Encerrona poderosa-La duda de Ochoa-Guerra del millón-Barbas a remojar

VAYA ENCERRONA DE miedo y protagonizada por figurones la que se vivió ayer en la sede del PRI Estatal, donde los malosos nos cuentan que hasta los celulares les quitaron para que no quedara huella, como dice la canción, la cual fue encabezada por la senadora Diva Gastélum y el líder nacional de la CNOP, Arturo Zamora, así como por el delegado del CEN, Fernando Moreno Peña, y es que más allá de la grilla, que un párrafo adelante le contaremos, el meollo del asunto fue planchar los malestares que pudieran manifestarse durante la visita del mero mandón del priismo en el país, Enrique Ochoa Reza, cuyo aterrizaje está planeado el domingo a menos que suceda un arrepentimiento de último momento.

El segundo punto fue dejarle en claro a la dirigencia que despacha en la colonia Dale, que la elección del próximo pastor del rebaño tricolor será democráticamente y cien por ciento a la usanza priista, con el dedazo que nunca falla y que el perfil del nuevo presidente estatal del CDE debe de corresponder a uno similar al del Estado de México, es decir, joven, sin cola que le pisen y que haya sacado una y otra vez la cara por el priismo contra el gobernador en turno, así que entiéndalo como quiera, sin embargo, algunos de los asistentes salieron respondones, tales como el ex coordinador de la Tarahumara, Miguel Ángel González y el diputado Alex Domínguez, pues exigieron a los mandones tricolores que el nuevo dirigente no sea un gerente de la familia revolucionaria, sino un líder.

Peeero, más de uno y una de los asistentes le salieron respondones al Profe González, recordándole que cuando el gobernador era César Duarte y él parte de su gabinete, ni rezongaba y nomás le sonreía, así que con cuál cara vendría a quejarse de las necesidades del PRI cuando de plano solapó al duartismo, tan es así que los malosos nos dicen que la tónica fue sacar mucha ropa sucia de esa que se lava en casa, a pesar de que los asistentes fueron ex alcaldes, ex dirigentes y ex diputados, sin duda, la crema y nata del tricolor que tuvieron que olvidarse de sus iPhones un ratito.

******

PERO LOS ENTERADOS juran y perjuran que esta encerrona de calentamiento de parte de la dirigencia nacional con los líderes formales del priísmo de Chihuahua, pudo ser un desgaste anticipado, porque en honor a la verdad la visita de Enrique Ochoa se encuentra “tímidamente” confirmada, ante la realidad que el próximo domingo se vivirá en la capital del estado con la visita del candidato de Morena a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Simple y llanamente los mandones del PRI en el centro del País no quieren arriesgar lo poco que les queda en que su presidente nacional se encuentre el mismo día en la misma ciudad que López Obrador, porque bien dicen que las comparaciones son odiosas y más cuando llevas las de perder a todas luces.

El caso es que el evento tricolor será más que controlado. Ya se repartieron la cantidad de acarreados que cada quien podrá llevar, porque las porras serán algo medido, acordado y sin que se desborden las pasiones. Así las cosas, la decisión de que Ochoa Reza aterrice aquí el domingo es una moneda que aún está en el aire y volteando, ambas caras, a ver qué gestos hacen los de Morena.

******

LOS QUE DECIDIERON ya no guardar silencio ante tanto trancazo, cachetada y hasta patadas que salen de la Ciudad Judicial durante las audiencias en contra de los ex colaboradores del ex gobernador César Duarte, es la dirigencia del PRI Estatal que encabezan Memo Dowell y Liz Aguilera, pues ambos ofrecerán una rueda de prensa hoy a las 9 de la mañana en las oficinas de la Dale, en donde la principal cuestión que los hizo aparecer ante los reflectores de los medios de comunicación, es la acusación de los 80 millones de pesos que recibieron de parte del ballezano y razón por la que la FEPADE los trae entre ceja y ceja.

Además, no es sólo el presunto desvío del que el CDE priista fue el beneficiario, sino también los otros botines de 246 millones de pesos y de 379 melones que, según el Ministerio Público, terminaron gastándose en campañas políticas de sus candidatos, sobre todo a la de Enrique Serrano, ex candidato a la gubernatura, así que la familia revolucionaria local tendrá los micrófonos y las cámaras para ofrecer su veldá, ya que en los tribunales han sido exhibidos como representantes de la corrupción más putrefacta.

******

HABLANDO DE PRIÍSTAS, la declaración de un testigo protegido en relación al supuesto millón de pesos que recibieron 20 ex diputados locales por aprobar la famosa bursatilización de los 6 mil millones de pesos, le puso la piel de gallina a varios de los involucrados en levantar la mano aquella tarde de julio del 2016, cuando los ex legisladores le aprobaron el último regalito a la administración del ex gobernador César Duarte, sin embargo, no sólo tricolores le dieron el visto bueno a la última bursa que se adjudicó el ballezano, pues ahí también saldrán los nombres de perredistas, petistas, verdes, turquesas y naranjas.

Aunque a decir de los malosos, algunos se llevaron más de un meloncito y otros se quedaron como el chinito, nomás milando cómo sus colegas sí se adjudicaban los moches, billetes que a decir del testigo, metieron en varias maletas y las trasladaron a la Casa de Gobierno del ex góber prófugo de la justicia… ¿será que ya deberían ir tramitando su propio amparo?

Por lo pronto ayer mismo quien salió a decir esta boca es mía fue la ex diputada juarense Laura Domínguez a pregonar que a ella que la esculquen, pues nunca vio pasar y mucho menos embolsarse ese famoso millón de pesos del que se habló en la sede del Poder Judicial.

Aseguran los malosos que iguales pasos tomará la también ex legisladora del Revolucionario Institucional de Delicias, Elvira González, ya que si acaso hubo beneficiarios de la bancada tricolor que coordinaba Rodrigo de la Rosa, pues al menos ellas dos nomás no fueron centaveadas desde Palacio y la aprobación de la bursa fue por pura disciplina partidista. ¿Quiénes más podrán decir lo mismo? Es la pregunta del millón.

******

QUIEN TAMBIÉN DEBERÍA ir poniendo las barbas a remojar es el ex alcalde de Parral, Miguel Jurado, el ex panista que se volvió priista hasta la médula y que repitió en el cargo por pasarse al lado oscuro de la fuerza grilla, y es que según los más enterados, podría ser el próximo en la lista de las detenciones que trae preparadas la Fiscalía General del Estado a cargo de César Peniche, ya que incluso existe un audio donde el parralense admite que le pagaban a una persona casi 100 mil pesos mensuales, pero que estaban destinados al Comité Directivo Municipal del PRI a cargo en ese entonces del ex diputado Pedro Villalobos, cuestión que la FEPADE ya recogió y que traerá en vilo a ambos personajes, sobre todo después de que el MP sacó a relucir el caso durante una de las audiencias en contra del ex auditor Jesús Esparza, otro oriundo de Parral que ya tiene su habitación VIP en el CERESO.

******

CAMBIANDO DEL TRICOLOR al guinda, será este domingo y como se lo adelantamos desde hace varias semanas, cuando el máximo líder espiritual y dirigente nacional de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, pise tierras chihuahuitas para firmar el Acuerdo de Unidad para la Prosperidad del Pueblo y Renacimiento de México, y es que así con ese pomposo nombre, AMLO reunirá a la raza norteña de diversas organizaciones civiles y sociales, así como ex militantes arrepentidos de otros partidos políticos, los cuales públicamente se sumarán al proyecto de nación del tabasqueño, quien de nueva cuenta y por tercera ocasión buscará la Presidencia de la República, por lo que según los malosos, el mediodía del Día del Padre se verán en la Plaza de Armas un bufet de grillos de todos los sabores y colores que se subirán al tren del ex Jefe de Gobierno del ya extinto Distrito Federal.

******

YA QUE ANDAMOS con los morenos, la que ha sido más gris que una tarde londinense en su papel como regidora del Cabildo capitalino, es precisamente la edil de MORENA, Daniela Pérez Abud, quien además de no acudir a las reuniones de comisión, faltar o llegar tarde a las sesiones, además de dejar plantados a las comunidades rurales que le ha tocado visitar, resulta y resalta que a la mozuela le entró el síndrome del chapulín y hasta quiere ser diputada, aprovechando la popularidad de AMLO y MORENA por supuesto, aunque le falten ganas de chambear para lo que fue electa.