* PRECIO VARIABLE SEGÚN ESTACION

Acicate tabasqueño-Cena VIP-Juárez blindado-Plazo para Fiscal Anticorrupción

LAS IMÁGENES NO mienten; y es que cuando el gobernador Javier Corral recibió en el aeropuerto de Ciudad Juárez al próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tuvo que conformarse con ser el segundo en la foto. El malestar de no figurar es notorio.

Pareciera una clase de paciencia, tolerancia y humildad, porque como cereza del pastel, el propio Andrés Manuel dejó en espera al mandatario chihuahuense unos 20 minutos en la terminal aérea, en tanto atendía a los medios de comunicación, a esos que ya no tenían reflectores para el local, sino para la visita.

Los que estuvieron cerca narraron que el jefe del Nuevo Amanecer más apretaba la quijada y cuando finalmente estrechó la mano del oriundo de Macuspana, le pidió para este martes “unos cinco minutos en el traslado”, con la finalidad de platicar temas propios de la agenda amanecida. La respuesta no pudo ser más que otro acicate de parte del tabasqueño: “no podría ser mejor uno”. Sin risas de por medio, ese fue el recibimiento de dos personajes que en definitiva no se toleran. Uno pide poco y el otro le quiere dar menos. Es la historia que se empieza a escribir donde la víctima principal de ese distanciamiento podría ser Chihuahua, más allá del orgullo pisoteado de un político local.

******

PERO NO SOLAMENTE ese revés tendrá el gobierno de Javier Corral ante la visita de Andrés Manuel López Obrador a ciudad Juárez, sino que el reporte privado que el propio Alfonso Durazo le entregará al peje es nada halagador para los intereses del Nuevo Amanecer, sobre todo después de la cena privada que el próximo Secretario de Seguridad Pública Nacional sostuvo la noche del lunes en una de las residencias de un empresario de la frontera, donde se dieron cita algunos representantes de la comunidad peluche de Juárez… los dueños del pueblo, pues, que fueron a quejarse del diario acontecer en su comunidad que a últimas fechas solamente es sangre y desolación en las calles donde antes la constante era un clima de tranquilidad para generar negocio.

En esa cena privada de la cual nos dieron cuenta los malosos Morenos que a la misma acudieron,, Alfonso Durazo recibió una principal petición: que intervenga lo antes posible el próximo gobierno federal en Chihuahua o que de ser posible le pidan al gobernador local que se ponga a trabajar en eso que se llama gobernar el estado, el cual permanece sin riendas porque al Nuevo Amanecer solamente se le ha ido la vida persiguiendo a los fantasmas del pasado.

También en la cena de peluche el empresariado juarense se dijo dispuesto a cerrar filas con el futuro presidente de México, a quien le ofertaron las chequeras y lo que fuese necesario para crear la Universidad del Policía, donde de una vez por todas se materialice una verdadera y eficiente capacitación y profesionalización de los cuerpos policiacos de la frontera.

Hoy se sabrán más detalles.

******

POR MÁS QUE al virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, no le agradan los cercos de seguridad extrema que rodean a la clase gobernante, quiera o no quiera, la vigilancia que por la mañana se vivirá en Ciudad Juárez con motivo de su visita, será extrema, y es que la imparable violencia y el incremento de los homicidios dolosos por la disputa entre cárteles por la compra venta de droga, especialmente de “cristal”, trae en vilo a la fronteriza ciudad y en especial al gobernador Javier Corral, cuya Comisión Estatal de Seguridad será la responsable de los operativos para proteger la integridad del próximo jede del Ejecutivo federal.

Tal como le habíamos adelantado, la agenda del tabasqueño iniciará temprano en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez con el arranque de los foros de pacificación, en donde se contemplan que ahí coincidan López Obrador y Corral Jurado, quien tendrá una oportunidad de oro para quedar bien con el futuro presidente de México, sólo se espera que por el bien de él mismo y de todos los chihuahuenses, no le gane la soberbia y logre hacer las paces con AMLO, pues se dice que tanto fue el cántaro al agua en la campaña electoral, que el Peje terminó por no tragar al mandón de Palacio.

******

YA QUE ANDAMOS con la seguridad y también en Ciudad Juárez, los malosos nos comentan que el centenar de policías estatales que se trasladaron a la frontera el sábado pasado, a raíz de la masacre en la colonia Praderas de Los Oasis y que cobró la vida de 11 personas y dos más de manera indirecta, andan más que incómodos con las condiciones laborales que han tenido que sortear en apenas tres días de patrullar las calles de Juárez, pues en donde fueron albergados y en algunos casos, no cuentan ni con los servicios básicos, por lo que aunado al peligro constante de vigilar las calles fronterizas, ahora resulta que la incomodidad es tal porque de plano habitan en bodegas.

Así que mientras la Comisión Estatal de Seguridad envía a sus agentes a Ciudad Juárez y ya iniciaron las primeras quejas, lo cierto es que quienes detuvieron a los responsables de la masacre del viernes pasado, fueron policías municipales que últimamente andan poniéndoles el ejemplo a los elementos de la Fiscalía General del Estado en eso de llevar a cabo procesos de investigación, y es que son ellos los que atrapan a los sicarios, aunque después el MP falle en la presentación de pruebas y tengan que dejarlos libres. Todo un círculo vicioso.

******

SERÁ EL PRÓXIMO 27 de agosto, pase lo que pase, cuando concluya el proceso de selección del futuro fiscal anticorrupción, cuyo nombre será entregado al Congreso del Estado para que los diputados lo aprueben, eso sí, con la venia del gobernador Javier Corral y a unos cuantos días de que concluya la actual Legislatura, y es que a partir del 20 de agosto hasta el 22, los 21 aspirantes deberán someterse a las entrevistas y de ahí rezar para pasar el cedazo, aunque en realidad éste pasará primero por Palacio de Gobierno.

******

LOS QUE EN esas mismas fechas andarán en la Ciudad de México en un curso legislativo impuesto por su partido, Morena, son los senadores electos que resultaron vencedores en Chihuahua tras la elección del pasado 1 de julio, Bertha Caraveo y Cruz Pérez Cuéllar, quienes fueron llamados por el que será su próximo coordinador de bancada, Ricardo Monreal, y es será el 29 de agosto cuando los nuevos integrantes de la Cámara Alta tomen protesta y por tanto, una semana antes serán capacitados y se les otorgará un panorama general de lo que serán los próximos seis años.