* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Besos y amenazas-Bailadora fiscal-Jornada litigiosa-Anaya vapuleado

LOS DADOS ESTÁN lanzados y tras el desangelado debate presidencial de anoche, con todo y los besos, las amenazas de cárcel entre el “vulgar ladrón” y el “cínico mosquita muerta”, solamente falta esperar la recta final de la contienda para que el día de las elecciones las maquinarias electorales de cada partido de cuenta sobre sí confirman el adelantado triunfo que las encuestas ya decantaron para Andrés Manuel López Obrador, o de plano se configura el añorado sueño de las huestes de José Antonio Meade, quienes buscan afanosamente en las próximas 72 horas colocar a su abanderado en el segundo lugar de las preferencias para de ahí saltarlo con una eficiente movilización hacia Los Pinos.

De ese tamaño están las especulaciones.

Anoche los sondeos de opinión fueron tan ambiguos que unos aseguraron que en los debates a veces gana el que no pierde, y ese fue López Obrador, con todo y su exiguo contenido y manejo de los temas, además de ser ahora el blanco de los ataques por su ecuménica cercanía con la maestra Elba Esther Gordillo, quien a cambio de la purificación morenista dotará de la estructura para la defensa del voto “AMLOver”. Es lo menos que podría hacer el magisterio luego de la promesa de eliminar la reforma educativa.

Otras versiones marcaron que el debate se gana debatiendo y por tercera vez consecutiva quien lo hizo fue Ricardo Anaya, que firme insistió en el discurso de cárcel para Enrique Peña Nieto y los corruptos del sistema priísta.

Sin embargo, ayer en el Gran Museo del Mundo Maya el único que llegaba al escenario de los debatientes con calidad de investigado era precisamente el panista Anaya, y así se la soltó el delfín de Los Pinos, Pepe Meade.

No puede pasar desapercibido que Anaya y AMLO se quisieran desligar de Peña Nieto, y con fotografías los dos se acusaran de una complicidad que se rompió o de un pacto para la impunidad; lo cierto es que el presidente sigue siendo la principal ancla de Meade hacia lo más profundo de las encuestas.

Más que desdibujado, el cuarto asistente (nunca debatiente), Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, por más que tildó a todos de mentirosos, optó por los besos y ni así prendió un candil de algún callejón oscuro.

Por cierto, si en el segundo debate apareció una foto del ex gobernador César Duarte compartiendo el pastel con Pepe Meade, en el de anoche el que salió a relucir fue el gobernador actual, Javier Corral, quien dibujó con detalle a Ricardo Anaya como un corrupto que maquinó venderse al mejor postor, incluido Peña Nieto, para llegar a la presidencia de Acción Nacional. Eran los tiempos en que no había la complicidad de hoy y ambos, Corral y Anaya, buscaban la dirigencia nacional del bolillazo que, el primero, juró y perjuró le robó el segundo. Hoy son “very compas”.

Los malosos son los mejores analistas para dilucidar qué nos espera cuando entre políticos se acusan de corrupción… ¿acaso México está condenado a tener siempre un presidente corrupto? Valdría la reflexión para los días de silencio previos al primero de julio.

******

QUIEN DIRÍA QUE el bailongo que se aventó la que decían era la fiscal de Control, Análisis y Evaluación del Estado, Erika Jasso, con el cantante Julión Álvarez hace ya más de una semana, durante uno de los dos conciertos que ofreció en el palenque de la Feria Santa Rita 2018, haría enojar a más de diez, y no sólo a las fans del chiapaneco que quizá morían de envidia, sino a los mandones de Palacio de Gobierno, incluido por supuesto al gobernador Javier Corral, quien no contaba con que una de sus consentidas, le haría el caldo gordo al famoso cantante, al cual acusan en Nayarit de estar vinculado en el robo de decenas de cabeza de ganado junto al exgobernador de ese estado y con el “vulgar ladrón, es decir, Roberto Sandoval y César Duarte.

Los malosos de las alturas nos comentan que el baile que se aventó la exfiscal con Julión, cayó como patada de mula al mandatario estatal, quien a pesar de que ha permitido que el cantante se siga presentando en el palenque, para nada es santo de su devoción debido a sus presuntos nexos con el exgobernador César Duarte, tan es así que ante la ocurrencia de Jasso, podrían estar tambaleando las investigaciones que lleva en contra del comisionado Estatal de Seguridad, Óscar Aparicio Avendaño, así como de los agentes viales involucrados en el choque del famoso McLaren propiedad de Carlos Borruel Macías.

Además, vaya que su ocurrencia le cobró factura de inmediato, pues mientras nos enterábamos del enojo del gobernador, casi al mismo tiempo dábamos cuenta que Georgina González, con experiencia en la Comisión Nacional de Seguridad, será quien supla a Jasso como fiscal de Control, Análisis y Evaluación. No cabe duda que existen corazones vengativos.

******

CONFORME A LA fiebre de las denuncias en pleno proceso electoral y con eso de que los candidatos ya se están acostumbrando a llegar demandados a los debates, al que le podría suceder una situación similar es al aspirante del PRI a la Presidencia Municipal de Chihuahua, Alex Domínguez, el cual se ha enfocado mucho más en la guerra sucia contra su contrincante panista, Maru Campos, que en las propuestas que lo coloquen en el gusto de los chihuahuenses, a sabiendas de que su partido está más que desgastado por las tropelías cometidas en el sexenio pasado, por lo que ya en el war room de la alcaldesa con licencia se delibera si le ponen un alto o no al candidato tricolor, de quien nos dicen los malosos, le guardan una sorpresa que pudiera destaparse durante el debate del domingo.

******

LOS QUE ANDAN más que movidos son los chicos del PAN Estatal, quienes traen la consigna de cobijar a su golpeteado candidato presidencial, Ricardo Anaya, que como ya es de todos conocido, estará en la capital este sábado 16 de junio, es por ello que los malosos nos comentan que desde todos los niveles de la burocracia, los azules andan desatados, desde funcionarios de primer, segundo y tercer nivel, quienes serán los encargados de que el gimnasio Manuel Bernardo Aguirre luz abarrotado y el aspirante sienta el calorcito local, con eso de que las frases escupidas en el 2015 por su entonces enemigo y hoy protector, el gobernador Javier Corral, están siendo utilizadas para pegarle, el mandatario deberá enmendarse y hacer lucir a su compa Anaya.

******

POR CIERTO, Y hablando del gobernador, nos enteramos de una encuesta telefónica que comenzó a realizarse desde la semana pasada, en donde se busca saber cuál es la aceptación del mandón de Palacio, sin embargo, los malosos nos dicen que cuando la respuesta no es favorable y hablan mal del góber, simplemente les cuelgan para no enterarse de la realidad y así seguir engañando a los suyos.