¿Sigue la UACJ?-Duarte… barbas a remojar-PRI acechado y amparado-Nacho y su Auditoría

ANTE LA PAUSA “Santa” que significó para la novela del caso César Duarte, será en las próximas horas cuando las hostilidades se reanuden en contra de lo que huela al ex gobernador, pues los malosos advirtieron que otro que anda entre ceja y ceja de la Fiscalía General del Estado, es ni más ni menos que el aún rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y hermano del ballezano, Ricardo Duarte Jáquez, quien se ha negado en renunciar a su mandato en la UACJ a pesar de la polémica que envuelve a su carnal, hoy prófugo de la justicia.

Los más enterados afirman que en una de esas y desde la capital del estado le meten tremenda desconocida al rector, ya sea girándole una orden de aprehensión o de plano comenzar un proceso de renovación al mando de la Rectoría de la principal universidad fronteriza, en donde el gobernador Javier Corral aún no tiene el control y quizá busque hacerse del mismo fiel a sus modos y al de todos sus antecesores: golpes de estado que le permitan operar en las áreas más trascendentales, y la UACJ podría ser una de ellas.

******

BIEN DICEN QUE cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar, y justo un día después de su cumpleaños, el ex gobernador César Duarte vio cómo afeitaban a su tocayo de apellido y colega de partido, Javier Duarte, el ex mandatario de Veracruz que fue arrestado en Guatemala luego de andar seis meses prófugo, al cual por lo pronto se le acabó la suerte justo cuando se le estaba agotando también el dinero, razón por la que las autoridades mexicanas y la INTERPOL lograron detectarlo a través de un vuelo en el que su concuño pretendía llevarle miles de euros en maletas.

Los malosos, tanto de las alturas como los de no tan arriba, coinciden en que también se trata de un golpe mediático que catapultaría al PRI en las elecciones del Estado de México, en donde el presidente Enrique Peña Nieto no está dispuesto a perder, a sabiendas de que su primo Alfredo del Mazo es el candidato ideal para su grupo político y que una derrota le costaría al tricolor, sin más, la Presidencia de la República en el 2018, por lo que Duarte, el ballezano y no el de Veracruz, probablemente ya esté en alerta, a sabiendas que cuando es época electoral, los favores y las amistades grillas tienden a olvidarse.

Así que el arresto de Javier y la fuga de César serán la comidilla en los próximos días, hasta que quizá en unas semanas, cuando se llegue el día de la elección en el Edomex, la tierra del inquilino de Los Pinos, el PRI requiera de otro empuje que tenga como conejillo de indias a otro ex gobernador, el de Chihuahua. ¿Será?

******

POR CIERTO QUE hablando del PRI y de sus estrategias de cara al año que se viene, tanto a nivel nacional como local, se supo que el delegado del CEN en Chihuahua, Fernando Moreno Peña, aprovechó las horas previas a los días santos para reunirse con la dirigencia del Comité Ejecutivo Nacional tricolor, con la finalidad de fraguar y acomodar la renovación de los liderazgos a nivel estatal, en donde Memo Dowell y Liz Aguilera continúan despachando desde las oficinas de la Dale aunque ya no por mucho tiempo, pues a sabiendas de que el priismo duartista está siendo acechado desde Palacio de Gobierno y que hasta los líderes del CDE tramitaron su respectivo amparo, a la familia revolucionaria no le conviene seguir con los mismos mandos si es que realmente pretenden hacer creer a la ciudadanía el cuento ese del nuevo PRI.

Así que muy probablemente a finales de mayo, el CDE priista tenga nuevo mandón, uno que neutralice los embates y que no traiga un sello extremadamente duartista.

******

POR CIERTO QUE la oleada de amparos que solicitaron –hasta el corte previo a la Semana Mayor- 84 ex funcionarios de la administración de César Duarte, terminó por convertirse en una nueva línea de investigación para la llamada Operación Justicia que encabeza el gobierno del Nuevo Amanecer.

Y es que trascendió que las carpetas de investigación tenían en la mira a no más de 40 implicados en posibles actos de corrupción y peculado entre ex funcionarios y empresarios, pero la paranoia que embargó a no pocos en los días siguientes a la detención de Javier Garfio, Gerardo Villegas y Ricardo Yáñez, obligó al Ministerio Público a realizar una ampliación en las indagatorias.

Ahora sí que casi medio centenar de amparados se pusieron solitos y sin que nadie los llamara a escena en la lupa judicial, porque de manera automática fueron integrados en la nada honrosa lista de los investigados del duartismo.

******

PARA EL INICIO de esta semana, desde la Fiscalía General de Justicia del Estado se espera un nuevo anuncio, a menos que se le adelante a su propio fiscal el gobernador Javier Corral, quien reaparece hoy después de días de asueto y solamente fotos causales en su “Face”, con una rueda de prensa en ciudad Juárez, allá donde ya adelantaron en las mismas redes sociales que tendrá que enfrentar a no pocos periodistas que preguntarán, hablando de justicia, como para cuándo habrá resultados en la investigación del homicidio de la corresponsal de La Jornada y del extinto Norte de Juárez, Miroslava Breach Velducea.

******

LOS QUE REANUDARÁN sesiones tras el santo paro son también los diputados que integran el Congreso de la Unión, y es que mañana martes y el próximo jueves, los legisladores volverán a sesionar para irle dando forma al marco legal que deberá englobar las estrategias de la ley de seguridad interior, esa que ha recaído en el escritorio del diputado federal del PRI y paisano, Alex Domínguez, en su calidad de vicecoordinador de seguridad de la bancada priista, pues por más que la chamba de cabildeo sigue a todo vapor, el tema sigue atorado y el chamaco legislador por el Distrito 8 de la capital del estado, tiene hasta el 30 de abril para sorprender a su coordinador en San Lázaro, César Camacho, quien personalmente le encargo sacar avante la Ley que defina las labores de las Fuerzas Armadas en el combate a la delincuencia organizada.

******

EN DONDE TAMBIÉN se reanudan sesiones y hostilidades es en el Congreso del Estado, y es que la designación de Nacho Rodríguez como auditor es un tema que apenas y comienza a afilarse, a tal grado que desde la Torre Legislativa, la mayoría de los diputados panistas le han demostrado al gobernador Javier Corral que hay alguien que sabe hacer más política que él y los suyos, alguien que despacha a contra esquina de la sede del Congreso y su colmillo está más que retorcido, ni más ni menos que César Jáuregui Moreno, el secretario del Ayuntamiento capitalino que operó a detalle con sus correligionarios azules, la asunción de Nachito como titular de la Auditoría Superior del Estado.

Y es que desde el ala más conservadora del PAN y del grupo que comandan la alcaldesa Maru Campos y el director de los Servicios Públicos Municipales, Mario Vázquez, le han demostrado a Corral la forma de hacer grilla y cabildear, pero como el asunto del auditor apenas empieza, el góber tendrá algunos días y bastante chanza de derrocar a Nacho Rodríguez, claro, si los que lo encumbraron se dejan, y vaya que no están mancos.

Además, la posibilidad de veto a la decisión del Poder Legislativo está cada vez más lejana, ya que existe un antecedente en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó la capacidad de veto del Poder Ejecutivo de Tabasco en el 2005, por considerar, y bien dicho, que el Legislativo es completamente autónomo y no requiere permisos para actuar, aunque la mayoría de las veces eso no importa en México.