido a la insistencia de algunos diputados de aprobar la nueva Ley de Transporte y que por tanto, ha enchilado demás a los que mueven los hilos del pulpo camionero ante el temor de perder concesiones, tan es así que de nuevo se soltó la bomba de un supuesto paro que amenaza con estallar, si es que los legisladores intentan darles un albazo en el Congreso del Estado en las próximas semanas.

Los malosos nos comentan que el objetivo es calmar las ansias de los concesionarios, aunque a decir verdad y si el dictamen que ya se cocina en Congreso sale tal cual, lo más seguro es que el amague se convierta en realidad y otra vez, los afectados serán los ciudadanos que utilizan el transporte público para sus actividades diarias.

******

EL SECRETO A voces que significa la salida de Ernesto Ávila de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, claro, si otra cosa no sucede y el gobernador Javier Corral no se arrepiente del enroque, ya comenzó a expandirse en los diversos departamentos y subsistemas que integran dicha dependencia que actualmente está hecha añicos, ante la inoperancia y los negocios personales del médico militar, pues a decir de los más enterados, empleados de segundo nivel hacia abajo comenzaron a ser citados por sus respectivos jefes para enterarlos de la noticia, que por fin y después de un año nueve meses de autoritarismo, el doctor dejaría su puesto a regañadientes, tanto de él, como de su jefazo Javier Corral.

******

EN ESTE SENTIDO, el nombre del galeno ex rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Jesús Enrique Grajeda Herrera, surgió a la palestra como el relevo del militar Ávila al frente de la Secretaría de Salud, situación que, en algunos casos, movió, cuando menos, a la reflexión del cangrejo.

Y es que no faltó el díscolo que expresó las motivaciones para desempolvar al ex rector Grajeda y meterlo al caliente pandero del área de Salud en el estado de Chihuahua, sobre todo con los antecedentes propios de don Jesús, precisamente, en torno a su salud, ya que tiene una afección cardiaca que lo haría pensársela dos, tres o quizá cuatro veces someterse a un sitio donde el estrés y los corajes son el pan de cada día

Pero luego saltó el díscolo disfrazado de preocupado, pues la razón detrás de la supuesta decisión, es que Jesús Enrique Grajeda y Ernesto Ávila son “partners”. “broters y coequiperos en el mismo foursome de golf en el Club San Francisco Country Club, donde departen horas y horas juntos pegándole a la cacariza.

Vaya lo que son las cosas, cómo tantas decisiones en este gobierno, algunas incluso que aún no se toman, terminan explicándose en los verdes greenes del famoso campo de golf. ¡Fooooooooore!

******

Y LO QUE se veía venir, el recursos de inconformidad que interpuso el alcalde de Juárez que aspiraba a reelegirse, Armando Cabada, en contra de los resultados de la elección por la Presidencia Municipal de esa fronteriza ciudad, aplazaría de nueva cuenta la asignación de los espacios plurinominales en el Congreso del Estado, pues aunque los votos que alcanzarían otros partidos sería significativo, lo cierto es que el Instituto Estatal Electoral tiene la consigna de determinar las diputaciones hasta que la última impugnación haya sido resuelta, así que el suspenso para las dirigencias de los partidos políticos continuará, al menos unas semanitas más.

******

PARA NO DEJAR ciudad Juárez, lo que podría ser el primer evento oficial -aunque todavía no empieza el gobierno de Andrés Manuel López Obrador- de la siguiente administración federal, tiene como fecha el 7 de agosto y será en la frontera con la llamada “Pacificación del País”, misma que ya no encabezará el Papa Francisco I, sino quien será el Secretario de Seguridad Pública Nacional en la gestión del oriundo de Macuspana, Alfonso Durazo.

La sede del evento, de acuerdo a quienes manejan los preparativos, será la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, la cual vale la pena decir se encuentra en la antesala de renovar su rectoría, y en la cual todos los actores políticos quieren meter mano para sacar raja. La pelea en el marco de esa “Pacificación” está entre los seguidores de Morena de la UACJ y la intensión del Nuevo Amanecer que encabeza Javier Corral por dejar un rector a modo. Vaya forma de continuar la pugna con AMLO.

******

PORQUE LOS MALOSOS también tienen que descansar y por tanto la grilla también se apaga un poco, nos leeremos los últimos días de julio.