Regular
$19.15
Premium
$20.36
Diesel
$20.90
*Precio variable según estación

Problema insalubre-Aportación juarense-Encerrona militar-Duartistas y morenistas

TODAVÍA NI TIENEN fecha exacta para entregar la segunda parte de los aguinaldos a los empleados del sector salud de Gobierno del Estado, cuando ya se le vino otro broncón a la Secretaria de Salud estatal y al dirigente de la Sección 42 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Pablo Serna, quien a la usanza del charrismo sindical, prometió a los agremiados que los bonos sexenal y de despensa, sería entregados no sólo al personal de base, sino también a los regularizados o a los empleados que están ahí por contrato, lo que desató el enojo de los que se sintieron malqueridos y ninguneados, además de engañados por su líder sindical.

Además, por si fuera poco, los malosos también nos enteraron que algunas tarjetas que se les entregó a los trabajadores del sector salud, los que sí son de base, no tenían fondos, por lo que el calvario nomás no se acaba para ellos, quienes ni siquiera recibieron su aguinaldo completo y los bonos nomás no llegaron para disfrutarlos en Navidad, así que con ya 10 días del presente año, los trabajadores de salud continúan en las mismas: despreciados por todos.

******

MIENTRAS TANTO, ALLÁ en la Cámara de Diputados, en las mesas donde se discuten los pormenores y alcances de la tan llevada y traída Guardia Civil y su participación en los mandos únicos de seguridad que ya operan en estados y municipios, quien levantó la mano a favor de la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, fue el Secretario de Seguridad Pública de Ciudad Juárez, Ricardo Realivázquez, quien participó en las discusiones junto a su homólogo de Tijuana este miércoles en la CDMX.

Y es que si bien don Ricardo dijo estar de acuerdo en la conformación e intervención de una Guardia Civil militarizada como la plantea el Presidente AMLO, ésta deberá ser acotada con la conducción en cada municipio de un mando civil, es decir, que la cabeza operativa y responsable del mando único que llegue a controlar la fuerza propuesta por el gobierno federal, sea un civil y no un militar.

Menuda acotación la que hizo Realivázquez, pero al menos no fue el tajante “no” que ya parece disco rayado en no pocos estados de la republica frente a la propuesta presidencial que ya se encuentra a la vuelta de la esquina para su implementación.

******

YA QUE MENCIONAMOS a Marcelo González Tachiquín, exsecretario Particular de César Duarte y también extitular de la Secretaría de Educación, donde temblaron por aquello del dicho “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, por las propias a remojar” fue en el alma de una decena de exasesores del ahora detenido y que actualmente se encuentran en las diferentes nóminas que hizo el parrido Morena en diversos frentes del estado.

Y es que curiosamente algunos ex colaboradores de Marcelo González, que supieron con certeza el teje u maneje financiero del hoy acusado, se encuentran felices y contentos en tareas partidistas y burocráticas bajo las siglas de Morena.

Asi que no será extraño ver que la investigación pudiera salpicar al partido de Morena, pues sin lugar a dudas que hay varios exfuncionarios de mediano pelo que saben lo que ocurrió a detalle en la Secretaría de Educación, mientras estuvo al frente de la misma González Tachiquín.

Y es que fue precisamente ahí, en esa dependencia, en donde se le acusa de meterle mano al cajón del Plan Villa, un ambicioso proyecto que emprendió el exmandatario estatal para poder desviar unos billetes so pretexto de adquirir balones, uniformes e instrumentos musicales para escuelas del estado. Así que al igual que otros exfuncionarios de Duarte Jáquez, la Fiscalía General del Estado asegura que Tachiquín, el cual buscaba ser gobernador en el 2016, participó en la desviación de 23 millones de pesos y por eso hoy se le acusa de peculado agravado.

Cómo botón de ejemplo, los malosos revelaron que el golpe grillo que conlleva la detención de González Tachiquín va más allá del PRI, pues el susodicho ya ni siquiera es militante tricolor, luego de su renuncia pública al partido hace ya tres años, cuando su padrino político, César Duarte, no lo ungió como candidato a gobernador, así que en una de esas y por tirar el trancazo a Morena, el gobierno de Corral y su Fiscalía podrían ir tras la excandidata a síndica de los morenos el año pasado, Miroslava Arvizo, una de las personas más allegadas a Tachiquín durante casi todo el sexenio pasado.

******

HABLANDO DE BLANCOS que están en la mira, el que lo está en la del presidente Andrés Manuel López Obrador es su súperdelegado, Juan Carlos Loera, pues ya no es una, sino varias las quejas que le han llegado al tabasqueño con referencia directa al diputado que pidió licencia para dedicarse a coordinar programas federales, y una de ellas es la cercanía de Loera con el gobernador Javier Corral, sobre todo después de que la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, les pidiera a los morenos apretar las tuercas, así que para muchos del partido en el poder, no les agrada que el súperdelegado ande tan compa del mandón de Palacio.