AMLO en Juárez-Corral, el peleonero-Jaloneos presupuestales-Fantasmas duartistas

TAL COMO PROMETIÓ, más temprano que tarde, el presidente Andrés Manuel López Obrador volverá a la ciudad donde inició su tercera campaña electoral que por fin le otorgó la ansiada banda presidencial, y es que el próximo 5 de enero, como regalo anticipado de Reyes Magos para los chicos de Morena y el alcalde de Juárez, Armando Cabada, el tabasqueño aterrizará en Juaritos para arrancar uno de sus programas más ambiciosos del sexenio: inyectarle 10 mil millones de pesos a las ciudades fronterizas y a sus colonias más marginadas.

Desde ya, y para que no los agarre de sorpresa, el superdelegado Juan Carlos Loera ha iniciado los preparativos de la visita presidencial, la primera de un presidente de la República al estado desde que César Duarte era gobernador y Enrique Peña Nieto estuvo en la frontera en febrero del 2016, por lo que casi tres años después, un mandamás del país pisará territorio chihuahuense.

******

A PESAR DE los desprecios presidenciales desde que asumió las riendas del Estado, el gobernador Javier Corral no aprende. Lo suyo no es la política ni la administración pública, lo de él es la confrontación. Rodeado de empresarios, de los más poderosos del estado, el mandatario volvió a enviarle un mensaje al presidente Andrés Manuel López Obrador, siguiendo la misma tónica que los panistas emprendieron desde el fin de semana por el presupuesto que el gobierno federal envió a la Cámara de Diputados, al que consideran asistencialista y electorero, que si bien puede que lo sea, tampoco el gobernador tiene cara para recriminar al tabasqueño, pues en los dos años que lleva al frente del Gobierno del Estado, Corral no picha, no cacha y no deja batear, ya que aunque tenga razón en que la inversión se debe priorizar, a él se le olvida que la entidad que gobierna se cae a pedazos.

Y es que el góber le dolió que miles de millones de pesos de recursos que envía la federación, ya no serán administrados por él, y de los que sí le toque repartir, éstos serán fiscalizados cada tres meses, a razón de los subejercicios millonarios que se han quedado en la caja del Estado, porque de plano Corral y su gabinete no le entienden a la administración gubernamental o de plano no quieren ponerse a trabajar en proyectos para aplicarlos. Lo que sí sabe, y muy bien, es lanzar dardos envenenados contra sus adversarios políticos, en este caso ni más ni menos que el mismísimo presidente de la República, con el que apenas hace semana y media se tomaba la selfie sonriente debido al dinero que le prometió para cerrar el año.

******

PERO, FIEL A su estilo, el gobernador Corral estará en las próximas horas en la Ciudad de México, buscando no encontrarse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, sino con diputados federales del PAN y Movimiento Ciudadano, para buscar el no voto favorable del Presupuesto federal para el próximo año.

Nos cuentan que la nueva intifada del mandatario, además de incluir un roadshow por medios nacionales, estaría en la posibilidad de hacerse acompañar del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, en quien Corral Jurado ha encontrado un receptor afín a sus estrategias nacionales. Y, aunque no está confirmado del todo la sumatoria a pegar de gritos en el centro del País, el mandatario chihuahuense también cuenta con el apoyo de sus homólogos azules de Aguascalientes, Martín Orozco y de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca.

La gira inicia en pocas horas, pero ni aún convencionedo a todos los diputados azules y naranjas, el presupuesto federal pudiera encontrar un no de aprobación en San Lázaro. La duda ahora para los malosos analistas es si esta acción no repercutirá en un trato peor para Chihuahua que el que ya venimos recibiendo de la Federación. Es pregunta peleonera que espera turno para “tirar guante”.

******

SI OTRA COSA no sucede y los jaloneos no se intensifican, sería a finales de esta semana cuando se apruebe el Presupuesto del Gobierno del Estado en el Congreso local, pues se sabe que unos 48 mil millones de pesos apartó la Federación para Chihuahua, mientras que 27 mil más son por contribuciones locales, por lo que los próximos días serán cruciales tanto para diputados federales y locales, los primeros gestionando allá en San Lázaro para cerrar cantidades, y los segundos para lograr los votos necesarios que le den luz verde al paquete presupuestal, a sabiendas de que la semana entrante ya es Navidad y buscan pasarla lejos de la Torre Legislativa.

Por cierto, los malosos también nos confirmaron que será el jueves cuando el Cabildo capitalino también someta a votación el Presupuesto del municipio de Chihuahua, el cual será de poco más de 3 mil millones de pesos y ese sí viene planchado por todas las fuerzas políticas, luego de las constantes reuniones entre la alcaldesa Maru Campos y sus directores.

******

YA QUE MENCIONAMOS a la alcaldesa de la capital del estado, Maru Campos Galván, se puede decir que la presidenta municipal está sabiendo abrirse camino en todos los rincones de la entidad de cara al 2021, pues ayer, Óscar González Luna fue designado como subsecretario del Ayuntamiento, sin duda un hombre de amplia experiencia que fungió como alcalde de Parral del 2007 al 2010, lo que le permite a la alcaldesa tener a un alfil de todas sus confianzas y conocedor de la región sur del estado, y es que en el norte, en Ciudad Juárez, la gente que apoya a Maru se quedó con la dirigencia del PAN Municipal de la mano de Joob Quintín Flores, así que comienzan a cubrirse las principales regiones con la mira puesta en el futuro.

******

PARA NO DEJAR gota en el tintero, apenas el fin de semana se conocía que un tribunal federal en Toluca, Estado de México, dejaba sin efecto una de las órdenes de aprehensión en contra del exgobernador fugitivo, César Duarte; ayer personal de la Fiscalía estatal sitiaba la casa asegurada al Ballezano en la Ciudad de Parral, al parecer porque se reportaron movimientos de personas en su interior.

Todo quedó en un aparatoso operativo policiaco, pues la vivienda de Duarte sigue con los sellos de “aseguramiento” puestos por la Fiscalía que dirige César Peniche, y tras la falsa alarma se despejó la zona. En verdad sería de risa que Duarte se les colara por las azoteas para entrar a buscar algún “recuerdito” navideño olvidado cuando salió corriendo hasta con el vitrolero al vecino estado de Texas en la Unión Americana.

Mientras son peras o manzanas, el ex gobernador ya libró el ser detenido por el delito que lo involucraría en dar carretadas de millones de pesos en efectivo a diputados locales para que le avalaran en el Legislstivo una de tantas endeudadas que le puso al Estado. Curioso “deja vu” eso de las endeudadas estatales con lo que hoy se vive en Chihuahua, aunque se debe de reconocer que las carruchas de billetes no se han manifestado aún en los legisladores locales como antaño, pero de que las reestructuraciones siguen a la orden del día, de eso no cabe la menor duda.