Regular
$19.09
Premium
$20.36
Diesel
$20.90
*Precio variable según estación

La emotiva despedida de un perro a su dueño, al lado de su ataúd

“‘Chief’ se despidió de su mejor amigo”, fue el mensaje con el que una funeraria de Huntersville, en Carolina del Norte, en Estados Unidos, publicó una enternecedora imagen de un perro despidiendo a su dueño: Bill Schiller de 76 años el pasado 11 de abril.

El hombre, diagnosticado con demencia desde 2017, falleció el 8 de abril de este año, pero fue en la capilla de la funeraria cuando Nina Holcombe (nieta de Anne Marie Sibthorp, novia de Bill), fotografió el emotivo momento en que Chief se despidió de su gran amigo.

La imagen se volvió viral después de que la funeraria James Funeral Home la publicó en su Facebook y la gente expresó su pesar por el dolor de la pérdida del can.

Anne Marie Sibthorp, la novia de Bill Schiller relató a WCNC que ella llevó a Chief a la casa funeraria para que se despidiera de su amo, con el que tuvo una conexión desde que se conocieron.

“Hay una cierta química entre una persona y un perro cuando son realmente especiales… se unieron; pertenecían juntos”, declaró al medio.

Agregó que el momento, que quedó inmortalizado en la fotografía, se quedará en su memoria por la forma emotiva y lleno de amor que demostró el can café.

“Nunca olvidaré. Estiró su cuello lo más que pudo, y le dio a Bill solo una pequeña y rápida lamida en su oreja, y por supuesto, Bill no se movió. Y el Jefe apoyó la cabeza junto a la cabeza, y se quedó allí por el tiempo más largo”,relató Sibthorp.

Y explicó sus razones para propiciar este último encuentro: “él tiene que decir adiós a su papá. Y eso fue importante. Significó mucho para Chief poder hacer eso. Él sabe ahora que papá está bien, y está atrapado conmigo”.

Al respecto, Sam James, director de James Funeral Home, mencionó que en sus salas permite que las mascotas se despidan de sus dueños, porque esto les ayuda a asimilar las pérdidas como a los humanos.

Cuando Bill fue admitido en un asilo para ancianos, Chief lo acompañó e incluso reconfortó a otros pacientes. Foto: Especial

“(Las mascotas) lloran cuando pierden a alguien que aman, y creo que les ayuda a conectar los puntos de la misma manera que a nosotros”, señaló.

Anne Marie adoptó a al peludo en 2014 y desde entonces lo entrenó para que pudiera vivir con ella; pero en 2017, cuando Bill se mudó con ellos tras ser diagnosticado con demencia lo educó para convertirse en un perro de terapia para que lo acompañara a todas partes, lo que hizo que Bill y el can se unieran demasiado.

“Chief tiene algo incorporado que no entrené. Él tiene una sensibilidad sobre las personas. Él sabe cuando alguien está enfermo. Sabe cuando alguien es más débil que él”, comentó la mujer.

Cuando Bill fue admitido en un asilo para ancianos, Chief lo acompañó e incluso reconfortó a otros pacientes.


Bill Schiller de 76 años. Foto: Especial

“(La mujer) tomó sus dos manos, y solo le pasó un poco por la cabeza y comenzó a sonreír… solo su gran cabeza lanuda hizo feliz a alguien. Eso es lo que él hace mejor”, recordó.

En una ocasión, dijo Sibthorp sobre la reacción de Bill cuando ingresó al hospital: “tomé la mano de Bill, la puse sobre la cabeza de Chief y Bill sonrió. Y él solo lo acarició”.

Anne Marie Sibthorp permitirá que el perro continué con sus labores de terapia, así que seguirá acompañando a otros enfermos hasta que se lo permitan.

“Hay algo en acariciar a un perro que nos hace relajarnos y darnos cuenta de que la vida es buena. Siempre digo que Chief no es el perro que quería, pero es el perro que Dios quería que tuviera, y realmente ha demostrado ser eso”, finalizó.

A touching moment in our chapel yesterday when “Chief” said goodbye to his best friend.

Posted by James Funeral Home on Friday, April 12, 2019

Fuente: Vanguardia