Politizador-¿Duda razonable?-Manoseo judicial-Oxigeno a Meade

EL CUARTO ATAQUE en una semana en contra de las corporaciones policíacas del Estado, que dejó a dos agentes de la Fiscalía General sin vida, terminó por sepultar los discursos engañosos del gobernador Javier Corral y del fiscal César Peniche, que con todo y que también fueron sus escoltas el blanco de pistoleros, decidieron hacer como que nada pasaba, en su afán de sostener la gobernabilidad, sin embargo, cuando los hechos te superan, es imposible no estar alerta ante las constantes amenazas del crimen, además de que ayer y en el doble asesinato de ministeriales en la carretera a Aldama, se trató del comandante de la Fiscalía en Ojinaga, Rodrigo Ibarra, quien cayó abatido junto a su compañero.

Sin embargo, Corral, en su afán de politizar todos los aspectos sociales y de violencia, también decidió sacar raja de lo que está ocurriendo con los ataques a la Comisión Estatal de Seguridad y a la Fiscalía, que si bien podría tener razón, lo cierto es que la ejecución de los ministeriales no se vincula con la persecución contra el exgobernador César Duarte, la llamada Operación Justicia para Chihuahua, a menos que el oriundo de Balleza haya extendidos sus tentáculos con terrenos y ranchos en el fronterizo y desértico municipio.

Además, es tal la crisis al interior de las mencionadas corporaciones, que los malosos nos comentan que los agentes están mentalizados a que diario estarán expuestos a algún atentado por parte del crimen organizado, así que a defenderse y estar alerta, con o sin el apoyo de los altos mandos de la CES y la Fiscalía General del Estado.

******

PERO EN LO que el gobernador Javier Corral y el fiscal César Peniche sí se pondrán las pilas, es en las diversas órdenes de aprehensión que se vienen en las próximas semanas en contra de exfuncionarios ligados a César Duarte Jáquez, y es que tal como lo habíamos adelantados desde hace meses, abril, mayo y junio serán clave para los movimientos políticos y jurídicos del mandón de Palacio contra duartistas y opositores, pues aprovechando el furor electoral, Corral Jurado no dejará escapar la oportunidad de ayudar a su candidato presidencial, Ricardo Anaya, y de paso echarle tierra al gallo priista y delfín del gobierno federal, Pepe Meade, así que agárrese para las emociones que vienen, que a decir de los malosos, se antojan bastante fuertes.

******

Y A QUIEN de plano le regresó el alma al cuerpo es a la consejera y vicegobernadora Lucha Castro, luego de que ayer la Suprema Corte de Justicia de la Nación le tumbara dientes al Consejo de la Judicatura Estatal, pero que no deshizo su conformación y por tanto podrá seguir cobrando las mieles del Poder Judicial, sin embargo, a quien debería agradecerle la mandona de ese edificio que el gobernador Corral llama monumento a la corrupción, es al número dos de Palacio de Gobierno, César Jáuregui Robles, cuyas visitas a la Ciudad de México y su colmillote retorcido, ese que adquirió como consejero de la Judicatura Federal, le redituaron y mucho, ya que con siete votos de 11, la experiencia del político experto en leyes, además de la diplomacia con la que se maneja, le permitieron que cuatro ministros salvara al Gobierno del Estado de otro ridículo mental.

******

Y COMO LA grilla judicial nomás no cesará esta semana que empezó más que calientita, este martes se espera que se reanude la sesión del Pleno del Tribunal Superior de Justicia, donde están a la espera de saber si podrán sacar la votación de quien será el Presidente de ese Poder del estado.

Hasta anoche nos reportaron los malosos que sigue presionando –con una lastimosa obcecación-  el depuesto titular Julio César Jiménez Castro, quien ostenta la presidencia de manera interina por ser el Decano del changarro, pero al que la Corte mexicana ya exhibió en todo el País como alguien que llegó a la titularidad del Poder Judicial en Chihuahua como resultado de una chicanería legislativa orquestada desde la oficina del gobernador Javier Corral; No cabe duda que en ocasiones la terquedad se acentúa con la edad.

Entre los magistrados la búsqueda del apoyo fue por parte de dos perfiles. Se trató todo este fin de semana de los movimientos realizados por Pablo González y Juan Rodríguez Zubiate. Entre ellos no terminaron de ponerse de acuerdo; el primero trae el apoyo de la Secretaría General de Gobierno y el segundo no es mal visto por el gobernador Javier Corral. El gran elector que nuevamente será el titular del ejecutivo deberá operar al final del día por uno y al otro le quedará mal, porque de que hizo acuerdo con ambos de eso no cabe la menor duda. La pregunta es quién será aceptado con mayor facilidad para alcanzar los 21 votos que requiere en primera ronda, o de plano se tendrán que ir a una segunda vuelta electiva para conseguir por lo menos una mayoría simple. Hoy la mira está puesta de nuevo en el ya de por sí manoseado “santuario de la justicia”.

******

SI OTRA COSA no sucede y la agenda se altera por situaciones de esas que ocurren en Chihuahua, ya sea una orden de aprehensión o la captura de algún pesado personaje priista, sería a finales de este cuando el candidato del PRI, PANAL y Verde a la Presidencia de la República, Pepe Meade, visite las principales ciudades de la entidad como parte de su campaña electoral, lo que sería un aliciente para los candidatos tricolores y hasta para los verdes y también turquesas, quienes andarían todos juntos, en el templete, aunque ya abajo cada uno jale para su propio rumbo.