* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Guerra sin tregua-Represalias en ciernes-Nuevos objetivos tricolores-Maru no para

LA GUERRA ESTÁ declarada. Ya sea por tintes electorales o porque de verdad el gobernador Javier Corral ha preferido ir en contra de la corrupción y ser el paladín de la justicia, aunque eso sí, selectivo y acorde a los colores que no son los de su partido, porque si así fuera, también debería de ir contra su secretario de Salud, Ernesto Ávila, acusado de hacer negocio con medicamentos, o contra los panistas Hugo Shulz, ex alcalde de Chínipas y el vocero del PAN Estatal, señalados a través de audios y en las audiencias del asesino intelectual y material de la periodista Miroslava Breach, de ser ellas los que la pusieron en la cruz ante el grupo delictivo de “Los Salazar” con tal de salvar su propio pellejo.

Si esa cruzada anticorrupción fuera pareja y sin miramientos políticos, sin duda sería digna de aplaudirse, ya que aunque sea un hecho sin precedentes en la historia de Chihuahua, lo cierto es que o todos coludos o todos rabones, además, es imperante que alguien le notifique al mandón de Palacio que la Fiscalía no nada más debe enfocarse en corretear funcionarios corruptos, sino que también debe invertir su tiempo en combatir la narcoviolencia que en los últimos meses ha alcanzado los niveles del 2009 y 2010, cuando el estado se vio envuelto en una narcoguerra y por cierto le fue muy mal. Hoy está en una guerra política, en donde ya comenzaron a sentirse los efectos: recortes presupuestales, carencia de obra pública y un gobernador que está más ocupado en despachar desde la Ciudad de México por andar pateando el avispero, avispas que no le picarán a él, sino todos los ciudadanos en sus bolsillos.

******

LO CIERTO ES que el mensaje que ayer soltó el gobernador Javier Corral en contra del presidente de México, Enrique Peña Nieto, al acusarlo de tomar represalias por procesar priistas y por tanto recortarle recursos a través de la Secretaría de Hacienda, detonó una bomba que desde el mes pasado traía la cuenta regresiva: ¿qué sucederá con Manlio Fabio Beltrones, el todopoderoso ex gobernador de Sonora y ex líder nacional del PRI? Ayer se confirmó que Manlio ya se amparó, vaya, quién en su sano juicio hubiera apostado que algún día, uno de los políticos más pesados e influyentes habría de correrle a la justicia.

Para el inquilino de Los Pinos ahora viene una encrucijada: Manlio o César Duarte. Si por un lado es el primero, el gobernador Javier Corral demostraría que hincó al poder tricolor en su máxima expresión, al temido Beltrones, pero si al que entregan es al segundo, al ex gobernador de Chihuahua oriundo de Balleza, el golpe mediático al priismo en vísperas electorales podría significar un zarpazo de muerte a la familia revolucionaria y a su candidato, Pepe Meade, además de que Duarte Jáquez, el ex góber, podría hablar tanto que la cúpula del poder se vendría abajo. Tremenda encrucijada para el Preciso.

******

LA FRASE QUE ayer Javier Corral elevó en su intifada personal contra el duartismo y hoy enfocada hacia Los Pinos, nos cuentan los malosos que también rondará a nuevos personajes tricolores que hoy se encuentran más que vigentes y otros no tanto, como es el caso del actual dirigente estatal de la familia revolucionaria, Omar Bazán Flores, así como al ex diputado local,  Ricardo Orviz.

Resulta y resalta que ya la Fiscalía General del Estado tiene en la mira una carpeta de investigación donde se involucran a estos tricolores en la operación inmobiliaria de los terrenos que en Creel, Bocoyna, terminaron siendo el desarrollo base para el aeropuerto de esa zona que nomás no termina de empezar a funcionar.

¿Cómo amarraron en los dichosos expedientes los nombre de Bazán y Orviz? Es un misterio, pero con esa noticia salieron ayer los chicos del Nuevo Amanecer, mientras Corral cacheteaba la víbora mayor de la Federación.

La guerra apenas inicia. Y la pregunta es si este nuevo frente sí lo atenderá el gobierno de Chihuahua, porque pareciera que la trinchera contra la delincuencia de plano quedó en el abandono, y para dejarlo en términos del panista senador Javier Lozano, el principal cantinero en Chihuahua abandonó la barra ante los insoportables borrachos.

Por cierto que los petardos judiciales aquí y allá que lanza el gobierno de Javier Corral, empiezan a generar la idea –en broma, pero a la vez en serio- de una contra demanda de los propios tricolores por delitos contra la moral pública, como si ser priísta no fuera ya bastante peso social a cuestas.

******

PERO MIENTRAS SON peras o son manzanas, y en la Ciudad de México el gobernador Javier Corral se pelea con Los Pinos y la Secretaría de Hacienda, mientras la inseguridad es una burbuja que envuelve a Chihuahua, la que hoy encabezará la graduación de 26 policías municipales es la alcaldesa Maru Campos, quien desde su trinchera, el Ayuntamiento capitalino, debe mover cielo, mar y tierra para combatir al crimen, sea o no su incumbencia, como lo ha sido y es la disputa entre los grupos delictivos del narcotráfico que se pelean la plaza. Por lo pronto, 26 agentes nuevos son los que tendrá la Dirección de Seguridad Pública Municipal a cargo de Gilberto Loya.

******

PASANDO A LA grilla, el que dio señales de vida y seguramente porque suspira por aparecer de nuevo en las boletas electorales es Enrique Serrano, ex candidato del PRI a la gubernatura en el 2016, y es que el también ex alcalde de Juárez, estuvo en un evento tricolor el fin de semana en la fronteriza ciudad, donde el líder nacional del Instituto Jesús Reyes Heroles, Paul Ospital, logró reunir a priistas fronterizos, por lo que la asistencia de Serrano Escobar dio bastante de que hablar, con eso de que ya no tardan en ser publicadas las convocatorias de la familia revolucionaria.