El baile del sapito-Merecida ratificación- Charola MORENA-Baile tricolor

PIENSA MAL Y acertarás, y eso, los malosos lo hacen requetebién, así que por ese motivo es que les causó revuelo haber captado desayunando amenamente en un restaurante del periférico De la Juventud, ni más ni menos que al Consejero Jurídico del Gobierno del Estado, Maclovio Murillo, y al todólogo de la pasada administración, Marcelo González Tachiquín, quien fungió como director de Pensiones Civiles, secretario de Educación y hasta secretario particular del ex gobernador César Duarte, por lo que las antenitas de vinil de quienes los vieron se alzaron hasta la antena más alta.

Y es que con el auge de los testigos protegidos ante el caso Duarte, ver juntos al ex priista que renunció tras un berrinche por no ser el consentido de su ex jefe en el 2016, así como al abogado del Estado, despertó especulaciones de cuál será el trato entre el ex duartista y Maclovio.

******

OTRO QUE TAMBIÉN dejó el lado oscuro de la fuerza para pasar al lado luminoso como guerrero Jedi, y que después de tanta rebatinga será ratificado hoy como magistrado de la Primera Sala de lo Penal en Ciudad Juárez, es el magistrado Marco Tulio Cano, quien después de sentir el calor del fuego amigo, terminó por convertirse en “El Joven Luke” dentro del Poder Judicial, con todo y que sus más drásticos detractores lo calificaron como un “Sith” de altas proporciones.

Al final del día, hoy la carrera de Marco Tulio Cano tendrá un reconocimiento –literal- a sus conocimientos, porque dicen los enterados que su formación, a diferencia de los otros nuevos Magistrados, si es de carrera judicial y experiencia en el ramo. Vaya, su pecadillo quizá fue que lo metieran en el mismo costal junto con los que obtuvieron un Tribunal como si fuera regalo de piñata cumpleañera en la pasada Administración.

******

CON ESO DE que pura raza de peluche se dio cita ayer por la mañana en el hotel más famoso y caro de la ciudad, a propósito de escuchar el “Proyecto de Nación” de alguien que enarbola la bandera de los pobres de cara a las elecciones del 2018, llámese Andrés Manuel López Obrador, los malosos nos comentaron que fue precisamente la cara empresarial de MORENA, Alfonso Romo, quien cuestionó si alguno de los organizadores se pasó de vivo al pasar la charola a los dueños del pueblo que acudieron a escuchar las propuestas de AMLO, aprovechando que en ese lugar se aglomeraron las carteras más llenas del estado, ya que el pudiente empresario decidió evitarlo, sin embargo, quién sabe si alguno se coció aparte y se las jugó a los ahí reunidos. Eso ya le toca investigarlo al buen Poncho.

Así que continuando con el eventazo grillo de la semana, los que ahí anduvieron de colados nos dicen que el encuentro empresarial con los morenos fue todo un éxito para Romo y la secretaria General del guinda partido, Yeidckol Polevnsky, pues el salón lució repleto y en cuestiones de ideologías políticas y económicas hubo de todo como en botica: desde ex priistas con capital financiero hasta los que abonan más en lo político, tales como Víctor Anchondo; Martha Laguette; Víctor Valencia; Óscar Leos Mayagoitia, el cuauhtemense Abraham Montes y por supuesto Fernando Tiscareño, el amigo del ex alcalde Marco Adán Quezada, de quien se dice es el enlace entre el chaparrito ojiverde y AMLO, además de ser el posible aspirante de MORENA a la Presidencia Municipal de la capirucha.

Por supuesto que también se dejaron ver ex panistas contrarios al gobernador Javier Corral, tales como los ex diputados locales del PAN, Jaime Beltrán del Río y Toño López, quienes en una de esas y regresan a las boletas electorales el año que entra, además de que llamó poderosamente la atención, que incluso el dueño de Bafar y ex alcalde suplente y priista de la ciudad, Eugenio Baeza Fares, mandó a uno de sus más cercanos colaboradores para escuchar las propuestas morenistas y chance en una de esas dejarse seducir por el canto de la sirenas de izquierda.

******

Y MIENTRAS UNOS ven con optimismo total el año que se viene, otros andan recogiendo los pedazos que les dejó el 2016, intentando reestructurarse y buscar dar la batalla en el ansiado 2018, ni más ni menos que los priistas de Chihuahua, cuya dirigencia estatal que aún encabezan Memo Dowell y Liz Aguilera, comenzaron desde principios de semana, una serie de reuniones con los diversos sectores que durante años han sido el voto duro de la familia revolucionaria, por lo que para evitar más fuga de capital humano, la decisión del delegado del CEN, Fernando Moreno Peña, fue volver a tocar las bases y desde ahí proyectar de nuevo al otrora partidazo.

Tan es así que nos platican los malosos, que en los próximos días la intención es ir fortaleciendo los sectores como la CNOP, CTM, el OMNPRI y la Fundación Colosio, reuniones que por cierto serán encabezadas por el líder de esta última organización, Omar Bazán, ex senador que calladito, calladito, volvió a introducirse en la cúpula tricolor.

Pero el que no supo quedarse callado en una de esas reuniones con seccionales fue Miguel Ángel González, ex funcionario del gabinete estatal, quien anduvo reclamando por buen trato de parte del delegado, sin embargo, dos aguerridas priistas le recordaron que cuando a él le tocó estar en el poder, eso se le olvidó completamente.

******

OTRO PRIÍSTA QUE ha sabido guardar silencio y que desde ahí ha estado operando, es el ex candidato del PRI a la gubernatura, Enrique Serrano Escobar, el cual está pero parece que no está, ya que sin hacer mucha grilla ni levantar polvareda, nos aseguran que el también ex alcalde de Juárez, sigue firme en la vida interna de su partido, al igual que otra juarense que no se despega de las decisiones que afecten al priismo local, la senadora Lilia Merodio, quien por cierto el próximo domingo celebrará en grande a las madrecitas de la frontera.

******

MIENTRAS ACÁ LOS maltrata y los llama mala leche, mentirosos y vendidos, allá en la Ciudad de México y delante del presidente Enrique Peña Nieto, el gobernador Javier Corral afirma que es necesario de dotar a los periodistas de recursos que los protejan en la labor de informar, es decir, un doble discurso que al pisar su terruño desaparece por completo de la mente y de la agenda del mandatario estatal, y es que ayer, al góber se le llenó la boca como defensor del periodismo en el evento que Peña Nieto organizó para pronunciarse en contra de los asesinatos de comunicadores. ¿Acaso le habrá platicado al inquilino de Los Pinos lo que su jefe de escoltas, Juan Manuel Escamilla, le hizo a un reportero de la fuente? ¿O que siempre que puede afirma que los medios lo golpean por no pagarles convenio? El caso es que ya para los periodistas, entre los buenos y los malos no existe mucha diferencia.