* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Arde Chihuahua-Revolución judicial-Pulpo camionero-Imagen tricolor

EL HORNO NO está para bollos, o mejor dicho el Estado, y al parecer el mandón del Nuevo Amanecer, Javier Corral, decidió meterle todavía más presión a la olla que está a punto de estallar llamada “gobernabilidad”, luego de aferrarse contra viento y marea, a que el magistrado Julio César Jirménez Castro –depuesto por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación- continúe al frente del Poder Judicial en Chihuahua.

La historia vale la pena contarse en partes.

Ayer a eso de las seis de la tarde, los magistrados del Poder Judicial se encerraron en una especie de pleno privado, porque fueron notificados de la resolución de la Corte, en el sentido de que el Congreso se había excedido en la destitución de Gabriel Sepúlveda y que en pocas palabras la designación de Jiménez Castro hace poco más de un año fue un acto ilegal.

Pero el chamaco consentido de Palacio de Gobierno tenía orden directa de sostenerse en el cargo mediante una chicanada judicial, materializada en una elección, hoy, de él mismo.

La línea de Palacio de Gobierno así bajó a cada magistrado, quienes recibieron llamadas y, de frente al propio Jiménez Castro, uno a uno fue aceptando o negando la orden tajante de sostenerlo en el cargo.

Durante más de dos horas los magistrados estuvieron aceptando o negando. La mayoría se reusó y, de los dos magistrados que tenían más posibilidades de ser los nuevos presidentes del Poder Judicial, solamente uno aceptó la decisión ordenada desde el Ejecutivo estatal.

Los malosos nos relatan que el magistrado Pablo Gonzáles decidió soltar su aspiración por la presidencia del TSJ, mientras que Juan Rodríguez Zubiate se mantuvo en su interés de postularse y someterse a una votación del Pleno.

Sin embargo, varios magistrados, principalmente los llamados rebeldes, le demandaron a Jiménez Castro, con documentos en mano, que sus 30 años de servicio habían llegado hace algunos meses y por tanto no podría ser electo Presidente, pues al ser jubilable se violaría una ley local si lo eligen Presidente… otra vez.

Las llamadas telefónicas a Palacio de Gobierno salían y entraban. La presencia de la consejera de la judicatura, Lucha Castro, no se explicaba como operadora y manager del propio Jiménez Castro (situación que incomodaba aún más a los magistrados), mientras que se deslizaban amenazas a varios magistrados que no estaban de acuerdo en violar, en la sesión de hoy, la ley local para votar por Jiménez Castro nuevamente como Presidente del Poder Judicial. Un ejemplo de esas amenazas fue para el magistrado Marco Anchondo, a quien se le hizo ver que un expediente en la Fiscalía estatal en contra de su esposa pudiera tener futuro en caso de no alinearse. A ese nivel estuvo la presión.

Hoy el Poder Judicial del Estado amanece con la presión de parte del gobierno de Javier Corral para elegir nuevamente al depuesto magistrado, lo cual sitúa a la justicia de Chihuahua en la antesala de una nueva controversia constitucional, la cual pudiera poner en jaque toda aquella actuación de una nueva Presidencia espuria… si es que la obsesión puede más que la razón.

******

EN ESTE ESCENARIO, no pocos magistrados decidieron, ya entrada la madrugada, hacer hasta lo imposible porque este día la sesión del Pleno se posponga hasta no conocer la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sobre la otra controversia que se resolverá en torno a Chihuahua, la cual podría terminar con la disolución de la propia Judicatura Estatal, ya que también ahí se habría excedido la intromisión de Javier Corral al proponer y el Congreso aprobar la nominación de Lucha Castro como integrante.

De darse esa decisión en la ciudad de México, pudiera oxigenar la resolución aldeana, y dotar de valor prestado a varios magistrados que anoche se sintieron presionados, amenazados y atemorizados. Así amanece hoy la justicia, con más miedo que garantías. Son los “costos de la democracia”, ironizarán algunos. ¿Será?

******

LOS QUE DEBERÍAN de estar preocupados, o al menos sacados de onda aunque sea un poquito, son aquellos diputados locales que obedecieron al gobernador Javier Corral en noviembre del 2016, cuando le reformaron y aprobaron los ajustes necesarios a la ley y así poder derrocar a Gabriel Sepúlveda del Tribunal Superior de Justicia, pues sin ellos, en honor a la verdad, hubiera sido imposible cumplir el capricho de ir eliminando al duartismo del Poder Judicial y su afán de encumbrar a Julio César Jiménez Castro, y es que si algún estudiado en Derecho se pone vivo, podría darles pesadillas a los 23 legisladores que aquel día levantaron la mano: la totalidad de la bancada del PAN; los tres del PANAL; dos de MORENA, así como el naranja Miguel Vallejo e Israel Fierro del PES.

Así que quienes la librarían serían los eternos opositores al régimen corralista, llámense las cinco diputadas priistas, además de los dos del Verde e igual número del PT, así como Crystal Tovar del PRD, los cuales de plano dijeron no a lo que ya la Corte calificó como una intromisión del Ejecutivo en el Poder Judicial, y que comenzó con la también metida de pata del Legislativo.

******

TAL COMO LE habíamos adelantado en este mismo espacio, los ciudadanos de a pie que utilizan el transporte público en la capital deberían irse preparando, y es que con la reforma a la Ley de Transporte y los detallitos que no han gustado nada a los concesionarios, podría suscitarse un nuevo paro del pulpo camionero, pues aunque ayer la diputada Laura Marín, precisamente la que trae a los mandones del volante en jaque y enojo, afirmó que se logró reanudar el diálogo, lo cierto es que los malosos nos comentan que los concesionarios están a la espera del apoyo de su líder y tlatoani, Doroteo Zapata, el eterno jefe de la CTM, para desatar el caos, sin embargo, es muy probable que se queden esperando, ya que con la campaña electoral de su hija Georgina en marcha, el colmilludo jefe se la va a pensar no una ni dos, sino muchísimas veces. Pero usted prepárese, no vaya a ser y se vayan por la libre.

******

HABLANDO DE GEORGINA Zapata, actual candidata del PRI al Senado de la República en fórmula con el exgobernador José Reyes Baeza, los malosos deslizaron que tras un sesudo análisis en el cuarto de guerra de ambos aspirantes a la Cámara Alta, se decidió que en los espectaculares y publicidad cada quien apareciera por su lado, al menos así se vio en un enorme anuncio colocado en una transitada avenida de la capital, en donde Baeza Terrazas aparece solo y sin su compañera de fórmula, quien también hizo lo propio, y es que tal parece que es la mala fama de Doroteo, el líder de la CTM, lo que arrastró a los publicistas tricolores a separar a cada uno de los contendientes. ¿Crea fama y échate a dormir?

******

YA QUE ANDAMOS con los chicos del PRI, hoy tendrán una visita de lujo y apoyo que viene desde la cúpula del Comité Ejecutivo Nacional, y es que a las 12:30 de la tarde se tiene programada una rueda de prensa con el coordinador de la campaña de senadores tricolor, ni más ni menos que Miguel Ángel Osorio, el exsecretario de Goberna-Chong que pidió licencia al cargo para apuntarse como pluri a la Cámara Alta, pero que mientras se cumplen los tiempos y pasan las elecciones, decidió poner su experiencia electoral a la orden de la familia revolucionaria, así que tanto Reyes Baeza como Georgina Zapata, además de sus suplentes, Tony Meléndez y Mayra Díaz, tendrán un excelente respaldo para que vayan agarrando vuelo.