* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

CES abandonada-¿Pipa de la paz?-Chueco problema-Cargada moriniana

LOS CONSTANTES ATAQUES armados en su contra y el incumplimiento de promesas por parte de quien maneja los chelines en el Nuevo Amanecer, trae en jaque a prácticamente todos los integrantes de la Comisión Estatal de Seguridad, por lo que la desesperación al parecer llegó a cientos de policías (mandos y elementos) que se sienten abandonados ante el crimen organizado y sus pistoleros, tan es así que nos enteramos que un amplio porcentaje de agentes sólo están en espera del pago de aguinaldos para renunciar a la corporación, pues sin armas y sin apoyo preferirán decir adiós, que aquí quedó.

Las presiones se agravan en el área de seguridad, pero el que quizá más abandonado esté es el propio Comisionado Aparicio, ya que las exigencias de la tropa hacia su oficina son las mismas, pero en tono más elevado que las dichas desde la CES hacia la Secretaría de Hacienda y más recientemente al propio despacho del gobernador del estado.

Nos cuentan los malosos que Aparicio Avendaño ha puesto la cara una y otra vez no solo hacia el interior de la corporación, pues los agentes de la CES ven en su jefe el no cumplimiento en tiempo y forma de los acuerdos que deben ser respaldados desde la Secretaría de Hacienda. Aunado a lo anterior, el clima laboral no es el más óptimo, porque si bien es cierto que los efectivos se encuentran bajo fuego en la zona geográfica que se paren, los mandos, desde medios hasta el Comisionado, son blanco con tarifa por parte del crimen organizado.

La salida sencilla sería la renuncia, eventualidad que el propio Aparicio ha tenido la posibilidad de tomar, pues la tranquilidad de regresar a las filas de la Policía Federal siempre estará vigente, así como atender convocatorias de empleo en otras entidades que le han extendido sendas invitaciones. Las razones para mantenerse al lado del fiscal Cësar Peniche, pero sobre todo del gobernador Javier Corral, queda en conocimiento de la triada, pero la paciencia, nos dicen, ya es algo que ya no abunda en el entorno de la Comisión Estatal de Seguridad. Lo cierto es que la lealtad hacia el Nuevo Amanecer por parte del Comisionado Avendaño, nomás no se traduce en respaldo ni político, ni financiero, y como dirían los clásicos, “uno como quiera, pero… ¿y las criaturas?”

******

CONTINUANDO CON LOS líos dentro de la Comisión Estatal de Seguridad, además de la falta de chelines y armas, ahora hasta de relaciones públicas la tuvo que ejercer el comisionado Aparicio Avendaño, pues debió atender, sin la compañía del Secretario General de Gobierno, César Jáuregui Robles, el problemón que se generó tras las acusaciones por parte del alcalde de Cuauhtémoc, Carlos Tena, señalando a policías estatales como los culpables de levantar y asesinar a un joven elemento de la Dirección de Seguridad Pública de ese municipio. Nuevamente sin el respaldo del Nuevo Amanecer, ni siquiera porque ese “pollito” le correspondía al encargado de la “política interna del gobierno”, tuvo que ir de bombero el piloto aviador a la ciudad manzanera e hizo las paces con el edil de extracción morenista, a quien por cierto, ya le tenían preparado un llamado al Congreso del Estado por parte de los diputados locales, quienes deseaban saber santo y seña de los presuntos abusos de los que se queja.

Los malosos, que en todo están, menos en misa, deslizaron que al alcalde cuauhtemense le dejaron ver desde Palacio de Gobierno, lejos de arreglar el tema de fondo, el anuncio de la especialidad de la casa, con eso de que cuando alguien le canta un tiro grillo al gobernador Javier Corral, sendas órdenes de tacos o cadáveres en el clóset son removidos para recordarles a los rebeldes quién manda. Con esas ayudas hubo que firmar ayer la pipa de la paz.

******

COMO SI EL horno no estuviera para bollos, no solamente en el estado, sino en particular en la zona de Cuauhtémoc y sus alrededores, ayer se pospuso la que sería la audiencia constitucional definitiva para resolver sobre el amparo que se tramitó que permite circular sin que sean molestados por no portar placas de identificación, a los autos internados ilegalmente en el país y que se les conoce como chuecos.

Después de que apareciera en estrados del Poder Judicial de la Federación, la audiencia termino difiriéndose al próximo 23 de noviembre, por lo que la suspensión temporal de la que gozan los que ya tramitaron dicho documento, les dará unos días más de beneficios VIP, en tanto un tribunal federal decide si pueden seguir por la libre o nel pastel.

El problemón para cualquier estado, en este caso Chihuahua y agravado, como ya se dijo, en el noroeste, es que existen en los hechos no cientos, sino miles de vehículos automotores sin identificar, y sin contar los que realmente constituyen un patrimonio familiar básico y al que pueden acceder muchas familias por el bajo costo y lo lejano que se encuentran los precios de los vehículos nacionales en buenas condiciones, también está la realidad de que bandas de criminales tienen verdaderas flotillas de autos VIP en la categoría de chuecos. Ambos universos gozan de los beneficios de no poder ser molestados al amparo de esta suspensión provicional. Ahí el doble dilema de qué hacer, aunque en los hechos la resolución de los tribunales es lo que menos importa.

******

UN DÍA ANTES de que los militantes del PAN acudan a votar para renovar la dirigencia nacional de ese partido, el que estará en estas tierras chihuahuenses es el aspirante al CEN azulado, Manuelito Gómez Morín, el nieto de la leyenda, quien pretende dar la sorpresa y derrotar a Marko Cortés, gallo que estuvo el lunes en Juárez y en la capital, así que para no quedarse atrás, Gómez Morín, el favorito del gobernador Javier Corral, sostendrá un encuentro con panistas el sábado al mediodía en un conocido salón de eventos de la avenida Cuauhtémoc, cerca, muy cerca, de las oficinas del Comité Directivo Estatal que también habrá de renovarse el domingo.

******

EL QUE YA se despidió de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, de la que formaba parte desde hace rato, es el próximo auditor Superior del Estado, Héctor Acosta Félix, quien oficializó su salida precisamente para alistarse en tomar las riendas de la ASE, en donde todavía despacha Armando Valenzuela, “El Oso” que todavía no supera que no lo reeligieran en el cargo que ocupa desde febrero del 2017, cuando Jesús Esparza, hoy preso en el CERESO de Aquiles Serdán por peculado, fue destituido para imponerlo. Los malosos que le saben a la tenebra de la Auditoría, revelaron que Acosta Félix ya comenzó a adentrarse en lo que sucede al interior del organismo que en las próximas semanas ocupará, a pesar de que en la CNH, donde era un miembro reconocido, su encargo terminaba hasta diciembre del 2019.

******

EL ENROQUE QUE aplicó la PGR en las delegaciones de Chihuahua y Puebla, al intercambiar a sus delegados, trae bastante inconformes a los poblanos, y es que la llegada a esa entidad del sur del país de Julio César Ulises Chávez Ramos, el ya exdelegado “chihuahuense” trae en su currículum la mancha de haber sido más que omiso ante las acusaciones de corrupción en contra del exgobernador César Duarte, y es que Chávez Ramos simplemente estuvo de adorno y ahora que le tocará enfrentar a los huachicolerospoblanos, tiene molestos e incrédulos a la raza de aquel estado.