Judicialización juarense-Morenos felices-Efecto Maru-Rosy Gaytán revive

LO QUE PARECÍA ser una jornada electoral tranquila que culminaría sin patadas e impugnaciones, resultó ser un sueño guajiro, y el que advirtió de la impugnación es el candidato independiente a la alcaldía de Juárez, Armando Cabada, quien buscaba la reelección y según los números del PREP, se vio superado por más de 5 mil votos por Javier González Mocken, aspirante de la coalición Juntos Haremos Historia, que le arrebataría al comunicador su esperanza de reelegirse tres años más en el cargo y de ahí enfilarse a la grande, la añorada gubernatura por el 2021.

Y es que a decir de Cabada, él tiene sus propios números y en 53 casillas, según sus palabras, no le contaron un solo voto, por lo que exigió el recuento de la elección, vaya, quién iba a decir que a doce años del voto por voto, casilla por casilla, impuesto en el 2006 por el hoy presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, la frase sería utilizada en contra de uno de los suyos, quien estaría haciendo historia al imponerse en el municipio más poblado de Chihuahua.

******

PRECISAMENTE POR LO que en las pasadas elecciones parecía imposible para el hoy presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que era ganar Chihuahua, un estado por completo azul y tricolor, los que entregarán excelentes cuentas al tabasqueño, son tres de los enviados de AMLO a lidiar con la problemática norteña. Se trata de Ariadna Montiel, Rafa Espino y Jesús Valencia, quienes sacudieron el mito de que sólo la derecha gana en estas tierras.

******

QUIÉN DIRÍA QUE el efecto de la alcaldesa con licencia y futura presidenta municipal de la capital del estado, Maru Campos, le salvaría el pellejo al gobernador Javier Corral, pues fue esa hegemonía en el municipio, lo que le permitió al mandatario perder sólo tres de los 16 escaños que actualmente tiene el PAN en el Congreso del Estado, que, sin embargo, lo colocarán en apuros cuando de mayoritear sus iniciativas se trate, algo a lo que se venía acostumbrando desde octubre del 2016, cuando en ese entonces, el antipriismo se erigió en Ciudad Juárez y por tanto le permitió hacer y deshacer desde el Poder Legislativo. El domingo, la frontera le demostró que hace dos años perdió el PRI y no ganó el PAN, no así en el municipio de Chihuahua, en donde el panismo de cepa, ese que él suele despreciar, le enmendó un poco la plana.

Por lo pronto, los 13 diputados que asuman en septiembre, los nuevos y los no tanto, no la tendrán fácil en el Congreso local, pues Morena, el partido al que el gobernador tanto ninguneó, en conjunto con el virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, se erigió con 12 curules, tres más el PRI y uno para el Verde y Nueva Alianza, así que ni sumando a los tres de Movimiento Ciudadano, al góber le alcanzará para imponer su voluntad y maniobrar el Legislativo a su antojo, tal como él y sus antecesores estaban acostumbrados a hacerlo. Así que tal como le adelantamos en este espacio desde hace semanas, a Corral se le podría acabar el corrido del dispendio en el Congreso, por lo que no dude que en las próximas semanas, comiencen a desahogarse todas aquellas iniciativas que él mismo envió y que buscarán aprobar a como dé lugar.

******

PEEEEEEEERO, AQUÍ YA salió uno de los grandes primeros “peros” en esta distribución que se anuncia de las famosas plurinominales, y es que desde el seno de la nueva casona de la colonia Dale, los malosos tricolores ya dejaron saber que irán con todo por una cuarta curul que dicen tiene el nombre de Rosa Isela Gaytán.

Así como lo leen, y es que según los enterados, los chamacos del PRI quieren dejar a los panistas con 12 diputados locales, o si se puede con menos, ya que según ellos, los tricolores, a los chavales del PAN no les puede tocar más de una diputación plurinominal, mucho menos dos y de tres mejor ni hablamos, porque caerían, según sus números en la famosa sobre representación del 8 por ciento, es decir, que el porcentaje de diputados locales que tienen un partido político por ambos principios en el Congreso local (mayoría y representación proporcional), no debe ser mayor, al porcentaje de votación obtenida en las elecciones más 8 puntos más, y ahí el PAN se pasaría por mucho si es que se queda con 12 ó 13 legisladores. De ser así, hasta la legislación local estaría jugándole las contras al gobernador Javier Corral que no terminó de hacer bien los números electorales junto con sus alquimistas, si es que los hicieron.

******

CONTINUANDO CON EL gobernador Javier Corral, tanto fue el golpe anímico de la derrota de su gallo panista a la Presidencia de México, Ricardo Anaya, que ayer hasta entrada la tarde, el mandón de Palacio aplicó el mutis total y ni referencia hizo del contundente triunfo de Andrés Manuel López Obrador, próximo presidente de México, es decir, aplicó la de su odiado enemigo priista y antecesor, César Duarte Jáquez, cuando la noche del 5 de junio del 2016, Corral era declarado ganador de las elecciones. Cada vez más parecidos el uno con el otro, por más que el actual se enfunde a sí mismo en un halo de justiciero, aunque no en un político que gestione y reaccione ante las necesidades de sus gobernados. El berrinche puede mucho más.

******

YA QUE ANDAMOS con las lecturas futuras a raíz de las actuales, con el efecto de la alcaldesa con licencia y próxima presidenta municipal por tres años, Maru Campos Galván, así como el provocado por Andrés Manuel López Obrador en sus candidatos de Morena en todo el estado y ante una posible victoria, según el PREP, de Javier González Mocken en Ciudad Juárez, los malosos nos adelantan que si la lógica se impone, los futuros gallos a la gubernatura del 2021 serían Maru por el PAN y el juarense por los morenos, dejando de lado al independiente Armando Cabada, sí y sólo sí, la tendencia se mantiene a favor del exalcalde suplente del priista Enrique Serrano.

Así que en dos años y medio se comprobará la profecía grilla, Maru teniendo que lidiar con los errores o aciertos del actual gobierno estatal, además de su chamba claro está, y González Mocken por las acciones de AMLO y lo que puedan hacer ambos por Juárez, por lo que ambos tendrán que aplicarse y trabajar con todo, si no quieren que un tercero aproveche y los madrugue. En octubre inicia la cuenta regresiva.

******

Y MIENTRAS EL bipartidismo queda atrás en Chihuahua, entiéndanse los eternos PRI y PAN, los que también se andan dejando atrás entre ellos mismos son los priistas locales, y es que quien rompió las lanzas con Omar Bazán, dirigente del PRI Estatal, fue el excandidato tricolor a la alcaldía de Chihuahua, Alex Domínguez, quien ayer reconoció su derrota y de paso la nula o poca ayuda de parte del CDE a su candidatura, mientras que Bazán, el otrora chico maravilla de la familia revolucionaria, dio la cara ya muy tarde y a través de las redes sociales, dejando solos, como todo el proceso electoral, a sus candidatos. Por lo pronto, los malosos nos adelantan que para no verse tan despreocupados, la dirigencia estatal estará mañana “muy” pendiente de los resultados. Y es que hay que recordar que Bazán será diputado local sí o sí, pues él mismo se anotó en el número uno de las listas plurinominales.

******

PARA MUESTRA DE lo roto que está el PRI, ayer el exgobernador José Reyes Baeza y excandidato al Senado de la República, no se guardó nada en contra de su otrora amigo del alma y exalcalde de la capital, Marco Adán Quezada, quien de plano dejó tirado el partido y se inclinó por otras fuerzas políticas para hacer grilla, tan es así que Reyes, sin tener que mencionar el nombre siquiera, no dudo en calificar de traidores a todos aquellos que en la malas negaron su priismo, sin importar que dejaron amigos en el camino… todo sea por los que “dijeron que estaban, y nunca estuvieron”.