Lorena Ochoa ingresa al Salón de la Fama

Lorena Ochoa hoy vuelve a marcar un parteaguas en la historia del deporte de nuestro país. La golfista tapatía, exnúmero uno del mundo, se convertirá en la primera mexicana en ingresar a un Salón de la Fama Internacional.

El talento de Ochoa fue evidente desde sus primeras salidas al campo del Country Club Guadalajara. Y desde el comienzo despejó dudas de que lograría grandes éxitos cuando a los 12 años impuso su primer récord al convertirse en la primera en ganar en cinco ocasiones consecutivas el Junior World Championship en cualquier rama. Recibió más de seis invitaciones para estudiar en Estados Unidos con una beca para jugar golf, fue dos veces (2001, 2002) campeona de la NCAA y, motivada por los buenos resultados, decidió emprender el profesionalismo después de solo dos años de estudios. En el Futures Tour tampoco tuvo problemas. Disputó 10 torneos y ganó tres, obteniendo el pase directo a la LPGA.

Sueñas con ser jugadora de la LPGA y cuando las cosas empiezan a dirigirse en la dirección correcta, lo ves lejano, pero te preguntas si tal vez, algún día, tu nombre estará ahí: en el Salón de la Fama”, reflexionó Lorena en entrevista con Excélsior.
Récord tras récord, así fue su paso compitiendo por conseguir el sueño que desde los 11 años tenía claro “ser la mejor”.

Cinco temporadas fueron suficientes para que escalara al número uno de la clasificación de la LPGA, desplazando a quien a lo largo de tantos años vio hacia arriba. “Annika estaba de número uno, mi meta era alcanzarla, cuando la pasé fue increíble, porque siempre la admiré”.

Tres años después, con dos majors, 27 títulos profesionales y como la mejor del mundo, decidió poner fin a su carrera, quedando a dos temporadas del mínimo de 10 años impuesto para ser considerado en el Salón de la Fama.

En octubre, cuando se anunció que ingresaría en el Salón de la Fama, el mundo del golf quedó sorprendido, pero también complacido. Considerando que la vida profesional de un golfista tiene una duración de 20 años en promedio, lo conseguido por Lorena en sus escasas siete temporadas en la LPGA es digno de ser recordado.

Lo más importante para mí fue compartir todo con mi familia. Ahora vuelvo a vivir algo especial con la familia, pero ahora como madre. Es muy bonito, aunque mis hijos todavía no entienden nada, saben lo que es el golf y que gané trofeos”, mencionó entre risas.
Hoy, a las 18:00, en una ceremonia en el Cipriani de Nueva York, será entronizada junto con históricos como Ian Woosnam y Davis Love III, así como Henry Longhurst y Meg Mallon. Será la mujer número 37 en recibir este honor y la primera latinoamericana.

Exitosa Trayectoria

15 de noviembre de 1981. Lorena Ochoa nace en Guadalajara.

1992. La tapatía comienza a entrenar con Rafael Alarcón, quien la impulsará a lo largo de su trayectoria.

1990-1994. Impone récord de cinco títulos consecutivos en el Junior World Championship.

1998. Se gradúa del centro escolar Torreblanca.

1999. Es semifinalista del US Women´s Amateur, el certamen más importante de su categoría.

2000-2001. Debuta con la Universidad de Arizona, donde recibe una beca deportiva para representarlos en golf.

2001. Es reconocida con el Premio Nacional del Deporte por parte del presidente Vicente Fox.

2001-2002. Es la jugadora del año de la NCAA y finalista del Campeonato de la NCAA.

2002. Deja la universidad en su segundo año para enrolarse el resto del año en el Futures Tour (ahora Symetra); ganó tres títulos, de 10 torneos que jugó, y consiguió su tarjeta LPGA.

2003. Es la Novata del Año en la LPGA con ocho top 10 y dos segundos lugares.

2004. Se convierte en la primera mexicana en ganar un torneo en la LPGA.

2006. En su primera ronda del Kraft Nabisco tiró 62, marcando récord de ronda en un major en ambas ramas.

2007. Desplaza a Annika Sorenstam como número uno del mundo. Gana su primer major: el British Open en St. Andrews.

2008. Gana su segundo major, el Kraft Nabisco Championship.

2010. En la cima de la LPGA anuncia su retiro como jugadora profesional.

Fuente: Excélsior