Carísima “Coneja”-¿Corral a trabajar?-Informe a Juárez-Ecos policíacos

UNO FUE EL error y lo demás las consecuencias, así se puede resumir la batalla que el gobierno federal perdió ante el gobernador Javier Corral, cuestión que detonó el arresto del exsecretario general adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez, y es que fue precisamente su captura la que impulsó el pleito y al mismo tiempo la solución, es decir, la solicitud de extradición contra César Duarte y de paso el depósito de los 900 millones de pesos, ese faltante que desató la guerra entre la federación y el estado, sin embargo, las presiones por “La Coneja” hicieron que el presidente Enrique Peña Nieto doblara las manos y le otorgara la victoria al mandón de Palacio, por lo que la pregunta es ¿tanto sabe Gutiérrez de las entrañas del priismo que su traslado del penal de Aquiles Serdán a uno federal cuesta 900 millones de pesos?

Además, la condición para soltar al priista es que dichos billetes se depositen en esta semana, además de que la Fiscalía General del Estado no soltará el caso, por más que la PGR le haya impuesto multas y hacer pasar por torturador al fiscal César Peniche –las cuales también fueron borradas por el acuerdo “honorable”-, pero mientras se pasan o no la papa caliente, lo cierto es que una de las intenciones del gobierno de Corral en el traslado de Gutiérrez, es precisamente demostrar que el también empresario coahuilense no ha sido víctima de tortura.

Así que como cada bando lo que pretende es jalar agua para su molino, lo mismo ocurrió del lado de la federación, que le permitió a Corral llegar con su caravana a la capital del país sin estorbarles en lo más mínimo y sin darle más auge mediático, entendiendo que su berrinche podría ser una catapulta electorera para el góber y su precandidato a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya, por lo que más que doblegarse, fue una jugada que les permitirá acallar, por lo pronto, las pataletas del gobernador por no extraditar su antecesor, César Duarte, a quien se supone que la PGR deberá tenderle la cazadora lo más pronto posible, antes de que Javier Corral les lance otra caravana.

******

Y CONTINUANDO CON los ecos que dejó la mentada “Caravana por la Dignidad” que encabezó el gobernador Javier Corral, lo que también es un hecho es que amasó una importante cantidad de enemigos políticos, desde las altas esferas del gobierno federal hasta algunos gobernadores de los estados que pisó, como es el caso del mandatario de Jalisco, Aristóteles Sandoval, con quien protagonizó un pleito tuitero digno de “La Rosa de Guadalupe”, pues primero le dice corrupto en su propia casa y luego lo compara con César Duarte, tan es así que el jalisciense con nombre de filósofo griego, tuvo que sacar la tablita para con datos duros, mostrar el abismo económico y de gobernabilidad que separan a los de Jalisco con los de Chihuahua.

******

ASÍ QUE CON la satisfacción del acuerdo logrado con la federación, mañana el gobernador Javier Corral presentará un “reloaded” de su Primer Informe de actividades ante los juarenses, pues según la agenda, se tiene programado el evento por la tarde en el Centro Cultural Paso del Norte, en donde seguramente echarán la casa por la ventana y así completar los 19.8 millones de pesos que se presupuestaron para todo lo que tiene que ver con la pleitesía a sus tremendos logros, además, el mandatario estará ocupado durante toda la semana, ya que buscará organizar lo que él llamó una Asamblea Nacional para un nuevo federalismo tributario.

******

AHORA BIEN, DESDE la perspectiva del gobierno federal, la prioridad era quitarle de las manos a la famosa “Coneja” al gobernador Corral, pero ahora el PRI-Gobierno enfocará sus baterías en presionar un día sí y otro también al mandatario chihuahuense con que se ponga a trabajar en su encargo constitucional.

Y es que lo cierto es la eliminación de la principal bandera política de Javier Corral. Algunos dirán que ya no tiene pretextos para ponerse a devengar el salario de titular del Ejecutivo Estatal, pero esa apuesta es tan primaria como suponer que el panista no tendrá la mínima capacidad en inventarse otro pretexto para continuar con su campaña alterna para lo que se pudiera ofrecer. Y mientras tanto, los problemas aquí de inseguridad y una economía paralizada son el pan de cada día.

******

EN TERRENOS DONDE el pan se encuentra encarecido, nos cuentan los malosos que en esta semana será de vital importancia para tomar definiciones hacia el interior del PRD, para ubicar Municipios y Distritos donde podrán lanzar candidaturas y en dónde de plano harán alianzas de facto, más ya no de derecho.

Con eso del berrinche de salirse de la alianza con Movimiento Ciudadano y el PAN, el partido del Sol Azteca empieza a vislumbrar el altísimo costo que será hacer frente a buscar hasta debajo de las piedras 67 candidatos a Presidentes Municipales, igual de Síndicos, cientos de aspirantes a regidores y 22 diputaciones locales. Esto sin contar suplencias y la complicada equidad de género vertical y transversal. Podría sonar a humor negro, pero en el PRD es una dolorosa realidad: para todo ello quizá ni con la militancia activa alcanzan para armar el cuadro.

El fin de semana que aún no concluye por el asueto oficial, nos cuentan los malosos, se dieron un par de acercamientos con la cúpula perredista, donde las manos extendidas de parte del PAN permanecen ya en un tono de “allá tú si no te acercas”, pero conforme avanza el calendario la complicación se hace mayúscula. Difícil tarea para el PRD que si bien es cierto conservará su registro nacional como partido político, ir solo en la contienda a nivel local no necesariamente le garantiza el umbral del 2 por ciento para colocar un diputado plurinominal en el Congreso del Estado, así como para acceder a las prerrogativas el próximo año. Esta semana será neurálgica, pues nos aseguran que el dirigente estatal perredista, Luis Pavel Aguilar, tendría un as bajo la manga para jugarlo en una última partida con sus homólogos del PAN y Movimiento Ciudadano.

******

DENTRO DE LA polémica que se suscitó al interior de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) en torno a los despidos de cinco policías favorecidos, señalados por subir de rango a causa de palancas y no por méritos propios durante la administración del ex alcalde Javier Garfio, hoy sentenciado por el delito de peculado, los malosos nos contaron que uno de los que salió volando de la corporación es ni más ni menos que un antiguo escolta del exsecretario del Ayuntamiento, Santiago de la Peña, que precisamente elevaron de rango por ser de los que le cuidaba las espaldas al funcionario priista.