El auditor y la Jucopo-Comprando minutos-Enredo judicial-Más sapos

DESPUÉS DE MOSTRARSE bastante lúcido y firme, a pesar de los embates que salieron de Palacio de Gobierno desde que se llevó a cabo su nombramiento, hoy el auditor Nacho Rodríguez estará más que pendiente de lo que debatan los diputados en la reunión de la Junta de Coordinación Política, misma que preside la priista y jefa de la bancada rosa, Karina Velázquez, una de las que más defendió la designación del actual titular de la Auditoría Superior del Estado a pesar de ser panista, sin embargo, demostrando que los acuerdos grillos hay que respetarlos y sacarlos avante.

El encuentro que realizará la Jucopo será previo a la sesión del Congreso local, y según los malosos, la intención de los coordinadores de fracción que la integran, tales como Miguel La Torre del PAN; René Frías del PANAL; Leticia Ortega de MORENA; el petista Rubén Aguilar; Alejandro Gloria del Verde; Crystal Tovar del PRD; Israel Fierro del PES y del naranja Miguel Vallejo, es analizar y debatir el veto hacia la designación de Nacho Rodríguez que lanzó el Estado desde el lunes pasado, al cual se le sumó el amague del gobernador Javier Corral de desconocer a su colega azulado.

Los más enterados afirman que desde la Junta de Coordinación Política vendrá un cierre de filas en torno al nuevo auditor, lo que demostraría una verdadera autonomía de parte del Poder Legislativo que no se quedaría sólo en el papel, así que los legisladores locales tienen mucho que ganar y poco que perder, a excepción de confrontarse aún más con el mandón de Palacio.

******

Y MIENTRAS ESA lucha se dirime en el campo de batalla legislativo, ayer el gobernador Javier Corral empezó a lanzar granadas de tiempo, para comprar lo que poco a poco se escurre entre los dedos de todo político que ve pasar los días sin poder detener el reloj que se come a todo gobierno. Y es que sin dar más elementos que el hecho de que ya tienen plenamente identificados a los autores materiales de la ejecución de la periodista Miroslava Breach Velducea, el titular del ejecutivo trató de atajar las preguntas de los reporteros que en ciudad Juárez exigían saber si algún día se hará justicia en este caso.

La respuesta fue parca en su contenido, aunque como todo tribuno trató de ponerle edulcorante con palabras. Habrá que seguir esperando las detenciones, si es que éstas llegan.

******

HABLANDO DE TACOS de lengua, en el Poder Judicial del Estado aún no dicen “esta boca es mía” en eso de enviar formal citación al ex director de Adquisiciones durante la administración duartista, Antonio Tarín, para que comparezca en el proceso que evidentemente le involucra y por el cual están presos desde hace un par de semanas el ex director de administración, Gerardo Villegas y el ex secretario de Educación, Ricardo Yáñez.

Y es que como ya es sabido, después del aquelarre que provocó su presencia en San Lázaro, tras la frustrada intentona de asumir el cargo de Diputado Federal, Antonio Tarín cuenta con la protección de la justicia federal para no ser detenido, por el momento, pero la correspondencia judicial para que comparezca nomás no termina de emitirse en el juzgado local que lleva el caso.

Para los que se pueden ir con la finta, Tarín fue citado una vez; si, solamente una vez. Y eso en cuestiones judiciales es como el recordatorio del 10 de mayo o las llamadas a misa: va quien quiere. El inculpado debe pasar por el proceso de desacato a una orden judicial y ésta debe cumplir varios apartados para materializarse. Urge apurar -así, con toda cacofonía- al Poder Judicial.

Nos cuentan los que le saben a la tenebra legal, que debe emplazarse al amparado parralense por medio del juzgado de distrito que le otorgó el famoso amparo, ya que el mismo no le sirve para evadir las acusaciones, solo para no ser detenido. ¿Se habrán olvidado de mandarlo llamar? Es pregunta que también corre contra reloj.

Lo curioso es que el recordatorio de que Tarín anda suelto la hizo el propio Javier Corral, al asegurar, también ayer, que el chamaco es un “prófugo” de la justicia, lo cual tuvo una respuesta del tricolor que en Parral se mueve sin problema alguna y hasta gira de medios allá tuvo para decir que es un perseguido político.

Total que los únicos enlodados con esos polvos acuosos terminaron siendo los chamacos de la justicia que andan un poco enredados con la mensajería entre justicieros.

******

ECHANDO CHISPAS ES cómo anda el priista Fermín Ordóñez, a quien un Juez de Control del Distrito Judicial Morelos, identificado como Jorge Napoleón Raya Valdez, simplemente le anda regando el tepache en lo que respecta a la denuncia que interpuso en contra del fiscal César Peniche, al cual le achacan el uso indebido de la función pública al ejercer como tal y estar suspendido administrativamente por la SFP federal, y es que tras el amparo que interpuso el ex líder del PRI Municipal en contra de la Fiscalía General del Estado por no otorgarle información en los avances de la investigación, los malosos nos enteraron que tras ampararse, el Juez le respondió casi casi en plenas vacaciones, como para que plano el quejoso ni se enterara y le pasara de noche.

Además, se supo que una de las peticiones del Juez Raya para que proceda forzar a la Fiscalía entregar información de la investigación, es que precisamente el priista presente lo que pida ante el juzgado correspondiente, es decir, una exigencia bastante imposible de cumplir coloca a Fermín entre la espada y la pared.

******

Y COMO LA llamada “Operación Justicia para Chihuahua” que emprendió el gobernador Javier Corral, la cual tiene como objetivo llevar a la guillotina a los ex funcionarios de la pasada administración del ex góber César Duarte, y muy en especial a él mismo, apenas anda en pañales y todavía le sobra mucha tela de donde cortar, los malosos nos informan que la cifra de testigos protegidos ha ido en aumento en los últimos días, pues quién sabe si los días santos provocaron que a varios se les salieran los diablos o les entrara lo soplón, que los más enterados comentan que más de uno de los personajes más cercanos al ballezano, no tuvieron de otra que acercarse a las oficinas del fiscal César Peniche para sumarse a la lista de los topos de Duarte.

******

AUNQUE EL QUE nada debe, nada teme, la tramitación de un amparo para evitar ser detenido ante una supuesta orden de aprehensión en su contra, puso en la lupa de la Fiscalía General del Estado a Fidel Pérez Romero, el ex secretario del Trabajo durante el sexenio de César Duarte, por cierto, uno de los pocos que no se convirtió en chanate y permaneció en el puesto durante los seis años completos, y es que la acción legal que emprendió el ex funcionario no sólo puso en alerta a la Fiscalía, sino a la Secretaría del Trabajo en donde ahora despacha Ana Herrera, quien tiene en sus manos no sólo poner en jaque la carrera política de Pérez Romero, sino la de su hijo, Fidel Pérez García, al cual le achacan ser uno de los beneficiarios de los favores turbios en resoluciones laborales de parte de las Juntas de Conciliación.

Y es que el chamaco ha hecho carrera en las filas del PRI y en el 2015 hasta tomó protesta como presidente entrante del Foro de Profesionistas y Técnicos de la CNOP, incluso hasta sonó que sería incluido en la lista de regidores de la ex candidata priista a la alcaldía de la capital, Lucía Chavira, sin embargo, las acciones de su padre y su calidad de junior tricolor podrían cobrarle factura.