Reprobado amanecer-Transparencia, Talón de Aquiles-Chaqueteo verde-Relevo cantado

EL QUE LA aplicó de nuevo y como cada año en la misma fecha, fue el oriundo de Nuevo Casas Grandes y CEO de la encuestadora “Gabinete de Comunicación Estratégica”, Liébano Sáenz, el ex secretario particular del ex presidente de México, Ernesto Zedillo, pues ayer se publicaron los resultados de la Encuesta 2017 en lo que respecta a la evaluación de los gobernadores en relación a sus gobernados, en donde el desempeño del mandatario estatal de esta entidad, Javier Corral, dio de qué hablar, según el universo del número de encuestados, que fue de más de 20 mil en todo el país y de 600 a 800 en cada estado.

Y es que del crédito que traía el góber al comienzo de su quinquenio, allá por octubre del año pasado, tal parece que éste se ha ido agotando poco a poco a decir de la encuesta en mención, pues el 41.6 por ciento aprueba su gestión a 11 meses de rendir protesta, el 1.5 por ciento ni fu ni fa, mientras que el 54 por ciento la reprueba y el 2.9 por ciento no supo ni qué decir, además de que una apabullante mayoría, como lo es el 62 por ciento de los encuestados, señaló que Javier Corral no tiene las riendas del Estado, en contraste con el 31.4 por ciento que dice que sí, que todavía lo controla, el otro 6.7 por ciento prefirió no opinar.

También lo que levantó ámpula es la confianza que sus gobernados, al menos en lo que a la encuesta se refiere, le profesan al gobernador Javier Corral, ya que a pregunta expresa de que si el mandón de Palacio fuera su vecino, tuviera que dejar su casa sola, le dejaría las llaves del domicilio, la encuesta expresa que el 32.4 por cierto sí lo haría, el 1.7 por ciento lo dudó, no así el 65.9 por ciento, que dijeron desconfiar del góber. Sin embargo y es necesario señalarlo, en este rubro Corral quedó bien evaluado, en el Top 10 de los más confiables, para que vea estimado lector, el nivel paupérrimo de los 32 mandatarios.

******

EN DONDE TAMBIÉN el gobierno estatal a cargo de Javier Corral salió tronado como ejote, aparte de la encuesta que dirían los del Nuevo Amanecer, corrió a cargo de un priista de hueso colorado como lo es Liébano Sáenz, el CEO de GCE, es en el rubro de la transparencia en lo que respecta a sus dependencias, a pesar de que el ICHITAIP está liderado por el comisionado Alejandro de la Rocha, un hombre afín a los deseos de Palacio, sin embargo, en esta ocasión el órgano transparente no se tentó el corazón y mutiló lo poco bueno de lo que presumía el Gobierno del Estado, su compromiso con la transparencia. ¿Acaso Egro y Centrum, las empresas que se llevaron millonarios contratos a cambio de servicios de salud, tendrían algo qué ver? Es pregunta con saludo marcial.

******

FIEL A SU nueva costumbre de atender reuniones partidistas en tiempos oficiales, el gobernador Javier Corral Jurado ayer estuvo en la ciudad de México participando en una comida que presidió Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN y a la cual asistieron el resto de mandatarios estatales emanados de Acción Nacional.

El tema del encuentro, cuentan los malosos azules, fueron las conclusiones del acercamiento que a su vez los gobernadores tuvieron con el presidente Enrique Peña Nieto, en el marco del Consejo Nacional de Seguridad, donde lo medular fue la negocia de los chelines para el próximo año y no dejar solo al presidente del CEN albiazul frente a los recientes embates del sistema político en manos de la cúpula tricolor en la antesala del proceso electoral 2018.

Corral Jurado aceptó que se trató de un evento partidista y por eso no emitió comentarios públicos, como si el mutis fuera suficiente para librar las líneas de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos que delimitan con mucha claridad los días que todo político puede dedicarlos a su partido, así como su propio Código de Ética que mandó colgar en todos los edificios públicos acá en Chihuahua que por las vísperas, solo sirvieron para adornar las paredes.

******

OTRO QUE TRONÓ como chinampina, pero de coraje, fue el diputado federal Alex Lebaron y su amiga del alma, María Ávila, mandona sempiterna del Partido Verde Ecologista de México en Chihuahua, porque anoche se materializó el desgajamiento de sus filas del alcalde de Aquiles Serdán, Ariel Fernández, quien corrió a los brazos del partido tricolor comandado hoy por Omar Bazán Flores, dando la espalda al cobijo y negocios que con los del partido del tucán.

Pero algunos se preguntarán por qué del enojo del legislador federal, pues es simple, y se reduce a que el diputado tenía bajo su responsabilidad el bajar la mayor cantidad de recursos federales directos al municipio que comanda Fernández, a cambio de que las obras y las contrataciones cayeran en manos de los intereses del diputado oriundo de la región noroeste, y por ello hasta la nómina de Aquiles Serdán se encontraba más que ocupada por operadores de la dupla Lebarón/Ávila, por lo que nos aseguran que ahora el reparto será diferente.

******

ESTE DÍA, LA que se despedirá de la presidencia del Poder Legislativo, luego de que ayer Karina Velázquez tomará protesta como tal, es la diputada del PAN, Blanca Gámez, quien rendirá un informe de los casi 12 meses que duró como presidenta del Congreso del Estado, en donde lo convulsionado de la grilla terminó por superarla, por más de que siempre se alineó con el gobernador Javier Corral, pero como la gente pone y Dios dispone, a Blanquita varias cosas se le fueron de las manos, así que a ver qué sucede con Velázquez, la priista parralense que apenas aprobó de panzazo el presidir el Legislativo.

******

MENUDA GRILLA LA que traen los tricolores capitalinos ante la sucesión en la dirigencia del Comité Directivo Municipal, en donde Andrés Pérez Howlet deberá entregar la estafeta en poco menos de dos semanas, y es que a pesar de que la ex diputada Teporaca Romero trae las de ganar para quedarse con el CDM, hay quienes todavía patalean por sus candidatos, lo que de ser cierto y si se logran imponer, provocaría una oleada de líderes seccionales que se escapan, tal como sucedió cuando Fermín Ordóñez no fue electo dirigente del PRI Estatal.

******

Y COMO NO quiere que el atole se le desparrame en Juárez como ocurre aquí en la capital, es que ayer aterrizó en aquella frontera, procedente de la ciudad de México, el dirigente estatal de la familia revolucionaria, Omar Bazán, quien logró ya el consenso pleno de los tricolores pegados a El Paso, Texas para que Oscar Nieto asuma sin mayores cuitas las riendas del Directivo Municipal allá.

Los malosos tricolores nos informan que anoche se ultimaron los detalles y es cuestión de horas para que el relevo de Mayra Chávez se firme sin el derramamiento de una sola gota de sangre grilla en las calles juarenses. Este día tocará un nuevo intento por meter al orden a los grupos priístas de la capital, donde los dejaron solitos desde el Comité Estatal para que se pusieran de acuerdo, pero es hora de que los seguidores de Marco Quezada no sueltan más nombres que el de Tepo para la terna a la presidencia y los leales a Fermín Ordóñez velan armas ante la inminente guerra que se les avecina porque el compromiso de darles la Secretaría General en esta capirucha no se cumplirá.