* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Lineazo azulado-Candil de la calle-¿Peluches morenos?-Chihuahuense en Puebla

“ALGO PREPARAN, ALGO esconden”, los integrantes de la Comisión Electoral Organizadora del PAN encargada de conducir el proceso de selección del nuevo presidente del CDE del bolillazo. La acusación no se lanza en estas líneas, sino que se retransmite tal cual de la queja que anoche elevó públicamente uno de los aspirantes, Jorge Puentes García, quien no cuenta con la bendición de Palacio de Gobierno. Sus amigos y apoyadores panistas adelantaron que el lineazo al estilo tricolor se está dejando sentir ya en las filas de Acción Nacional.

Para no ser más papistas que el Papa, la denuncia de Puentes ahí se encuentra en su red social de Facebook desde las 20:26 horas de ayer. Elevó la queja porque no le quisieron proporcionar información vía correo electrónico, aún y cuando la convocatoria para renovar la dirigencia estatal así lo establece y permite. En terrenos del´sospechosismo político, el aspirante se dijo contento “por la falta de transparencia”, porque eso le indica que su nominación va por buen camino.

Algunos consideraron ingenuo el pensamiento plasmado por don Jorge, pero en términos llanos y planos revela que el piso no está parejo en la contienda, donde la alfombra roja, o mejor dicho, azul, se encuentra tendida para la ex candidata al Senado, Rocío Reza Gallegos.

******

CON LA INTENCIÓN de sacar a Chihuahua del aldeanismo político, como él le llama, el gobernador Javier Corral volverá a reunir a sus amigos y conocidos en un foro del que se habló mucho, pero el cual se seguía posponiendo y que ya por fin tiene fecha e invitados, todo sea para charlar y debatir acerca de la lucha anticorrupción, la bandera con la que el mandatario estatal se ha envuelto desde que asumió hace dos años la gubernatura del Estado, así que en medio del duro golpe que representó que el priista Alejandro Gutiérrez, “La Coneja”, saliera de la madriguera del CERESO de Aquiles Serdán, el mandón de Palacio podrá describir junto a sus conocidos, su guerra contra los corruptos, claro, mientras no sean panistas o integrantes de su gabinete.

La cita es el jueves 11 y viernes 12 de octubre en la Casa Chihuahua, lugar predilecto del gobernador para realizar sus foros antialdeanos, y entre los panelistas que participarán destacan Santiago Nieto, el exfiscal de la FEPADE que encabezará la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el próximo gobierno federal, así como Ciro Murayama, el consejero del Instituto Nacional Electoral y Luis Carlos Ugalde, expresidente del extinto IFE, a quien por cierto, en el 2006, el hoy presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, se cansó de acusarlo de corrupto, por el supuesto fraude cometido para beneficiar a Felipe Calderón.

Sin embargo, tal parece que 12 años después, varios ya lavaron sus culpas ante lo que será el nuevo poder en el país, o simplemente para no ser acusados, buscan estar del lado correcto de la historia.

******

VAYA REUNIÓN DE altura y de alcurnia la que se vivió ayer en la Ciudad de México, y es que un grupo de empresarios chihuahuenses, de los más colmilludos y grillos, se encontraron en la capital del país con Alfonso Romo, el próximo jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y uno de los hombres más cercanos a Andrés Manuel López Obrador, pues el objetivo es ir tendiendo los puentes necesarios con los que serán los futuros gobernantes de México, así que un encuentro concertado por el empresario Miguel Ángel González Lardizábal, hasta allá viajaron los exalcaldes Eugenio Baeza, Alejandro Cano y Álvaro Madero, y otro que quiso serlo, Enrique Terrazas Seyffert, además de Jaime Cruz Russek, quienes platicaron largo y tendido con Romo acerca de las inversiones que Chihuahua requiere, pues a falta de un Gobierno del Estado que las gestione y aplique, ahora los empresarios también tienen que hacerla de gestores.

******

HABLANDO DE LA alta alcurnia, quien estuvo como invitado a la boda de César Yáñez, el inseparable vocero del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, fue ni más ni menos que Juan Carlos Loera, actual diputado federal que en diciembre asumirá como el coordinador de los programas federales en Chihuahua, algo así como un vicegobernador, por lo que en el bodorrio en el que echaron la casa por la ventana, con menú digno de la gente de peluche, el juarense se dejó ver muy contento conviviendo con los novios y también con el tabasqueño, refrendando una vez más la cercanía que existe entre ambos y que se espera se traduzca en beneficios para el estado. ¿Será?