Regular
$19.26
Premium
$20.36
Diesel
$20.90
*Precio variable según estación

Fecha cantada-Salud controlado-Morenos eclipsados-Tricolor festejo

LOS QUE YA esperan con tremendas uñas al secretario de Salud de Gobierno del Estado, Jesús Enrique Grajeda, son los diputados locales de Morena, pues ya existe fecha y hora, para que el funcionario estatal cuya respuesta favorita es asegurar que sabe poco o nada, sea prácticamente obligado a comparecer en el Congreso del Estado so pretexto del Segundo Informe de Gobierno de Javier Corral, pero como a cada capillita le llega su fiestecita, al secretario le llegó la suya y será el 3 de abril cuando tenga que apersonarse en la Torre Legislativa para rendir las pobres cuentas y raquíticos logros que ha obtenido la dependencia a su cargo, a la cual llegó como bombero hace unos meses, tras el incendio que desató su antecesor, el médico militar Ernesto Ávila.
Y es que el caos en el rubro de la salud por parte del gobierno estatal está imparable, pues a escasos días de que se denunció la carencia de incubadoras para los bebés recién nacidos en el Hospital de Especialidades de Ciudad Juárez, ayer trascendió, con fotografías incluidas, el cierre del cuarto piso del Hospital de la Mujer, también en esa fronteriza ciudad, debido a la escasez de insumos para que continuara operando, cuestión que fue denunciada por el diputado morenista, Benjamín Carrera, quien ya le tiene preparada una letanía de quejas y regaños al secretario de Salud, el cual anda más que perdido en el tema.
******
PERO COMO LA grilla puede más que cualquier situación, y a pesar de que los hospitales de la capital a cargo del Gobierno del Estado tampoco cantan mal las rancheras ante la falta de insumos y medicamentos, los trabajadores sindicalizados de la Secretaría de Salud ayer se tendieron a votar por el que será su líder sindical de la Sección 52, en donde las denuncias por compra y venta de votos no se hicieron esperar, además de la tendencia oficialista por favorecer al actual secretario general, Pablo Serna, quien seguramente hoy se oficializará su reelección al encabezar la Planilla Blanca, bajo la venia del gobernador Javier Corral. Así que las quejas y los berrinches, con justa razón, dice los malosos, salieron de la Planilla Verde que encabezó Adalberto Ríos y de la Morada, a cargo de la doctora Verónica Castañeda, uno apoyado por lo que queda del PRI y la doc por Morena, por lo que del choque salieron chispas… y los servicios de salud, bien gracias.
******
EN TERRENOS DEL partido Morena, los malosos nos cuentan que en el marco de la disputa por los amparos promovidos en contra de la decisión de la Presidencia de la República por retirar el subsidio de 950 pesos mensuales por niño a las guarderías y estancias infantiles, la operadora política de esta decisión, la subsecretaria Ariadna Montiel de nueva cuenta estará por estas tierras norteñas para revisar de primera mano cómo va el avance en los censos del bienestar que deberán sustituir, entre otros apoyos, los que ya no se entregan a las guarderías pero que deberán llegar directamente a los padres de familia bajo determinadas condiciones.
El asunto es que el retraso en estos censos que debiera tener al dedillo el delegado del Bienestar, Juan Carlos Loera, ya hace crisis en este rubro y casi todos, porque los apoyos tan anunciados desde hace semanas en las mañaneras de Andrés Manuel López Obrador, nomás siguen en calidad de “jarabe de pico” para la mayor parte de la población chihuahuense que puede ser beneficiada directa de los mismos.
Y es que salvo honrosos casos como el programa de adultos mayores, los demás siguen siendo un misterio en qué momento empezarán a aplicarse o cómo es que se podrán incorporar los jóvenes a Contruyendo Futuro, así como de qué manera los padres de familia podrán acceder a los mil 600 pesos al bimestre para conseguirle una guardería decente a sus chamacos.
La lentitud en la operación de censor, combinada con la excesiva e insana relación armoniosa -por decirlo de manera amena- con el gobierno del estado de parte de Juan Carlos Loera, ha hecho que Montiel se mantenga parada en las 20 uñas por lo que ocurre en Chihuahua. En pocos días de nuevo la reunión de evaluación tendrá otros tintes, a decir de los propios chavales de Morena que están enterados de que la subsecretaria que goza de todas las confianzas de AMLO, no podrá seguir tapando el sol con un dedo de lo que sucede -o mejor dicho de lo que NO sucede- en las eclipsadas oficinas del Bienestar aquí en el norte del País.
******
SIGUIENDO CON EL BOMBERAJE político de Morena, el que tuvo que entrarle a salvar a su sobrino es el diputado local de Morena, Gustavo de la Rosa Hickerson, tío del súper delegado Juan Carlos Loera de la Rosa, tan es así que ayer, el legislador morenista solicitó licencia para retirarse temporalmente de su curul en el Congreso del Estado, donde, dicho sea de paso, es uno de los que más le sabe al asunto de ser oposición y ponérsele al brinco al gobernador Javier Corral y a los panistas, pero como su sobrino, el coordinador de los programas federales, tiene el corazón más azul que algunos corralistas, todo parece indicar que le bajaron la orden de que vaya y lo apoye en la coordinación de las delegaciones en Ciudad Juárez, donde el súper delegado nomás no da pie con bola y por tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su más reciente visita a la capital, le tuvo que jalar las orejas.
Por lo pronto, hoy a las 9:30 de la mañana, el súper delegado saldrá a medios de comunicación para hablar de las bonanzas de los primeros 100 días de gobierno del presidente López Obrador, luego de que primero saliera toda la oposición a poner el dedo en la llaga de los errores, mientras que él, calladito se veía más bonito.
******
EL QUE SE lució en la pachanga que organizó con motivo del 90 aniversario de la fundación del PRI, es el dirigente municipal tricolor, Fermín Ordóñez Arana, quien logró llevar a la fiesta a más de 400 líderes seccionales, así como algunos cuadros tricolores en la capital, como los ex presidentes del Comité Municipal Alex Domínguez y Fernando Mendoza.
Y como dicen que lo cortés no quita lo valiente, Ordóñez logró sentar en la mesa de honor al dirigente estatal del tricolor que no es muy bien visto por la propia militancia, Omar Bazán, quien estuvo acompañado por la Secretaria General y representante de la CTM, Georgina Zapata, y ahí mismo colocó a la diputada Betty Chávez, con quien Bazán mantiene una guerra política abierta por el no sometimiento de la legisladora en las indicaciones tricolores allá en la Torre Legislativa. Vaya, la mano izquierda del dirigente municipal se dejó sentir de principio a fin, al no lidiar batallas que no le corresponden y entrarle mejor a la operación cicatriz por aquello de lo que se pudiera venir en un futuro electoral.
Por cierto que quien no desaprovechó el escenario, pues fue convocado y ahorita no desperdicia ni bodas ni bautizos para posicionarse como una carta tricolor de cara al proceso electoral del 2021, fue el exdiputado federal tricolor y vocalista del Conjunto Primavera, el deliciense Tony Meléndez, quien a pesar de no ser militante de la capital, aprovechó el intercambio de su voz por estar presente frente a una convocatoria capitalina, muy a pesar de que va en contra de los deseos -al igual que Bety Chávez- del dirigente estatal; de hecho, de todos es sabido que Meléndez es carta abierta del ex gobernador Reyes Baeza como contrapeso al propio Omar Bazán en la carrera por la candidatura a gobernador.