Regular
$19.15
Premium
$20.36
Diesel
$20.90
*Precio variable según estación

Reclamo mayor-Exhibida presidencial-Yeidckol, la cereza-PRI agónico

EL ALCALDE DE Cuauhtémoc, Carlos Tena, fue duro, directo y a la cabeza; su objetivo nítido, el gobernador Javier Corral, a quien con dedo flamígero acusó de perseguirlo políticamente. Ese fue el resumen ejecutivo del breve encuentro del edil de la zona noroeste y el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la visita del tabasqueño el pasado sábado a Juárez.

Ahora bien, no es necesario crear antipatía en AMLO por la persona del mandatario chihuahuense; el panista se encarga sin ayuda de ello. Pero lo que los operadores políticos de Palacio de Gobierno en Chihuahua no midieron, fue quizá la línea directa que demostró el edil manzanero tener con el Presidente de la República.

******

AHORA BIEN, CHIHUAHUA sí se encuentra en la agenda nacional, no como los aldeanos quisieran, pero sí en la memoria de que aquí se violentan los derechos humanos un día sí y el otro también.

Para muestra de ese “radar” geográfico y judicial, están las palabras de Luis Pérez de Acha, quien está a un tris de ser nombrado Fiscal General de la República, y al referir el nombre de Chihuahua, su mente no giró en torno a la persecución judicial del exgobernador César Duarte, ni mucho menos en contener la ola de narcoviolencia que tiene sentados sus reales en la entidad, sino de la urgencia por atender los focos rojos de violaciones a los derechos humanos que hay en estas tierras norteñas.

Es por esta visión que se tiene de Chihuahua en el centro dela pais, que las acusaciones y denuncias de un edil cercano al Presiente López Obrador, como lo es Carlos Tena, no debieran ser echadas en saco roto.

******

PARA TRISTEZA DE muchos y desesperación de otros tantos, la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador este fin de semana a Ciudad Juárez, en donde presentó el programa Zona Libre en la Frontera Norte, demostró aún más esa mutua aversión que existe entre el mandón del país y el gobernador Javier Corral, quien no se cansa, y nunca lo hará, de conflictuar la vida política estatal y por tanto de despotricar en contra del tabasqueño, que fiel a su costumbre, no responde ni responderá a los berrinches del góber chihuahuita, a pesar de que el sábado en la fronteriza ciudad pretendió robarse el show, sin embargo, el colmillo de AMLO es tal, que cuando Corral va por la leche, el presidente ya viene con el queso rodando.

Y es que mientras a López Obrador los juarenses lo recibieron con peticiones y esperanza, a Javier Corral lo recibieron con protestas, con reclamos por la carencia de interés de sentarse a gobernar un estado que se desmorona. Así que en su llegada a Ciudad Juárez, el presidente de México fue listo y cauto, a sabiendas de que con el gobernador en turno poco o nada se puede hacer en conjunto, no así con el alcalde Armando Cabada, quien es el más beneficiado con la gira de AMLO y la postura de Corral Jurado. Juárez se beneficia y él se posiciona rumbo al 2021.

******

HABLANDO DEL 2021 y la carrera que se viene, por más temprano que todavía sea, los malosos nos comentan que la gira que Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena, también emprendió en Ciudad Juárez desde el viernes, fue precisamente para irle de una vez calando el agua a los camotes para la gubernatura, pues los morenos saben que el PRI está aún herido y el PAN se autosabotea con la gestión como gobernador de Javier Corral, lo que le da a los izquierdosos muchachos que en el estado lidera Martín Chaparro, una oportunidad de oro para hacerse del Gobierno del Estado, sin embargo, tanto Yeidckol como Martín, saben del poderío de los aspirantes independientes, por lo que desde ya y a dos años y medio de que Corral se vaya, Morena tiende los hilos.

Y es que está postura de Polevsky fue firme al declarar que en el caso del gobernador Corral “no hay peor ciego que el que no quiere ver” en cuanto a que los compromisos de Morena se irán cumpliendo por el gobierno federal que encabeza AMLO, pero más aún cuando la dirigente nacional partidista aseguró que al mandatario chihuahuense “o le falta información o está manipulando la realidad”. Al final, el frente político de batalla se mantiene abierto con el centro del país y la encerrada de ablandar al rival es precisamente la lider morenista.

******

PARA NO SOLTAR el hilo fronterizo, hoy en Ciudad Juárez andará el líder del PRI Estatal, Omar Bazán, quien tiene planeado reunirse con el dirigente priista en ese municipio, Óscar Nieto, y es que la intención es reunir a los liderazgos de la familia revolucionaria que todavía quedan en Juárez, pues al igual que las demás fuerzas políticas, Bazán Flores también trae la mira puesta en lo que suceda en el 2021, pero las fracturas que él mismo provocó, como los disgustos con presidentes seccionales o el pleito con los diputados Chuy Velázquez y Betty Chávez, pudieran cobrarle factura al líder priista, que trae los bonos un poco bajos.

Por lo pronto, Bazán y Nieto, allá en Juárez, tienen la difícil tarea ya no solamente de reforzar las huestes tricolores que aún quedan por aquella localidad, sino de perdida abrir el local partidista, el cual nos reportan se mantiene cerrado porque no le quieren meter chelines ¡ni para la luz y el agua, mucho menos para una Secre que conteste el teléfono… que tampoco está conectado!

******

Y SI DE bonos se trata, los que andan más que enojados son los trabajadores del sector salud en el estado, pues por más que se diga que hasta tienen sindicato, su líder Pablo Serna parece más charro que un sombrero, y aunque será el miércoles cuando les paguen los bonos sexenal y de despensa, lo cierto es que la segunda parte del aguinaldo no tiene fecha exacta para ser depositado, y al igual que el gobernador Javier Corral, el dirigente sindical ya le aprendió a lloriquear y echarle la culpa de todo a la federación, ya que esa fue su excusa en un comunicado oficial que les mandó a los empleados del sector salud, quienes con Serna como líder y Corral como gobernador, ya no ven lo duro, sino lo tupido.