Desliz morenista-Puja legislativa-Mocken a CDMX-La cruzada de Cruz

AL GOBERNADOR JAVIER Corral se lo volvieron a chamaquear. Y es que tal parece que el mandón de Palacio, no se enteró (o quizá no quiso enterarse) que su gallo para la dirigencia nacional del PAN, Manuel Gómez Morín, el nieto de la leyenda panista de Batopilas que lleva su mismo nombre, participó en al menos un evento de apoyo, en las pasadas elecciones, de la hoy alcaldesa electa de Naucalpan, Edomex, Paty Durán, que fue impulsada ni más ni menos que por las siglas de MORENA.

En aquellos ayeres (campaña electoral), no faltaron los propios panistas que ver las fotos con la presencia de Gómez Morín en el evento morenista pusieron el grito en el cielo; de nuevo “AMLOver” no lo bajaron y hubo quienes pidieron mandarlo a la temeraria Comisión de Orden para aplicarle medidas disciplinarias o de plano promover ante el Registro Civil algún cambio de apellidos para que no trapeara con los del fundador del bolillazo.

Hoy, el flamante aspirante a dirigir al CEN albiazul, con todo y el antecedente reciente, logró tener como principal aliado al gobernador de Chihuahua, que curiosamente en su gabinete tiene al ex hombre fuerte de AMLO en la entidad, Víctor Quintana, y sin dejar de lado que eso de la izquierda se le ha dado tan bien a Corral Jurado que el mismo día que levantaba la mano de Gómez Morin en la CDMX, minutos antes presentaba al ex líder nacional del PRD, Agustín Basave, como el nuevo representante del Gobierno de Chihuahua en el centro del País.

A ver cómo les pasan la factura los panistas tanto a Manuel Gómez Morin como al propio Javier Corral, ya que los quereres partidistas de Manuelito fueron exhibidos en las redes sociales por panistas indignados, que observan en él a un traidor que ahora se acerca a Acción Nacional para tomar las riendas. Los malosos advierten que lo de Corral y el arropamiento que brindó a Gómez Morín es porque de plano no le quedó de otra al mandatario estatal, quien entre tanto pleito ya se quedó solo también al interior del bolillazo, pues su distanciamiento con Anaya le impide sumarse a Marko Cortés, el ungido del queretano, mientras que la figura de Héctor Larios representa lo que el góber chihuahuense desprecia de su partido, así que para no verse más abandonado, optó por alguien cuya trayectoria nomás la trae en los apellidos.

******

DONDE EMPEZARÁ LA ebullición como si se tratara de una olla de presión para cocer frijoles, será hacia el interior del Congreso del Estado, pues lo que resta del mes de septiembre empezará el verdadero estira y afloja con la repartición de las Comisiones legislativas, pero por lo que se apreció ya en la intensión aliancista de las bancadas de Morena y el PRI, también habrá pelito por todo la integración interna del Poder Legislativo.

Nos dicen que todo el berenjenal iniciará con la instalación de la Junta de Coordinación Política, la cual presidirá Morena, no porque se hayan puesto de acuerdo todo ni mucho menos, simple y llanamente porque la Ley Orgánica así lo marca, al señalar que quien preside el Primer Periodo Ordinario de Sesiones es el grupo parlamentario con más diputados y el segundo encabeza la Jucopo.

Ahora bien, es la Jucopo la que tiene facultades expresas para proponer Comisiones y Comités ante el Pleno del Legislativo, y es donde estará el apretón de tuercas.

La lucha de poder será entre el PAN y el bloque Morena/PES/PRI. Por un lado el PAN ya pudo sumar al los diputados del PVEM, PANAL, MC y PT, que sumados a sus 11 legisladores completan 17 votos para una mayoría simple en el Pleno legislativo, dejando al bloque prieto una sumatoria de 16 (9 de Morena, 3 del PES y 4 del PRI).

Pero con la conformación de la Jucopo ahora los dos principales bloques van por la conquista de las conciencias del diputado del PVEM, Alejandro Gloria, así como de los dos legisladores de Movimiento Ciudadano. Esos tres votos son la bisagra para la conformación de las Comisiones y Comités, pues éstas se definen por mayoría simple. ¿Quién da más? Es la pregunta con cara de puja.

******

RETOMANDO AL GOBERNADOR Javier Corral y de la premura de algunos porque ya llegue el 2021, año en que se renovará la gubernatura, los malosos deslizaron que ya existe un personaje que estará siendo capacitado para ser el delfín del mandón de Palacio y por tanto del PAN, pues aunque la alcaldesa Maru Campos sea la indicada para mantener a los azules en el viejo edificio de la calle Aldama, lo cierto es que al góber no le simpatiza y él ya alista su carta para darle guerra. Se trata de uno de los favoritos del mandatario que deberá fraguarse un camino en la grilla local, pero que a decir de los más enterados, no le alcanzará la venia del gobernador para pasar por encima de la hoy presidenta municipal de la capital, por más que sea el ungido del mandatario.

******

EL QUE HOY se apersonará con todo y su equipo jurídico en la Ciudad de México, es el abanderado de Morena, PT y PES a la alcaldía de Juárez, Javier González Mocken, quienes exigirán a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, una revisión a lo dictaminado por la Sala Regional de Guadalajara, cuyos tres magistrados le otorgaron el triunfo al independiente Armando Cabada. Los malosos afirman que el expriista y hoy moreno, aún guarda una ligera esperanza de que el TEPJF revoque lo establecido en la perla tapatía, aunque los expertos leguleyos vislumbren lo contrario. Lo cierto es que esta historia todavía no termina.

******

YA QUE MENCIONAMOS a los chicos de Morena, quien apenas asumió como senador y ya le declaró la guerra al gobernador Javier Corral, es su examigo del alma y también compadre, Cruz Pérez Cuéllar, que como legislador morenista en la Cámara Alta trae todo el músculo para hacerle frente al mandatario estatal allá en la frontera, y es que el expanista ya denunció la intención del góber de intervenir en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez a pesar de que su candidato no ganó la rectoría, por lo que Cruz, haciendo gala de esa confrontación que ha existido con Corral desde hace seis años, ya sentenció que el mandatario no le tendrá fácil.