Regalo justiciero-Tricolor amparado-Exhibida derechohumanista-Leguleyos tricolores

TREMENDO FUE EL regalo de cumpleaños que el fiscal César Peniche y Stefany Olmos, secretaria de la Función Pública, le entregaron al gobernador Javier Corral en bandeja de plata: la detención de Eduardo Esperón, exsecretario de Comunicaciones y Obras Públicas durante los últimos tres años del sexenio de César Duarte, un personaje que a decir de los malosos, representa el segundo golpe más fuerte de la mentada “Operación Justicia para Chihuahua”, debido al calibre de político que es, sólo por detrás del exalcalde Javier Garfio, curiosamente, su antecesor en la SCOP y al que suplió en el 2013, días después que el exedil pidiera licencia para ir en busca de la alcaldía de la capital, la misma que le ganó a Miguel Riggs en julio de ese mismo año.

Sin embargo, Lalo Esperón demostró que es precisamente esa experiencia que lo avala y ese peso político que amasó durante años, lo que permitió que el juez decidiera otorgarle la libertad condicional y así no estar encarcelado durante el proceso que se le acusa, pues como él mismo lo dijo, lo importante son los proyectos que vienen y estar con su familia, aunque tengan que pagar justos por pecadores por acatar las órdenes del entonces gobernador César Duarte.

Los malosos aseguran que el golpe y la intención de perjudicarlos viene envuelto con una dosis de venganza, pues Esperón es un viejo conocido del régimen actual y de su mandamás, el gobernador Javier Corral, y es que el exfuncionario “duartista” fraguó su carrera al interior del PAN y su corazón era tan azul que hasta fue director del Centro SCT en el 2010 durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón, así que tal parece que uno que otro panista no olvidó jamás la afrenta que significó renunciar al partido de Gómez Morín para sumarse al gabinete de su amigo César Duarte, y según los más enterados, dos que tres funcionarios de primer nivel del gabinete de Corral están metidos hasta en la sopa para inculpar a Esperón González.

Y es que está más que confirmado que no es una, sino varias las carpetas de investigación abiertas en contra del exfuncionario por el mismo delito de peculado, así que ayer apenas comenzó la serie de audiencias que encabezará Esperón, luego de que hace apenas poco más de un mes, Stefany Olmos le advirtió desde la Ciudad de México que él era el próximo en la lista.

******

EL QUE CON esta detención se puso más que en alerta es el chaval tricolor Christopher James Barousse, quien a diferencia de Esperón, cuando saltó su nombre por parte de Olmos en una conferencia de prensa allá en la ciudad de México, sí se lanzó a promover un amparo ante la justicia federal y logró detectar que en efecto había una carpeta de investigación en su contra.

Es por ello que James Barousse anda con amparo bajo el brazo porque, nos cuentan, tiene en las próximas semanas que apersonarse en Chihuahua para atender asuntos personales relacionados con bodorrio y toda la cosa, pero posiblemente estos movimientos de la llamada Operación Justicia para Chihuahua alteren el calendario del chamaco tricolor, por aquello del no te entumas y luego se vaya quedar como novia de rancho, vestido y alborotado, y con los invitados a la fiesta esperándolo.

******

ASÍ COMO CASI una veintena de exfuncionarios de la pasada administración estatal están tras las rejas, otros del actual gabinete andan de vacaciones, a pesar de las acusaciones de corrupción en su contra, y no hablamos de otro que de Ernesto Ávila, secretario de Salud favorito y justificado por su jefe, el gobernador Javier Corral, pues mientras él toma sus días de descanso, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos exhibió la nula empatía de la dependencia hacia los ciudadanos, luego de la recomendación emitida por la muerte de tres bebés rarámuris en una clínica de Guadalupe y Calvo, que seguramente terminará por hacerle lo que al viento a Juárez, ya que si aquí en la capital no se ponen las pilas con el desabasto de medicamentos, menos lo harán en un poblado olvidado por la mano de Dios… y la del Nuevo Amanecer.

******

HABLANDO DE CORRUPCIÓN, los que trabajan a marchas forzadas ante la necesidad del gobernador Javier Corral de ungir al que será el fiscal Anticorrupción en las próximas semanas, son los panelistas encargados de analizar los perfiles de los que se anotaron para encabezar dicha Fiscalía, un total de 23 que deberán amarrar o descartar el sábado, si es que al momento del registro no cumplieron con los requisitos, por lo que quien anda con tremenda chamba es Lalo Romero, el exsecretario de la Función Pública durante el sexenio de Vicente Fox, quien fue designado por Coral para que pula la lista de los que “combatirán” la corrupción durante los próximos años. Tic tac, tic tac, comienza a sonar el reloj legislativo del góber, a unas cuantas semanas de que pierda el control del Congreso con la llegada de los morenistas.

******

EN TERRENOS TRICOLORES, los malosos nos cuentan que la próxima semana se reincorporan a sus labores los mandones allá en la colonia Dale, donde los pendientes son meramente la judicialización post electoral, de la cual aspiran sacar para el molino priista un par de diputaciones por la vía plurinominal adicionales a las dos que ya les suman de chaleco todo mundo. Los abogados de la familia revolucionaria insistieron esta semana en que los escritos ya se encuentran redactados y listos para que solamente el lunes próximo reciban el último sí y la pelea, primero en la mesa del Instituto Estatal Electoral y seguramente después en los tribunales comiciales, sea por cuatro pluris y no solamente dos. De ser así la más contenta podría ser Rosy Gaytán, quien alcanzaría silla en el Congreso del Estado como pago por la lealtad al dirigente estatal, Omar Bazán Flores.